El plan B que idean en el Congreso para desmenuzar el DNU de Milei y aprobarlo por partes

Mientras la conformación de la comisión de Trámite Legislativo sigue empantanada, crece en el Congreso la idea de un plan B para abrir el megadecreto de Javier Milei a debate e incluso poder aceptarlo o rechazarlo por partes, y no a libro cerrado.

La clave está en que el presidente incluyó un sinfín de temas de distinta índole en el decreto de necesidad y urgencia y que lo incluyó en un artículo de la ley ómnibus que la semana pasada envió al Parlamento.

Probablemente lo hizo como una forma de que se lo avalen si la vía de la Bicameral no avanza. «Lo quieren ratificar por ley para después no ir presos», opinan los más desconfiados.

Lo cierto es que, a raíz de eso, sectores de la oposición salieron a plantear que entonces, al ser parte de la ley, se puede desmenuzar el debate de los articulados y no votar por la aceptación o el rechazo total -a todo o nada- como indica la ley 26.122 sobre los tratamientos de los DNU. Así, dicen, podrían votar «esto lo apruebo», y «esto no».

Legisladores de la Coalición Cívica y del radicalismo, que integran bloques clave para la aprobación de cualquier proyecto alentado por Milei, ya hicieron planteos al respecto. La cuestión llegó a oídos del oficialismo que, en alerta, analiza las opciones.

«Con su inclusión (en la ley), el Presidente reconoce que el contenido de su decreto podría haber sido promovido a través del proceso normal de formación y sanción de las leyes y de esta manera es posible que podamos ratificar tema por tema del DNU haciendo un estudio serio, riguroso y responsable de la agenda de reformas impulsada por el Ejecutivo», señaló el diputado Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió.

Ferraro integra junto a los cordobeses de Juan Schiaretti y otros miembros del ex Juntos por el Cambio un bloque de 23 legisladores -liderado por Miguel Angel Pichetto- que será clave para el quórum y la aprobación de proyectos.

El diputado radical y ex juez de Formosa, Fernando Carbajal, había sido el primero en sugerir que había que buscar formas de poder aprobar por partes el DNU debido a la cantidad de temas de diferente índole que incluye.

«Técnicamente el Gobierno debería haber sacado un DNU por tema pero al elegir este camino nos obliga a reinterpretar la ley. Porque al ser un DNU con tantos temas diferentes si estás de acuerdo con algunos pero con otros no, no podés hacer la diferenciación ni modificarlos», señaló días atrás a Clarín.

Algunos todavía analizan el tema. «Al ser un solo artículo, en el que menciona la ratificación del DNU, pero no pega todo el contenido del DNU, no creo que cambie. Se puede aprobar o rechazar ese artículo», señala otro radical de peso en la bancada.

Sin embargo, reconocen que lo están estudiando. «Si hay alguien que tiene poder para legislar y determinar cómo se legisla, ese es el Congreso», advierte otro radical.

Otras opciones en análisis

Son opciones que se suman a otras ya presentadas por la UCR, como la ley espejo e incluso la de modificar la ley de ratificación legislativa de los DNU, aprobada durante el gobierno de Cristina Kirchner, para cambiar la forma en que se trata y permitir que el rechazo no sea únicamente «por sí o por no» al total del decreto.

En la trinchera de La Libertad Avanza aseguran estar al tanto de la cuestión, pero dicen que no es algo que estén «analizando» y que el lugar de debate es la Bicameral de DNU, que todavía no logró conformarse.

La realidad es que saben que si al debate de la ley ómnibus -que tiene más de 600 artículos- se suman los 300 artículos del DNU, la discusión sería interminable.

Eso mismo es lo que los aliados más cercanos, con años de experiencia parlamentaria, les advirtieron con preocupación. «La ley ya es eterna, si a eso se le agrega el DNU, esto va a ser imposible de debatir y aprobar jamás», señalan.

Todos coinciden en la necesidad de fijar rápido las bases del andamiaje por donde avanzará el debate.

Lo cierto es que en Diputados todavía no hay ninguna comisión constituida. «Vamos a conformar la Bicameral esta semana», insisten.

Como contó Clarín, el tema está empantanado porque el presidente de la Cámara baja, Martín Menem, no termina de acordar con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Germán Martínez, cuántos legisladores le corresponden al kirchnerismo.

Menem asegura que por proporcionalidad le corresponden tres representantes, pero Martínez insiste con que son cuatro legisladores para el espacio.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Rafael Nadal regresa a Roland Garros: el rival durísimo que tendrá que enfrentar en su debut

Se sorteó la primera ronda del Grand Slam parisino,...

Así fue el momento de la caída del escenario en un acto electoral en México

Un acto electoral terminó en una tragedia de grandes...

Ciudad finaliza tareas de saneamiento en el Pasaje Los Lirios

Recientemente, la Ciudad de Mendoza finalizó las obras...