Un donante en asistolia permitió sacar a cuatro personas de la lista de espera del INCUCAI

Este tipo de procedimientos es ampliamente difundido en otras partes del mundo y desde este año se hace en Argentina. Por qué requiere de un complejo operativo conjunto.

Guillermo  Lobo

07 de noviembre 2023, 08:18hs

En un operativo de procuración y trasplante de órganos participan numerosas personas. (Foto: Hospital Fernández)

En un operativo de procuración y trasplante de órganos participan numerosas personas. (Foto: Hospital Fernández)

El Hospital General de Agudos Dr. Juan Antonio Fernández fue sede de un hito importante de la donación de órganos en la Ciudad de Buenos Aires, tras llevarse a cabo el cuarto procedimiento de donación en asistolia controlada en la historia sanitaria porteña.

Como en todo proceso de donación, primero se informó a la familia sobre la gravedad de la situación y luego sobre la posibilidad de limitar el tratamiento de soporte en función de la condición clínica del paciente. En este caso, con todos los consentimientos firmados, se siguió el protocolo de bioética de adecuación del esfuerzo terapéutico y de retiro de soporte vital.

Lee también Impulsan en la Argentina el traslado vía drones de órganos para trasplante

“La donación en asistolia es la donación de órganos y tejidos que proceden de un donante al que se le diagnostica la muerte tras la confirmación del cese irreversible de las funciones cardiorespiratorias“, explica Julieta Poliszuk (M.N. 117.534), Jefa de la Sección de Procuración de Órganos y Tejidos del Hospital Fernández.

La asistolia o “línea plana” se asocia a la ausencia de actividad eléctrica cardíaca, a la ausencia de contracción del músculo cardíaco y a la ausencia de gasto cardíaco. La línea plana es cuando hay una línea recta en el monitor, pero la asistolia es cuando hay una ausencia real de actividad eléctrica.

“La donación se hace una vez que el corazón dejó de latir y, por lo tanto, cuando el corazón se para, los órganos sufren esa falta de irrigación de sangre oxigenada, entonces hay que ir contrarreloj. Hay que hacer todo muy coordinado para hacerlo con celeridad, pero con precisión”, plantea la médica que coordinó este procedimiento.

Donación tras muerte encefálica y donación en asistolia

La donación tras muerte encefálica, que es la más habitual en nuestro país, es aquella en la que el donante falleció por el cese completo de la actividad cerebral, como consecuencia por ejemplo de una hemorragia cerebral o de un traumatismo craneoencefálico. En este caso, la sangre sigue circulando a otros órganos durante un tiempo.

El Incucai realizó más de 1.300 trasplantes de órganos y córneas en lo que va del año /Foto: inforegion.com

El Incucai realizó más de 1.300 trasplantes de órganos y córneas en lo que va del año /Foto: inforegion.com

En cambio, en la donación en asistolia el donante ha muerto por una parada cardiorrespiratoria irreversible y cese total del latido cardiaco. Con este tipo de donantes, el tiempo para efectuar el proceso de donación y trasplante es mucho más limitado que en el anterior, explica la especialista.

Para concretar el procedimiento con esta técnica, se incorporan los sistemas de perfusión conocidos como ECMO, siglas en inglés que denominan el dispositivo de oxigenación por membrana extracorpórea. Con esta tecnología se consigue la adecuada perfusión y mantenimiento de los órganos a trasplantar durante el proceso quirúrgico de extracción.

“La logística que iniciamos consiste en hacer estudios serológicos, inmunológicos y después, realizar la distribución de los órganos a receptores compatibles”, describe la experta.

Cómo fue el procedimiento donde cada minuto era importante

En el quirófano estaba el grupo de médicos intensivistas, el equipo de cirujanos que hace la ablación de órganos y ahí mismo se hizo el retiro del soporte vital hasta que el paciente tuvo la parada cardiaca.

“El protocolo del INCUCAI establece que hay que esperar cinco minutos con electrocardiograma plano, se declara la muerte y ahí ingresa el equipo de ablación y trasplante que hace la extracción de los órganos, en este caso de los riñones”, detalla Poliszuk.

¿Querés recibir más infomación de Con Bienestar?

Suscribite acáEste protocolo establece que se pueden ablacionar ambos riñones y las córneas. En la práctica significa sacar dos pacientes de lista de espera que hacían diálisis y dos que van a recuperar la vista, es decir, que van a mejorar radicalmente la calidad de vida.

“En el país la donación por asistolia se empezó a hacer este año. En este hospital es la primera experiencia y es el resultado de un trabajo en equipo y coordinado. En un operativo como este trabajan cerca de 100 personas así que estamos muy orgullosos. Ojalá a partir de ahora continuemos con este tipo de procedimientos”, concluye.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El horóscopo de Nana Calistar para hoy, miércoles 22 de mayo

Establecida como una personalidad de las redes sociales a...

Ciudad finaliza tareas de saneamiento en el Pasaje Los Lirios

Recientemente, la Ciudad de Mendoza finalizó las obras...

ChatGPT-4o: las cuatro funciones que antes eran pagas y ahora son gratuitas

El lanzamiento de GPT-4o logró que funciones que antes...