Los 36 años de Ángel Di María: la historia del homenaje oculto que le rindió a Diego Maradona en su gol cumbre

Fideo, tantas veces criticado, fue bancado desde siempre por una de las máximas estrellas del fútbol argentino. Y fue él en quien pensó y le agradeció en pleno festejo de su obra más importante.

Éste es el preciso instante en el que Ángel Di María, que cumple 36 años, mira al cielo y se acuerda de quien fuera su defensor número 1. FOTO: AFP

El preciso instante en el que Ángel Di María, que cumple 36 años, mira al cielo y se acuerda de quien fuera su defensor número 1. (FOTO: AFP)

El corazoncito que Ángel Di María siempre dibuja uniendo sus manos cuando mete un gol, no tiene que ver con el Día de los Enamorados, el 14 de febrero, que además es el día en que nació hace 36 años. Ese festejo está dedicado a su familia: su esposa Jorgelina y sus hijas, Mía y Pía.

Leé también: El posteo de Ángel Di María que ilusiona: ¿estará en los Juegos Olímpicos de París 2024?

Sin embargo, cuando el 18 de diciembre de 2022 definió sobre la salida del arquero francés Lloris, el goleador no se olvidó de su defensor número 1. Hizo el corazoncito en referencia a su familia, pero también homenajeó en la cumbre de Qatar a una persona tan importante para él como, en definitiva, para cualquier otro argentino futbolero: Diego Armando Maradona.

Y lo hizo en forma verbal y casi como un acto reflejo: “Gracias Diego”, se pudo leer en los labios de Fideo, quien se lo confirmó a Dalma Maradona en la serie “La hija de Dios” y, además de confesarle que fue algo que no tenía pensado y le salió en el momento, le explicó el porqué de ese agradecimiento.

Video Placeholder

En el festejo, Ángel Di María mira al cielo y dice con claridad: «Gracias Diego». Luego contó que ni se había dado cuenta que lo dijo.

“En la Copa América lo tuve presente y le pedí antes de la final, cuando le hice el gol a Brasil, que me ayudara. Jugué tantas finales, me lesioné tantas veces, yo creo que me ayudó en ese momento. En la Finalissima también le pedí antes de salir a la cancha. Y en la final (del Mundial) hice el gol y fue el instinto”, contó Di María.

Los 36 años de Ángel Di María: goleador en las finales y uno de los favoritos de Maradona

Di María nació en la ciudad santafesina de Rosario e hizo las divisiones inferiores en Rosario Central, club en el que debutó en Primera División en 2005. Tenía apenas 17 y una condición física de apariencia débil, considerando lo delgado que era. Sin embargo, el veterano entrenador Ángel Tulio Zof sabía que a ese pibito podía faltarle contextura física pero le sobraba talento.

A partir de 2007 se incorporó al Benfica de Portugal, donde inició su impresionante carrera en el fútbol europeo que incluyó jugar en el Real Madrid, Manchester United, Paris Saint Germain, Juventus y desde hace menos de un año nuevamente en el Benfica. Y en el medio la Selección, la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 (con un golazo en la final) pero también las críticas que lo acorralaban cada vez que se ponía la camiseta argentina.

Angel Di Maria celebra su golazo en la final del Mundial contra Francia. REUTERS/Dylan Martinez

Angel Di Maria celebra su golazo en la final del Mundial contra Francia. REUTERS/Dylan MartinezPor: REUTERS

Y ahí surgió su ángel de la guarda, el que desde otro plano le dio una mano (la mano de Dios), pero que cuando estaba en la Tierra y lo dirigía en la Selección antes del Mundial 2010, lo defendió bien a su estilo. Al estilo Maradona:

“A Di María me lo resistían. Todos querían que pusiera a otro jugador en ese puesto. Yo le dije al pibe: ‘Yo muero con vos’”, contó Diego en una entrevista televisiva antes de la Copa del Mundo de Sudáfrica.

Y profundizó su idea sobre Fideo: “¡Yo lo veía! Pasaba la línea de la pelota con una facilidad bárbara y te encaraba acá -decía Maradona, señalándose la frente-. Cuando encara de punta, como dicen los italianos, te hace destrozos. ¿Por qué? Porque tiene enganche para adentro, tiene enganche para afuera y tiene gol. Y tiene un remate bárbaro y tira unos centros bárbaros. Y es guapo”.

Video Placeholder

Diego Maradona, defendiendo a Di María antes del Mundial 2010.

Expresivo como pocos, Maradona seguía gesticulando y bancando a Di María. “Es así -dijo, mostrando el dedo meñique-, lo marcan los marcadores de punta portugueses, que son todos así (hace el gesto de “grandotes”). Y le pegan y él los vuelve a encarar. Y no tiene ningún problema”.

Leé también: Ángel Di María le hizo una advertencia a Alejandro Garnacho sobre sus festejos de gol “a lo Cristiano Ronaldo”

Aquel Mundial no terminó bien para Diego, ni para Di María ni para la Selección, que fue eliminada por Alemania en cuartos de final con una goleada (4-0). Pero la defensa estaba hecha y la sostuvo por siempre, más allá de que las críticas aumentaron luego de las tres finales perdidas (Brasil 2014 y las Copas América 2015 y 2016).

Hasta que la Copa América ganada en el Maracaná en 2021 deshizo el maleficio. Y después la Finalissima y finalmente la gloria máxima en Qatar 2022. “Me hubiese encantado que esté ahí, por lo que él representa para el país, para el mundo, para la camiseta de la Selección. Y con las ganas que tenía de que Argentina vuelva a salir campeón seguramente ayudó desde ahí arriba”, le dijo Fideo a Dalma Maradona.

Hoy, con el anuncio firme de que dejará la Selección Argentina luego de la Copa América de este año en Estados Unidos, le queda picando algo que todavía no termina de confirmar: cerrar el círculo de su carrera volviendo a Rosario Central.

Leé también: Un joven futbolista argentino está dispuesto a dejar Europa para jugar con Ángel Di María en Rosario Central

Y ahí también recibió la banca fuerte de otro referente medular del fútbol argentino y, además, puntualmente del club rosarino: César Luis Menotti. “Di María es un jugador que merece el mismo reconocimiento que los grandes futbolistas. Yo lo pongo a la altura de Kempes, de Maradona, de Messi. Es un jugador que representó al fútbol argentino en todos los lugares donde actuó. Donde vayas y jugó Di María, los que entienden de fútbol, lo respetan de una manera increíble”.

Y pidió por un regreso a lo grande al fútbol argentino: “Todo los que lo conocen lo quieren mucho -dijo el DT campeón del mundo en 1978-. Es tan ejemplo como el mejor jugador de la historia que vos quieras elegir… Y si vuelve a Rosario Central, que me guarde una platea, porque voy a estar ahí. Ese día revienta el estadio”.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

La Fragata Sarmiento y su último viaje de instrucción

La fragata “Sarmiento” prestó servicios como buque-escuela...

Una calle de Ciudad cambia a doble sentido de marcha

La Ciudad de Mendoza informó que el tramo de la calle...

La increíble anécdota que contó Mauro en Gran Hermano que dejó a sus compañeros sin palabras

Durante un distendido momento en el patio...