En fotos: así es por dentro el santuario de Elvis Presley que podría ser rematado esta semana

Elvis Presley fue un músico que alcanzó la fama mundial. Sus canciones y su voz marcaron generaciones. Esta semana, su “santuario”, el destino al que acuden los fanáticos para recordarlo, sería subastado. Se trata de la mansión que compró el músico en 1957 y en la que vivió hasta su muerte, en 1977. La propiedad se ubica en Memphis, en Tennessee y lleva el nombre de Graceland, en honor a la hija del arquitecto que la diseñó.

La primera característica distintiva de la casa es una reja con figuras de notas musicales y una silueta del propio cantante. En el interior, cada uno de los espacios está perfectamente decorado. Al entrar a la mansión se llega a un enorme living con cómodos sillones blancos. Luego, detrás de dos puertas de vitreaux con dibujos de pavos reales, está el reconocido piano de cola con el que Elvis regalaba canciones a las visitas.

La sala de estar de Graceland, decorada con cortinas doradas y motivos de pavo realgraceland.com

La sala de juegos está decorada con una lámpara de luz cálida, hecha con vidrios de distintos colores y tiene una mesa de billar con la que el artista se divertía con sus amigos. Según cuentan sus biógrafos, este era su espacio favorito, en el que se relajaba y que también utilizaba para buscar algo de inspiración. Pero, a su vez, era el más odiado por su esposa, Priscilla, ya que, por momentos, era el sitio más ruidoso de la casa.

Así es la mesa de pool que tenía Elvis PresleyGraceland

Una mención especial merece la “Sala Selva”, sin dudas, una de las que más impacta a los fanáticos que visitan la mansión, que ahora es un museo. Sus muros son de piedra natural, tiene una cascada incorporada y está decorada con abundantes plantas. Esta sala se convirtió en el estudio de grabación del cantante y donde produjo buena parte de Moody Blues, su último disco.

El tour guiado por la mansión exhibe también la colección de autos, discos e instrumentos del artista. Sin embargo, es importante saber que tiene una zona que está prohibida para los visitantes: la parte de arriba de la casa. Allí estaban la habitación, el baño y el despacho de Elvis, uno de los lugares donde más tiempo pasaba. Tras su muerte, pasó a ser la habitación de su única hija, Lisa Marie. Y, cada tanto, visitaba Graceland y se quedaba en este sector.

Así es la Sala Selva de la mansión de Elvisgraceland.com

Los detalles compartidos por NBC News aseguran que el caso se remonta a 2018, cuando la hija del artista, Lisa Marie, habría firmado un préstamo de 3,8 millones de dólares por parte de Naussany Investments and Private Lending LLC en Missouri. El conflicto comienza cuando esta empresa afirmó que la heredera utilizó Graceland como garantía y que nunca devolvió el dinero. Actualmente, la nieta de Elvis e hija de Marie, Riley Keough, lucha para detener el remate de la propiedad que fue aprobado por el tribunal.

Keough presenta otra versión totalmente distinta frente a la Justicia. Ella asegura que la mansión de Tennessee no debería ser remata, ya que su madre nunca firmó nada, ni pidió dinero prestado. Por su parte, la entidad que administra Graceland, aseguró: “Elvis Presley Enterprises puede confirmar que estas afirmaciones son fraudulentas”, y agregó: “La contrademanda que se ha presentado es para detener el fraude”. Los próximos días, la Justicia deberá fallar y se sabrá el destino de esta propiedad que forma parte de la historia de la música.

LA NACION

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El Municipio de Ciudad recibió un reconocimiento ambiental

Recientemente, se realizó un acto conmemorativo del Día...

El gobierno le restituyo el nombre al Lago Roca

“En un paso más hacia la recuperación...

Debate de la Ley Bases de Milei en el Senado, en vivo

En pleno debate parlamentario, la senadora Anabela Fernández Sagasti,...