Golpe a la banda narco de Patoruzek: operaba con avionetas y lavaba millones en teatros, taxis y hasta una planta de biodiesel

«Patoruzek» es el nombre de la dinastía (inventada) con la que el historietista Dante Quinterno le dio antepasados a su personaje más famoso: Patoruzú, aquel indio tehuelche sui generis nacido en 1928 que llegó a ser una de las creaciones más emblemáticas del comic argentino.

Ahora, por obra y gracia de los traficantes de cocaína rosarinos, «Patoruzek» terminó siendo el apodo de un jefe narco, actualmente con pedido de captura internacional. El hombre – argentino, de 46 años- es señalado como cabeza de una organización dedicada a meter cientos de kilos de cocaína boliviana a nuestro país y también de lavar en el mercado los miles de dólares que obtenía como ganancia.

La clave de la organización eran sus avionetas. En un operativo que se extendió del 31 de octubre al 3 de noviembre pasado (recién esta semana fue levantado el secreto de sumario) se detuvo a 14 personas tras 37 allanamientos. La Gendarmería secuestró tres aeronaves con las que, de acuerdo a las escuchas del expediente, la banda hacía entre uno y dos viajes por mes desde Bolivia triangulando en Paraguay, la ruta preferida de los narcos en los últimos años.

Dos de las avionetas se secuestraron en un galpón del barrio privado Campo Timbó club de golf, en Oliveros, Santa Fe. La otra en Carrizales.

En cada viaje podía contrabandearse hasta media tonelada de cocaína que puesta en Buenos Aires (una de las plazas de la banda) se cotizaba a unos 5.400 dólares el kilo, según escuchas del expediente. Las avionetas bajaban en pistas clandestinas de los alrededores de Rosario y la carga era inmediatamente sacada en camionetas y almacenada en galpones de la zona.

La punta del ovillo de la investigación. En junio de 2021 secuestraron una camioneta BMW con 400 kilos de cocaína.La punta del ovillo de la investigación. En junio de 2021 secuestraron una camioneta BMW con 400 kilos de cocaína.Las avionetas también se guardaban en hangares y en uno de ellos, en la localidad de Olivares, cercana a Santa Fe, se detuvo a cuatro ciudadanos colombianos que acababan de entrar a la Argentina. El volumen de plata que manejaba la banda era tanto que el pago a un piloto podía llegar a 250 mil dólares.

En la causa, a cargo del juzgado federal Nro 3 de Rosario, participó un equipo de fiscales: Adriana Saccone de la fiscalía federal de Rosario, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) a cargo de Diego Iglesias, y Diego Velasco, titular dela Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos ( PROCELAC).

La Investigación en el terreno fue encargada a la División Antidrogas de Gendarmería que, de hecho, fue la que dio la primera alarma tras un hecho que terminó con dos muertos: el 24 de agosto de 2020, cerca de Cañada de Gómez, mientras perseguían a dos camionetas que iban a buscar la carga de una avioneta, una de ellas volcó y en el accidente murieron dos primos: Alejandro y Mauricio Santos.

La punta del ovillo de la investigación. En junio de 2021 secuestraron una camioneta BMW con 400 kilos de cocaína en Villa Gobernador Gálvez.La punta del ovillo de la investigación. En junio de 2021 secuestraron una camioneta BMW con 400 kilos de cocaína en Villa Gobernador Gálvez.Estos dos hombre tenían todo tipo de equipos de comunicación encima y tres celulares. Suerte o no, uno de ellos no tenía código de bloqueo. Esa fue la punta del ovillo.

Según la acusación fiscal, esta banda está directamente relacionada con un hecho ocurrido el 18 de junio de 2021. Ese día se secuestraron 391,920 kilogramos de cocaína que estaban dentro de una camioneta BMW X 5 estacionada en una cochera de Villa Gobernador Gálvez (en el límite de Rosario).

Los dos principales procesados de esa causa hicieron viajes por tierra a Brasil (quedaron registrados en el Puente Tancredo Neves) y a Paraguay (pasaron por el puente San Ignacio de Loyola) con integrantes de la banda de «Patoruzek». Y un detalle para nada menor: En uno de esos cruces aparece un hombre condenado como proveedor de cocaína de la banda de Los Monos.

