Escándalo en Córdoba: clausuraron por faltas al buen gusto un local que vendía waffles con forma de pene

«Que no te apene«, dice el cartel en una zona céntrica de Córdoba. El slogan no es casual y está acompañado por unas figuras que no dejan espacio a la sospecha. Tampoco la franja con letras rojas que cruza a todo ese póster: «Publicidad en infracción». Una clara señal de la clausura del negocio que vende golosinas con forma de pene y que se volvió tendencia en la capital provincial.

El local en cuestión se llama, también sugerentemente, VerGotas. Se dedica a la venta de waffles. Pero no los clásicos, que por ejemplo son furor en la Costa Atlántica, sino otros con forma de pene y vagina que se transformaron en tendencia en la provincia. Y también en polémica.

Es que en los últimos días un grupo de vecinos denunció al comercio por «faltas a la moral, las buenas costumbres y el buen gusto«. La presentación llevó a la Municipalidad a clausurar el establecimiento.

Vergotas vende wafles en su versión dulce y salado.Vergotas vende wafles en su versión dulce y salado.El local fue inaugurado hace casi tres años, en Duarte Quirós 249, en el centro de Córdoba. Si bien la polémica existió desde que levantaron la persiana, hasta el momento nunca habían tenido que cerrar. Por el contrario, por el furor inicial, la gente hacía fila para saborear su waffle genital con exquisito baño sexual.

La carta se divide entre vergotas y chochas, dulces o saladas, a gusto del consumidor. Los rellenos pueden ser de dulce de leche, Nutella, Kit-Kat o Kinder y ofrecen exquisitos toppings de chocolate negro, blanco, rosa, celeste. La cobertura también puede ser un filo hilo de chocolate blanco: lo llaman, con picardía mediterránea, «topping precoz».

El tamaño sí importa. Todos los waffles miden 16 centímetros y cada uno cuesta en promedio 2.000 pesos. La versión salada sale con salame, queso y jamón.

La denuncia contra el local de waffles fue de una vecina que se vio ofendida por el producto.La denuncia contra el local de waffles fue de una vecina que se vio ofendida por el producto.Aunque en Córdoba adquirió un tinte humorístico local típico, la moda es internacional. Fue importada de Europa, precisamente de Barcelona y Madrid, donde se expandió esta comida dulce y genital, que tuvo su furor en el 2019. Aunque luego decayó el interés, se mantenían sin herir susceptibilidades.

El descargo de la dueña

Tamara Lurgo, dueña del emprendimiento, habló con Clarín y contó que las denuncias llegaron luego de que su emprendimiento se viralizara en redes sociales. Ocurrió cuando una famosa cuenta gastronómica analizó el llamativo menú. La incursión del influencer trajo consecuencias indeseadas.

«Ese video explotó, tuvo muchas visualizaciones, ‘me gusta’ y eso trae cosas buenas, pero también algunas malas. Empezó a sumar algunos comentarios agresivos y días después de eso llegaron las denuncias», contó Lurgo.

La situación escaló y se volvió inédita para la pequeña empresa, con enojo y lágrimas, pero también hinchada de amor por los fieles clientes.

«Ya lloré como siete veces desde que tuve que cerrar. Por la bronca que me generó pero también por la cantidad de mensajes que recibí en apoyo. Es muy grande el amor que me brindó la gente y que me anima a seguir», expresó la emprendedora.

Sobre cómo continuar, la joven dijo que una de las alternativas que ya maneja es vender por delivery o take away, como en la época de la pandemia: «Es medio tedioso porque, de vuelta, la gente se tiene que acostumbrar a eso. Pero lo vamos a hacer».

El comercio se encuentra en el centro de Córdoba.El comercio se encuentra en el centro de Córdoba.La situación económica general también aprieta. “Sabemos la situación en la que estamos y yo necesito claramente tener ingresos”, apuntó Lurgo.

En un descargo que compartió en redes, ya había respondido a la denuncia: «Quieren ser primermundistas y se ponen a denunciar un emprendimiento. Yo les mando mucho amor de mi parte, posta, voy a salir adelante con su ayuda o sin su ayuda y muchas gracias a las personas que me están apoyando”.

La respuesta de la Municipalidad por el cierre del local

La Municipalidad de Córdoba informó que efectivamente la inspección al local se dio a partir de una denuncia realizada por una vecina. Ella consideró que la cartelería del local era “ofensiva a la moral y el buen gusto”, señaló El Doce.

Los inspectores constataron la infracción a la norma, motivo por el cual se aplicó una multa. Además, detectaron que el local “no tenía habilitación comercial municipal, ni matafuegos en regla”, motivo por el cual realizaron la clausura del negocio.

De cualquier manera, si los propietarios regularizan esos dos motivos que llevaron a la clausura, “se les va a exigir una modificación en la cartelería que da a la vía pública”, detallaron desde la Municipalidad.

AGE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

La revolución de los esports en Argentina: 9z y Globant firmaron una alianza estratégica

La Globant Tower de Retiro fue sede del anuncio...

Pavos, ovejas y paz: así es la casa de campo de Nicole Neumann que considera su lugar en el mundo

Nicole Neumann se retiró de la vorágine de la...

Brindan cursos anuales y gratuitos de inglés en Ciudad

La Ciudad de Mendoza brindará cursos anuales y bimestrales de...