10 ideas para que armes un espacio de trabajo inspirador en casa

Comodidad, buena iluminación, conectividad y silencio son las premisas fundamentales. Algunos de los dueños de los espacios que vamos a ver también lograron algo muy deseado: tener su propia oficina en casa, (algunas, hasta con entrada independiente). En cualquier caso, les prestamos atención a la cuota de inspiración y personalidad que incorporaron.

Medidas elementales

En lo que era un cuarto de servicio se armó este escritorio con cerramiento de vidrio repartido que da al living. Las puertas del mueble son de MDF ranurado.Daniel Karp

Los dueños de una amplia casa en el pasaje Bollini vacilaron entre reformar o mudarse cuando sus hijas se fueron. Pero tanto era el apego a ese hogar de años que decidieron actualizarla, lo que incluyó acondicionar esos cuartos vacíos como lugares de trabajo.

Piso de pino tea original, lijado y plastificado.Maia Croizet

Este lugar corresponde al lugar reformado para la dueña de casa, que es artista. La nueva biblioteca diseñada por las arquitectas Victoria Cornudet y Carolina Cibils, a cargo de la reforma integral, tiene módulos para los materiales que utiliza cotidianamente, además de todo lo que la inspira.

La altura del escritorio con tapa de melamina se compatibilizó con los estantes. Lámpara (Huup). Maia Croizet

El famoso cuartito de los PH

Mariana Badino –una de las creadoras de la marca de decoración Bonhomía Haus– buscaba un PH para su primera vivienda, ya que estaba acostumbrada a esa tipología por la casa familiar en Luján. También, porque le permitiría incluir una oficina en el ambiente que suelen tener camino a la terraza.

Se llega a la oficina sin tener que pasar por el sector privado. A la der., vista desde la nueva construcción en la terraza, que comunicaron con el showroom.Javier Picerno

Este espacio de trabajo es estético por la naturaleza de Mariana y la de su emprendimiento, ya que funciona como showroom. La estantería de hierro aprovecha la altura, pintada de blanco se hace liviana y destaca lo expuesto, y su forma de T le pone coto a la mesa y separa del sofá, donde los clientes y proveedores se pueden sentar a conversar.

Silla ‘Denmark’ y todos los objetos exhibidos en el mueble (Bonhomía Haus). Modular de hierro (MF Herrería). Javier Picerno

El dueño de casa quería un taller donde arreglar y trabajar en su moto y su camioneta”, dice la arquitecta Silvia Soqueff respecto de este espacio que tiene entrada independiente desde la fachada. Le pusieron piso de chapa semilla de melón para darle una estética industrial y no lamentar las manchas propias de su función, iluminación con caños a la vista y, lo mejor de todo, una puerta pivotante que esconde toda una sorpresa.

La puerta pivotante toma el ancho del taller. Noten la ruedita que la mueve.Santiago Ciuffo

¿Qué hay del otro lado? ¡La vida misma! El enorme cuadro de Eugenio Cuttica que pusieron del lado del sector social disimula aún más la pared-puerta que esconde el taller. “Cuando necesitamos ampliar el espacio o en los días más frescos, se empuja y se integra a la cocina”.

Cuando se abre la puerta corrediza se revela el taller, por lo que los cuadros son una presencia bienvenida para asimilarlo al resto.Santiago Ciuffo

Tres refugios verdes

Misma estructura, con interiores, revestimientos y prestaciones actualizadas. A pedido del dueño de casa, el estudio Melazza, a cargo del interiorismo de esta casa en Benavídez, diseñó un escritorio de medidas generosas.

Alfombra (Caucus Lab).Pompi Gutnisky

La vista verde es un plus obvio. Si no la hubiera, las plantas siempre son buenas compañeras de un espacio de trabajo.

Alfombra, maceta de terrazo y obra en découpage con dorado a la hoja de Sixta, la firma de deco del dueño de casa, Sebastián Cuadrado Andreau.Daniel Karp

Como el departamento no tenía balcón, hicimos un jardín interno limitado por tres biombos pivotantes en el lateral”, dicen sobre el espacio bajo estas líneas el arquitecto Martín Drlje Kordich, al frente del estudio M1, y su socia en este proyecto, la arquitecta Sara Plazibat. “Cuando están abiertos, amplían el living y comparten su verde con él; cerrados, crean un ambiente de trabajo reconfortante, con vista y lleno de plantas. Después de todo, la mayoría pasamos el día en la oficina”, sonríen.

Puertas pivotantes con varillas de kiri teñido de negro. Escritorio de petiribí y silla (Bull Buenos Aires).Javier Picerno

“Este departamento fue pensado para una pareja joven e independiente y les ofrece exactamente lo que buscaban: disfrutar de una vida social activa y trabajar cómodamente de forma remota”.

Una malla de hierro sostiene macetas varias y enmarca la obra ‘Sugus’, de Lorena Ventimiglia (Diderot. art).Javier Picerno

“El objetivo de la reforma fue crear una caja abierta y elevarse a partir del entrepiso existente para sumar nuevos ambientes”, dice la arquitecta Paula Araujo Varas, dueña de casa y autora de una reforma muy personal que sería la mejor carta de presentación de AAV, su estudio.

El escritorio es un tablero de dibujo técnico Schmitten que Paula compró cuando estaba en la facultad. Silla ‘Eames’ ergonómica.Daniel Karp

El entrepiso, que puede cerrarse o dividirse, es un ejemplo de los programas simultáneos que admite la casa de Paula y Juan.

Banco de trabajo (Righ-Metal) bien equipado que usan muchísimo, omprado al dueño de un taller mecánico. Piso de granito (Thin Compact). Daniel Karp

En medio del espacio social

“Quería una mesa de trabajo masculina, y diseñé este modelo en madera maciza. Sobre el final, decidí laquear la tapa para alivianar el espacio: era demasiado mastodóntica”, nos explicaba el diseñador francés Lionel Peralta, a poco tiempo de haberse instalado en los lofts de la calle Darwin, en la ex fábrica textil Dell’Acqua. “Tiene dos enormes cajones camuflados que ocultan el desorden propio de la mesa de trabajo, ideal si comparte el ambiente social”,

“Cubrí la silla para darle un toque orgánico que contrasta con la mesa. Tiene algo de trono vikingo”.Santiago Ciuffo
La tapa de la mesa está pintada. Lámpara de mesa ‘Valle’ de Cristián Mohaded (Mínimo Lighting). Alfombra de yute (Alsina).ngFederico Paul

En un espacio donde la madera cobra diversas formas, el cielo raso tiene casetonado de kiri pintado.

Biblioteca, escritorio y sillas (Talleres Sustentables). Cortinas de bandas de madera Hunter Douglas (Tesatech) y de gasa (Flora E).Federico German Paul – Federico Paul

Revista Living

Conocé The Trust Project

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Una calle de Ciudad cambia a doble sentido de marcha

La Ciudad de Mendoza informó que el tramo de la calle...

La increíble anécdota que contó Mauro en Gran Hermano que dejó a sus compañeros sin palabras

Durante un distendido momento en el patio...