Narcogolosinas: vendían gomitas impregnadas con THC e intoxicaron a dos jóvenes

Luego de una serie de allanamientos en Castelar y Ciudadela, tres personas fueron detenidas por integrar una organización narco criminal que vendía golosinas tipo gomitas masticables impregnadas con THC, el principal componente de la marihuana. Las investigaciones arrancaron luego de que dos jóvenes terminaran internados por intoxicación en septiembre.

Fuentes policiales confirmaron que la mercadería decomisada (las gomitas masticables con cannabinoide THC) está valuada en poco más de 60 millones de pesos y era comercializada a través de aplicaciones y sitios de Internet.

Las detenciones fueron realizadas por efectivos de la División Precursores Químicas y Drogas Emergentes, dependiente de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal (PFA).

En septiembre, dos jóvenes se intoxicaron en un departamento ubicado en Balvanera tras ingerir un frasco de estos narcocaramelos masticables que habían comprado por Internet, por lo que debieron ser trasladados a la Clínica de la Trinidad, de Palermo con serias dificultades respiratorias.

Cada narcogomita (marca Torch, fabricadas en Los Ángeles, California), de acuerdo a la etiqueta en el envase, contiene 175 miligramos de THC.

A raíz de la denuncia de los jóvenes intoxicados, intervino en la investigación el Juzgado Federal 3 de Morón, a cargo de Alicia Vence, y el titular de la Fiscalía Federal 1 de ese distrito, Sebastián Basso.

Las gomitas secuestradas son marca Torch y son fabricadas en Los Ángeles, en estados Unidos.Las gomitas secuestradas son marca Torch y son fabricadas en Los Ángeles, en estados Unidos.Los primeros resultados de la investigación arrojó la identificación de una de las vendedoras de las golosinas adulteradas cuyo domicilio se encuentra en Ciudadela.

En ese allanamiento, los agentes encontraron elementos que la vinculaban en la venta del material estupefaciente y con las dos personas que le proveían las golosinas, una pareja que usaba como depósito una casa ubicada en Castelar, en la zona oeste del conurbano.

En las últimas horas, los tres fueron detenidos y se incautó una importante cantidad de gomitas impregnadas con THC, vehículos, dinero en efectivo (pesos y dólares), documentación y distintas anotaciones relacionadas a la comercialización de las golosinas.

A los tres detenidos por este caso, en uno de los allanamientos se detuvo a una cuarta persona (otra mujer) ya que tenía pedido de captura por venta de drogas.

Fuentes vinculadas al caso informaron que las gomitas con THC eran importadas por encomienda desde Estados Unidos, y luego se revendían fraccionadas a través de WhatsApp, Telegram y Facebook. La golosina adulterada son legales en ciertos estados de Norteamérica donde el cannabis se encuentra despenalizado.

Los tres detenidos, todos menores de 30 años, no registraban antecedentes penales y serán indagados este jueves por la tarde por el fiscal Basso, quien los imputará por el delito de «tráfico de estupefacientes».

Con información de Télam

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El ajuste avanza y ya hay miles de trabajadores menos desde el cambio de gobierno

En medio de un proceso de fuerte sinceramiento de...

Se viene otra edición de la Mateada Patriótica en la Ciudad

La Ciudad de Mendoza invita a mendocinos y turistas a...