jueves, 18 julio, 2024

Otra familia internada por intoxicación en Mendoza: esta vez ocurrió en San Rafael

1 de octubre de 2023 – 14:59

A pocas horas de que una familia sufriese una intoxicación por monóxido de carbono en Rivadavia, un hecho similar ocurrió en la noche del sábado en San Rafael, por el cual cuatro personas quedaron internadas.

Según el reporte policial, cerca de las 22.15 de ayer un llamado al 911 alertó que en una vivienda de calle El Moro al 2.500, del distrito Cuadro Benegas, una persona encontró a sus familiares desvanecidos, con signos de haberse intoxicado.

Una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) y un móvil policial llegaron al lugar y tras asistir a las víctimas, las trasladaron al hospital Teodoro Schestakow, donde quedaron internadas con suero y oxígeno, en observación.

Hospital Schestakow, San Rafael – 472605

Las víctimas quedaron internadas en el hospital Schestakow de San Rafael

Las víctimas quedaron internadas en el hospital Schestakow de San Rafael

Se trata de un hombre de 42 años, una mujer de 38, y sus hijos de 11 y 6 años de edad, respectivamente.

Monóxido de carbono: claves para evitar al «asesino silencioso»

Por descuidos o mal mantenimiento de los equipos, en esta época se incrementan los casos de intoxicación por monóxido de carbono (CO), un gas altamente peligroso al que se suele llamar “el asesino silencioso” porque carece de olor, sabor y color, lo que lo hace indetectable a través de los sentidos. Se produce por una mala combustión y puede causar dolor de cabeza, mareos, vómitos, desmayos, palpitaciones e incluso la muerte.

En Argentina, se reportan 40.000 casos de intoxicación por monóxido de carbono cada año y fallecen aproximadamente 200 personas por esta causa.

A qué prestar atención

Mal funcionamiento de los artefactos porque la ventilación no es la correcta. En vez de haber una llama celeste/azulada pasa a ser naranja/rojiza, sinónimo de que hay una mala oxigenación de la combustión y que se está produciendo una emanación de monóxido de carbono. Conductos de ventilación que fueron retirados por tareas de pintura o limpieza y que luego fueron mal instalados por falta de conocimiento de la función que cumplen estas instalaciones. La consecuencia es que deja de ser seguro el intercambio de gases con el exterior. Rejillas de ventilación obstruidas, que también impiden el correcto intercambio de gases con el exterior, por lo que el monóxido se acumula en el interior. Además, hay que aclarar que los calefones suelen ser uno de los principales emisores de este gas tóxico cuando tienen un mal funcionamiento. Esto se debe a que son equipos de muy alto consumo: su uso equivale a 20 hornallas encendidas en simultáneo. Por eso es que está prohibida su instalación en baños y dormitorios. Toda muerte por monóxido es evitable. Esto significa que con un buen uso y mantenimiento de las instalaciones no debería de haber accidentes. Por eso, es clave hacer revisar todos los años antes de la época invernal los artefactos y ventilaciones por un gasista matriculado, que son las personas con conocimiento idóneo para estas tareas.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

EA Sports FC 25: el «nuevo FIFA» ya tiene su primer trailer, portada oficial y fecha de lanzamiento

La pelota del fútbol virtual vuelve a rodar entre...

No para de llorar! Las causas, cómo calmar al bebé y el riesgo del baby shaken

InicioSeccionesFooditClub LNIngresarBuscá en LA NACION...Últimas noticiasTránsito y transporteClimaLA NACION...

Caso Loan: Valdés desplazó a la cúpula policial correntina a más de un mes de la desaparición del niño

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, desplazó este jueves...