Hay que prenderle fuego la casa con él adentro o manotearle a la hija, la grave amenaza de muerte contra un intendente bonaerense

El intendente de Puan, Diego Reyes, y su familia fueron amenazados de muerte por parte de un empleado municipal que llamó a incendiar su casa con ellos adentro. «Hay que prenderle fuego la casa con él adentro o manotearle a la hija«, fue la brutal frase que se hizo viral en las últimas horas.

Estas amenazas fueron expresadas a través de un audio de WhatsApp que se difundió entre el personal del municipio y llegó al despacho del intendente de Juntos por el Cambio.

El audio se dio a conocer a conocer públicamente por parte del propio municipio que lo compartió en redes sociales. Este incidente tuvo lugar la noche del 3 de enero. Fue el propio Reyes, en díalogo con Clarín, quien contó que el audio de WhatsApp le llegó luego de que circulara por un grupo de sindicatos de municipales, donde una persona ya identificada amenazaba la integridad física del intendente, su familia y su hija.

«Me lo pasaron porque lo que se decía en ese audio era de una gravedad extrema. Me asusté cuando lo escuché y lo primero que hice fue alertar a la secretaría de seguridad, quienes también ya sabían de la amenaza y actuaron en consecuencia», contó el funcionario.

Según se puede escuchar en la amenaza, el hombre instaba a sus colegas a «ir a Bordenave y prenderle fuego la casa con toda la familia adentro«, dijo y comparó la situación con un episodio previo similar con otro intendente: «Como le hicieron una vez a López los cazadores y a los quince minutos firmó los papeles para que puedan ir a cazar».

Además de insultar y menospreciar al intendente, también instó a «manotearle a la hija» como parte de un plan para extorsionar al mandatario local.

«Hay que prenderle fuego la casa o manotearle a la hija. Para colmo la vi hace 15 minutos en el polideportivo, se está viniendo a bañar a la pileta. Así que si no se la manotean acá hay que manotéarsela allá en Bordenave», continuó el amenazante en el audio.

El mensaje concluyó con la sugerencia de «prenderle bien fuego la casa a ese hijo de puta, para que así aprenda. Y de noche, cuando esté durmiendo, cosa de que no vayan ni la policía ni los bomberos a apagársela. Con él adentro».

Reyes se refirió al caso como una situación aterradora: «Me dicen que me van a quemar la casa conmigo adentro, siguen a mi hija, aunque ella no era porque está en Viedma, pero se ocuparon de buscarla. La verdad es una situación muy fea» afirmó el funcionario local.

Con la denuncia ya radicada el intendente contó que el hombre ya fue identificado rápidamente (en Puan viven unas 16 mil personas) y si bien no quedó detenido, sí le incautaron su celular.

La historia de enojos y bronca dentro del municipio viene desde hace meses. Y la palabra que lo define es «herencia». Tal como ocurre a nivel nacional, en Puan el nuevo intendente asumió en un contexto crítico, con una deuda millonaria.

Las amenazas, se entiende, están relacionadas con la decisión de la comuna de no renovar el contrato de 700 trabajadores y condicionar el pago del aguinaldo y de los haberes de diciembre en cuotas, situación que generó un paro de todos los empleados estatales que duró más de un mes y que recién se levantó este jueves.

El conflicto comenzó porque el anterior jefe comunal, Facundo Castelli (también de JxC), se fue del Municipio con las cuentas en rojo, sin fondos para cumplir con salarios y aguinaldos, que rondaba los 900 millones de pesos.

Tal fue así que el intendente saliente pidió licencia médica antes de terminar su mandato y luego, en un posteo en Facebook, pidió perdón: «En primer lugar le quiero pedir disculpas a todo el personal municipal por no poder abonar los salarios en tiempo y forma del mes de noviembre, espero que esta situación se solucione rápidamente con la nueva administración de Diego Reyes, al cual le deseo el mayor de los éxitos», dijo entre otras cuestiones.

«Yo entiendo que el reclamo era justo porque la gente no había percibido todavía la totalidad del aguinaldo, pero la realidad que vivimos nosotros desde que asumimos en diciembre es una situación compleja que siempre informamos. Hicimos una propuesta de pago de acuerdo a lo que podíamos cumplir», explicó a este diario.

Con respecto al corte de los contratos, Reyes dijo que se trataban, en muchos casos, de personas que no iban de manera presencial y que no cumplían ninguna tarea específica. Aclaró que muchos otros sí fueron renovados y continúan con trabajo estatal.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Un futbolista argentino recibió una sanción sin precedentes en el fútbol mexicano

El Patón Guzmán generó un escándalo en el clásico...

Una calle de Ciudad cambia a doble sentido de marcha

La Ciudad de Mendoza informó que el tramo de la calle...