Bento, el celular y los chips

20 de octubre de 2023 – 11:53

Los movimientos del juez federal Walter Bento con sus teléfonos, dan cuenta de una extraña y evidente preocupación que le sobrevino apenas supo que era centro de una investigación penal.

Es que, sabiendo que la clonación de celulares es una manera de investigación moderna que puede revelar cuestiones de toda naturaleza, evidentemente el juez buscó la manera de cambiar el chip, porque tampoco estaba dispuesto a entregar el dispositivo telefónico.

Llevados al juicio como testigos dos ex empleados de la empresa de telefonía Movistar, desnudaron, justamente, las increíbles maniobras de Bento. En efecto, no fue sólo una vez a tratar de que le cambiaran el chip.

Esa insistencia terminó en un evidente enojo, según relataron los testigos ayer, porque sólo pudo cambiarlo una vez, y luego pretendió deshacer esa acción, y Movistar se lo rechazó.

Uno de los empleados de la compañía relató que el magistrado fue a una sucursal en Godoy Cruz, esgrimiendo que se le había caído el chip, por lo que necesitaba que le dieran otro.

Cuando se fue a su vehículo con el chip nuevo, algo lo hizo arrepentirse y retornó en cuestión de minutos para cancelar el cambio, lo que le fue impedido por el personal de Movistar porque ya había sido anulado el anterior. Enojado, Bento se fue… pero sin conformarse.

A la semana siguiente, el magistrado volvió al local, y justo estaba ahí un jefe de Movistar a quien ya el empleado comercial le había advertido el episodio; por lo que ahora le señaló: “ahí viene el tipo con el que tuve el problema”.

Como el juez continuaba con la idea de que le devolvieran el viejo chip, ahora fue el propio encargado quien le dijo que no se podía hacer, y que se dirigiera a Casa Central. Prácticamente, le tuvieron que pedir que se fuera del local.

Lo llamativo es que esa insistencia de Bento, ahora tenía una nueva causa: ya no era que se había caído el chip, sino que lo había perforado uno de sus hijos.

Pero el porfiado magistrado, se fue a otro local de la compañía, ubicado en la ciudad de Mendoza; con tan mala suerte, que justo estaba de visita el mismo encargado que le negó el pedido en Godoy Cruz… no tuvo otra que pedirle que se retirara.

El ex empleado, reveló en el juicio que ellos no podía hacer nada con el chip, porque líneas de mando de la compañía le había señalado que ese número no era de pertenencia del juez sino del Poder Judicial de la Nación.

El extraño comportamiento de Bento tiene correlato directo con su negativa a entregar su teléfono celular particular a la Fiscalía, cuando le fue requerido en la causa penal que se le sigue, al momento de ser registrado su domicilio. Y, por más que el aparato sea del juez, la línea es provista por el Consejo de la Magistratura.

Bento, no sólo se comportó sospechosamente con el chip y no colaboró con la investigación al negarse a entregar el celular, sino que también, según contó el fiscal Dante Vega, se encargó de borrar parte del contenido digital del dispositivo, y hasta trató de activar clandestinamente la misma línea.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El sueño de cuatro estudiantes secundarios: buscan ayuda para viajar a las Olimpíadas de Informática

El equipo argentino de Informática, integrado por cuatro estudiantes...

La desaparición de Loan. Uno por uno, quiénes son los seis detenidos y qué rol habría cumplido cada uno

Tras la decisión de la Justicia federal de Goya...

Tabla de posiciones y resultados en vivo de la Copa América 2024

Toda la información en vivo del certamen continental: tabla...