Frank Fabra habló por primera vez de su expulsión en la final de la Libertadores, que Boca no le perdona

Pasó el tiempo, pero los hinchas de Boca siguen atragantados por la séptima Copa Libertadores que no fue, por la derrota ante Fluminense, que además tuvo la expulsión de Frank Fabra que quedó grabada en los hinchas como una de las explicaciones de la final perdida.

«Cometí un error como fue en la expulsión, estaba más dolido por el penal y ahí empieza mi alegato con el árbitro. Me hago cargo de mi error. Vamos a seguir trabajando para mejorar», indicó el colombiano después del partido, elegido por la televisión como la figura.

El marcador de punta izquierda habló después más de dos meses, ya que tras el traspié de la Copa no ofreció declaraciones. En aquel partido, Fabra se quejó por una falta dentro del área por la que reclamaba un penal que no fue sancionado.

La expulsión de Fabra en la final de la Copa Libertadores. Foto: REUTERS La expulsión de Fabra en la final de la Copa Libertadores. Foto: REUTERS Luego, cuando el equipo brasileño quedó con 10 por la expulsión de John Kennedy y Boca necesitaba empatar para forzar los penales, Fabra también vio la roja. Así, pasó de héroe a villano y es un estigma que aún no se puede quitar de encima.

“Nunca me ha gustado hablar. Como lo saben mis compañeros me enfoqué más en el penal y con el jugador de ellos que me decía: ‘no te tires negro’ y esas cosas. Entonces me enfoqué en eso, no pasa nada, me hago cargo de mi error», cerró Fabra.

Antes de romper el silencio, el colombiano fue noticia porque en el comienzo de la pretemporada le regaló a uno de los utileros del plantel la moto que había recibido por ser el jugador destacado de la final de la Copa de la Liga 2022, que Boca jugó ante el Tigre de Diego Martínez, hoy entrenador del Xeneize. La moto llegó por su actuación, que incluyó un gol, pero a la hora de la entrega, no hubo declaraciones sino una foto junto al rodado y Nelson Genez, el destinatario del obsequio.

La buena actuación en el empate sin goles ante Platense, lo puso en nuevamente en Boca de todos, en medio de rumores que indican que le pondrá punto final a su carrera en el Xeneize tras ocho años en el club.

Desde que llegó a Boca en enero de 2016, tras haber vestido las camisetas de Envigado (debutó como profesional el 22 de julio de 2010 en un partido contra Cúcuta), Deportivo Cali e Independiente Medellín, el jugador nacido en Nechí disputó 224 partidos y convirtió 14 goles con la casaca auriazul. Si bien le costó apropiarse del puesto en su primer semestre (el titular entonces era Jonathan Silva), se convirtió en una fija una vez que lo consiguió.

Festejó nueve títulos, pero la llegada del rosarino Lautaro Blanco, proveniente del Elche español, y la preferencia de Diego Martínez por el uruguayo Marcelo Saracchi parecen pavimentar el camino para la salida del lateral izquierdo, a quien pretende Portland Timbers, de la Major League Soccer.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El horóscopo de Nana Calistar para hoy, miércoles 22 de mayo

Establecida como una personalidad de las redes sociales a...

Ciudad finaliza tareas de saneamiento en el Pasaje Los Lirios

Recientemente, la Ciudad de Mendoza finalizó las obras...

ChatGPT-4o: las cuatro funciones que antes eran pagas y ahora son gratuitas

El lanzamiento de GPT-4o logró que funciones que antes...