«Taxista narco»: balacera y un mensaje en una casa de la zona sur de Rosario, en un ataque vinculado a la banda de Patoruzek.El dato de la camioneta BMW escondida en Villa Gobernador Galvez surgió de un expediente abierto en la Justicia Federal de Santa fe en 2019, en el que se estaba siguiendo la pista de una avioneta sospechosa que había aterrizado en la localidad santafesina de Larrechea.

Inversiones variadas

Como parte del operativo contra «Patoruzek», la Justicia ordenó que se congelen los bienes que figuran a nombre de 10 sociedades, tanto inmuebles como una flota de autos de lujo que figuran como patrimonio de distintas empresas.

A la hora de invertir, blanquear el dinero, esta organización había puesto un huevo en cada canasta. Solo algunos ejemplos:

Biodiesel. Las escuchas revelaron que uno de los miembros de la banda instaló una planta de biodiesel en la localidad de Gálvez, que luego fue mudada a la localidad de Alvarez. La razón del cambio de locación: quien figuraba como dueño del campo donde se había instalado la planta en Gálvez había sido detenido por el caso de la cocaína adentro de la camioneta BMW.

Narcotaxis. La Gendarmería logró establecer que la esposa de «Patoruzek» manejaba una flota de taxis a través de dos sociedades: Taxideral S.R.L y Remitaxi S.R.L. En el negocio también participaba la viuda de Alejandro Santos, aquel hombre que murió junto a su primo cuando era perseguido por gendarmes. En abril de 2020 uno de los taxistas prestanombres sufrió una balacera. Le tirotearon la casa, ubicada en el sur de Rosario y le escribieron «Taxista narco», en el frente.

Vorterix por dos. Los narcos suelen sentirse atraídos por el espectáculo. Y esta no fue la excepción. La banda adquirió la sociedad VTX Rosario, que controlaba el teatro Vorterix de Rosario y también el teatro Vorterix de Mar del Plata. En este último se asociaron con un agente que no era parte de la maniobra y en las escuchas se nota su preocupación por el origen del dinero de sus socios.

«Todos los que figuran conmigo en la sociedad son todos fantasmas. El no figura en ningún lado porque es un fantasma», dice en relación a Patoruzek, y agrega: «La gente que figura no sé quien es (…) En la Municipalidad lo estaban mirando con el ojo torcido porque se había corrido la bola de que uno de los socios vendía, andaba en el lavado de dinero». Finalmente este «agente» salió de la sociedad.

El negocio del narcotráfico siempre trae anexado una paradoja. Los márgenes de ganancia son tan bestiales que los narcos no saben en que usar el dinero sin ser detectados. Esta banda ramificó en cuanto negocio pudo: también abrió dos bares:Affascinante en Mendoza y Vera, y luego Affascinante Rock and Beer en Caferatta y Catamarca (Rosario).

La frutilla de la torta (y un clasico narco) era la agencia informal de autos usados de lujo «Portillo Usados Exclusivos». Este negocio también se sostenía en base a testaferros y en la causa se tomó una escucha entre dos hermanos «prestanombres» que temian ir presos.

-Ah, eso, tené cuidado con lo que firmás, fijate bien porque estan blanqueando mucha plata.

-Claro, con el boliche y todo eso.

-Ellos si se quedan con la moneda grosa pero agarran perejiles como uno y te tiran dos moneditas. Pero qué pasa. Cuando vos metiste un par de ganchos de esos después viene la AFIP y si no tenés cómo justificar vas en cana.

El «testa» estaba preocupado… y no se equivocaba: termino preso.

SC

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Estafas en Instagram: cómo evitar las más comunes y qué hacer si caés en una, paso a paso

Internet y las redes sociales trajeron muchas facilidades para...

Las acciones argentinas cayeron hasta 8% en el exterior

Aunque el mercado local permaneció cerrado por el feriado...

Rossi sobre la Iglesia en un rol opositor a Milei: hay veces que confunden a propósito

En la periferia de Córdoba, en el último...