El contado con liqui marca un nuevo récord: por qué sigue subiendo

En la primera semana del 2024 el dólar financiero marcó un nuevo récord: llego a $ 1.140 y así superó el pico anterior de $ 1.110 que había tocado antes de las elecciones presidenciales del 22 de octubre.

En esta suba lo acompaña el dólar MEP, que se negocia en la bolsa porteña, y que también marca un récord con $ 1.104. El que luce desfasado es el dólar blue, que pese a estos movimientos apenas avanza cinco pesos para llegar a $ 1.025.

Con esto la brecha cambiaria entre el contado con liqui y el mayorista, hoy en $ 812, alcanza al 40%.

En cuatro días, el CCL subió 17% y así le gana con amplitud a la tasa en pesos -hoy en 8% mensual, muy lejos de la inflación- lo que desalienta las operaciones de carry trade y lleva a los ahorristas a posicionarse en moneda dura.

El repunte de los dólares financieros arrancó con la llegada del nuevo año y en la semana en la que el gobierno de Javier Milei enfrenta las mayores complicaciones desde su asunción hace menos de un mes.

El freno de la justicia laboral a parte de las medidas establecidas en el DNU, más las trabas para avanzar en el Congreso con el tratamiento de la ley ómnibus son señales que muestran que el camino de reformas que el mercado había recibido de buen grado será más complejo de lo que se preveía hasta hace unos días.

Esas turbulencias contribuyeron a adelantar un alza de los dólares financieros que se esperaba para dentro de un par de semanas Por cuestiones estacionales, la demanda de pesos sube en diciembre y en el arranque de enero y empieza a decaer en la segunda quincena de este mes. Pero esta vez, la aceleración inflacionaria frenó el apetito por los pesos. Y a la vez, la inflación que rondaría entre el 25% y el 30% en diciembre y podría estar apenas unos puntos abajo en enero, hace pensar que el dólar podría dar un nuevo salto.

En este contexto, los importadores optan por darle la espalda al BOPREAL, el bono que el ministro Luis Caputo diseñó para saldar la deuda generada por el gobierno anterior. Y esto mete mayor presión sobre los dólares alternativos.

«Continúa el reacomodamiento de los dólares financieros, y así es que la brecha ya supera el 30% ante una mayor búsqueda de cobertura por parte de inversores que no encuentran alternativas para defenderse de la fuerte pérdida de poder adquisitivo. Ocurre que las tasas reales muy negativas, la acelerada inflación y un crawling-peg de sólo el 2%, resultan un combo que deja a los ahorristas acorralados, y además crece la expectativa de que en caso de extenderse conduciría en el tiempo a una ampliación aún mayor de la brecha», plantea el economista Gustavo Ber.

El Banco Central mantuvo su racha de compras con US$ 189 millones y ya suma US$ 631 millones en las cuatro ruedas que transcurrieron del 2024.

Desde el 13 de diciembre, cuando ocurrió la devaluación el Central ya compró US$ 3.500 millones. Pero casi la totalidad de estos dólares serán prestados al Tesoro para pagar los vencimientos de la próxima semana, la mayor parte de ellos con con Fondo Monetario, a cambio de un bono.

Así, la dificultad del Central para retener divisas aumenta la desconfianza del mercado, en medio del arranque de la negociación con el Fondo Monetario para poner en marcha un nuevo acuerdo.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Un futbolista argentino recibió una sanción sin precedentes en el fútbol mexicano

El Patón Guzmán generó un escándalo en el clásico...

Una calle de Ciudad cambia a doble sentido de marcha

La Ciudad de Mendoza informó que el tramo de la calle...