Lotocki está en una alcaidía con presos comunes y su abogada habló de un «acto de traición»

Paso a paso, el cirujano Aníbal Lotocki (53) avanza con la adaptación a su nueva vida de preso. Después de que la Justicia ordenara su captura por la causa en la que está acusado de «homicidio simple», se entregó en una sede de la Policía Federal en La Plata, lejos de las cámaras que lo esperaban en la puerta de su y los Tribunales. Pasó la noche en la Alcaidía de Madariaga, ubicada en Villa Lugano, un lugar codiciado por muchos detenidos que no quieren mezclarse con la población común de las cárceles.

Este jueves ya empezó a empaparse de lo que significa compartir celda y pabellón con otros detenidos. A la tarde lo trasladaron de Villa Lugano a la Unidad Penitenciaria N° 28 ubicada en el Palacio de Tribunales y que depende del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Allí van detenidos por distintos delitos comunes a la espera de que les asignen un lugar fijo o se resuelva su situación. Lotocki está en la primera de estas variables. La expectativa era que este mismo jueves, la Justicia le asigne un lugar en una cárcel. Se hablaba de Ezeiza o Marcos Paz.

Su abogada, Ileana Lombardo sostuvo que la detención del médico «fue un acto de traición» y que planteará la «nulidad» porque no se realizó «en el marco de la ley y las normas procesales».

Al cirujano lo procesaron por el homicidio simple del empresario Rodolfo Cristian Zárate, quien murió el 15 de abril de 2021 en una clínica de Caballito. Fue después de ser operado por Lotocki, a quien también se le imputa la falsificación de documentos.

Lombardo sostuvo que «lo que derivó en la detención» de su defendido «es la revocación de una excarcelación que tenía Lotocki en la causa del fallecido Zárate con una resolución de la Cámara» que calificó como «un acto de traición».

«Nosotros fuimos a una audiencia donde se debatía otro tema que era la negativa de detención de un pedido que había hecho el señor (Raphael) Dufort que el juez (Luis) Schelgel denegó. Entonces se apeló y se recurrió a Cámara que no resolvió sobre esa solicitud, sino que resolvió en otra causa, la de Zárate», explicó.

El traslado de Aníbal lotockiEl traslado de Aníbal lotockiEl actor uruguayo Raphael Dufort, quien sufrió graves problemas de salud tras ser operado por Lotocki, había pedido el mes pasado la detención del médico que fue rechazada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 60.

Según Lombardo, la sala IV del tribunal de alzada «no tenía jurisdicción» en el caso Zárate «porque la tenía en la causa Dufort» y remarcó que impugnará la decisión «porque no nos parece determinada en el marco de la ley y las normas procesales».

«El día anterior esta Cámara confirmó el procesamiento sin prisión preventiva y al día siguiente se desdijo, es raro», subrayó y remarcó que «hay muchas denuncias» contra Lotocki y «en ninguna fue citado a indagatoria» porque «las investigaciones son incipientes».

Lombardo señaló que «nunca hubo peligro de fuga» como consideraron en su fallo los camaristas Hernán López, Ignacio Rodríguez Varela y Julio Luciani.

«Lotocki tiene retenido su pasaporte desde que fue procesado por la causa Zárate», dijo y añadió que «asiste cada vez que el juez lo convoca» por una denuncia.

Al evaluar los riesgos de que el imputado permanezca en libertad, los jueces sostuvieron que la voluntad de entorpecer la investigación era evidente «por los indicios que proporcionaba ya la falsificación de la historia clínica» de Zárate.

El caso Rodolfo Cristian Zárate

Zárate fue intervenido quirúrgicamente en la Clínica Cemeco para realizarse una dermolipectomía programada que consiste en la remoción de tejidos en distintas partes del cuerpo.

Luego de la operación, tras ser trasladado a una habitación, según explicó Lotocki, «el drenaje despedía una gran cantidad de ‘líquido’ (sic) del cuerpo, y ordenó nuevamente su ingreso al quirófano».

Ante ese cuadro, los médicos decidieron transfundirle sangre y llamar a una ambulancia para su traslado a un centro de mayor complejidad, pero en ese intervalo «iniciaron las maniobras de reanimación a Zárate» porque había entrado en paro cardíaco, y antes de su traslado falleció.

El médico cirujano fue condenado a cuatro años de prisión y cinco de inhabilitación para ejercer la profesión por lesiones graves cometidas contra varios pacientes, entre ellas la modelo y conductora Silvina Luna, quien falleció en el Hospital Italiano el 31 de agosto pasado, pero permanece en libertad por esa causa porque la sentencia aún no fue confirmada por la Cámara de Casación Penal.

MG

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Se viene otra edición de la Mateada Patriótica en la Ciudad

La Ciudad de Mendoza invita a mendocinos y turistas a...

El Gobierno creó un comité de crisis integrado por fuerzas federales, pero continúa la protesta policial en Misiones

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, creó el Comité...