Dólar MEP o plazo fijo UVA: qué conviene hacer con los pesos

Tras la devaluación de Javier Milei, la disparada de los precios, la baja de tasas y la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el dólar MEP en mínimos, quienes tenían unos ahorros en pesos se volcaron a hacer plazos fijos UVA (PF UVA) a 90 días, cuyo rendimiento no está atado a una tasa fija sino la evolución de la inflación.

Esa «avalancha» de demanda hacia los PF UVA hizo que los bancos presionaran al Central para que limitara pusiera límites a esa inversión, que las entidades financieras no les conviene. Por eso, el organismo monetario aplicó medidas para desincentivar a los ahorristas: extendió de 90 a 180 días el plazo de esos instrumentos y puso un techo de 5 millones de pesos por cliente.

Con estas restricciones y la suba del dólar MEP de los últimos días, que pasó de $ 990 a $ 1100 esta semana, los ahorristas volvieron a hacerse la pregunta que suele surgir cada vez que parece que el dólar va a empezar una carrera ascendente: ¿conviene poner los pesos en plazo fijo UVA o apostar al dólar Bolsa?

Los especialistas consultados se inclinan por los PF UVA. Según sus cálculos, la inflación superará la suba del dólar MEP o del oficial en los próximos 180 días.

«Para que el dólar MEP le gane a la inflación, tiene que llegar a $ 2.280 al 3 de julio y hoy está a $ 1.100. Conviene el plazo fijo UVA porque el ahorrista agarra toda la inflación recaliente de diciembre», sostiene Martín Polo, estratega en jefe de Cohen.

El economista habla de diciembre, porque la evolución de los UVA tienen un mes de delay. «Si alguien hace un plazo fijo ahora, va captar la inflación de noviembre a mayo, y esa inflación va a ser de 160%. Por eso es tan competitivo el PF UVA para el pequeño y mediano ahorrista», explica.

¿Qué puede cambiar este escenario? Que haya un salto cambiario y el dólar MEP pueda llegar más fácil a esos $ 2.280, lo que pasa es que si hay otro salto cambiario de 40%, cosa que nosotros no creemos, también va a haber más inflación».

Qué puede pasar con el dólar en los próximos meses

Según Pedro Siaba Serrate, head of Research & Strategy de PPI, hasta ahora había varios factores que estaban manteniendo dormido a los dólares financieros.

«Por un lado, el gran shock de confianza que generó el anuncio del plan económico de Milei en plena «luna de miel» del Gobierno; diciembre es un mes pico de demanda estacional de dinero (que luego empieza a tambalear en la última parte de enero y cae en febrero); el buen desempeño del programa de incentivo exportador (80/20) post devaluación que permitió una oferta de CCL por US$ 1.091 millones en 12 ruedas; y los ruidos que genera la foto patrimonial de fin de año (por Bienes Personales)», explicó.

«En este mix, el CCL había quedado muy por debajo de la inflación, por supuesto, pero también de la tasa de interés. De hecho, la brecha se desplomó hasta casi 15% al 27 de diciembre (por debajo del 30% post devaluación), lo cual lucía demasiado optimista dados los desafíos por delante».

En PPI creen que puede haber más volatilidad en los dólares financieros en las próximas semanas, y el CCL tiene recorrido por delante al menos en los próximos dos meses.

«Si el equipo económico es exitoso en empezar a mostrar señales positivas en la ejecución del recorte fiscal, y la inflación después del sinceramiento de tarifas comienza un sendero de desinflación, los dólares financieros podrían volver a calmarse, y correr a un ritmo debajo de la inflación, y en consecuencia, de la tasa implícita del plazo fijo UVA», argumenta Siaba Serrate.

«Para un plazo de 180 días, y dado que la tasa de ese instrumento hoy en día es atractiva, podría ganarle a la evolución del MEP. La gran contra es su poca liquidez, y que los montos son bastante reducidos», advierte.

Ezequiel Zambaglione, head de Research en Balanz, coincide en que la inflación será superior a 100% para los próximos seis meses, y que es clave determinar el plazo de inversión y si no se va a necesitar el dinero en los próximos 180 días.

«Si no se precisa liquidez por los próximos 6 meses, el plazo fijo UVA es una buena alternativa, ya que nos asegura mantener el valor real del ahorro, es decir, en 6 meses vamos a poder comprar una cantidad similar de bienes y servicios», sostiene.

El dólar, una estrategia defensiva

Sobre el dólar, Zambaglione admite: «La opción de dolarizar siempre es interesante, especialmente con el nivel de incertidumbre actual, donde el reacomodamiento de los precios relativos recién comienza y se está dando a una velocidad mayor a la esperada».

Cree que la inflación va a ser mayor que la depreciación del MEP, y que «la opción de dolarizar es más bien defensiva, nos protegería mejor de escenarios disruptivos donde el tipo de cambio mayormente termina siendo la variable de ajuste».

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Cómo decorar tu hogar con plantas de interior: ideas y consejos

Las plantas de interior no solo agregan frescura y...

Taxis y remises se suman al programa Ojos en Alerta de Ciudad

El intendente Ulpiano Suarez junto a los referentes de...

Alertan por un repelente de mosquitos adulterado

Godrej es una empresa multinacional creada en...