un-policia-de-mendoza-mato-a-su-esposa-e-intento-culpar-a-su-hijo-de-3-anosSociedad 

Un policía de Mendoza mató a su esposa e intentó culpar a su hijo de 3 años

En principio el hombre declaró que dejó su arma reglamentaria arriba de la mesa y que escuchó un disparo. Luego admitió que fue él.

Una mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza en una casa de la localidad mendocina de Godoy Cruz y por el crimen detuvieron a su esposo policía. El hombre había dicho que quien disparó había sido su hijo de 3 años, pero luego admitió que en realidad fue él. por lo que en las próximas horas será imputado por femicidio.

La víctima fue Valeria Ramírez (26), quien anoche, cerca de las 22, estaba en su casa del barrio La Gloria, en la localidad de Godoy Cruz, y recibió un tiro en el rostro que le causó la muerte a la 1.25 de esta madrugada en el Hospital Central, donde fue trasladada.

La primera versión que dio el policía fue que regresó a la vivienda, donde residía con la joven y su hijo de 3 años, luego de realizar una guardia y que dejó su arma reglamentaria en un sector de la habitación.

Luego, de acuerdo al testimonio, se dirigió hasta la cocina y fue en ese momento que escuchó un tiro, por lo que supuso que su hijo de 3 años había tomado el arma y disparado accidentalmente y herido a su esposa.

Como consecuencia del tiro, Ramírez fue trasladada al Hospital Central, en la ciudad de Mendoza, donde fue asistida por los médicos de guardia por un paro cardiaco y luego derivada al quirófano por una herida de arma de fuego que le ingresó por la nariz y le salió por el tórax.

Tras varias horas y el esfuerzo del personal médico, Ramírez falleció durante la madrugada a causa de la herida que recibió, por lo que se dio aviso a la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, quien inmediatamente ordenó una serie de medidas para empezar a resolver el caso.

Personal de Investigaciones y de Científica de la policía provincial fueron hasta la vivienda donde se produjo el hecho con el objetivo de encontrar elementos para la causa.

Fue así que horas después el policía se presentó y admitió ser el responsable del disparo y no su hijo como había manifestado en su primera declaración, por lo que quedó detenido y se espera que en las próximas horas la fiscal lo impute por el femicidio de su esposa.

El femicida tucumano que también culpó a su hijo de matar a su mujer

Yo no fui, a la criatura se le escapó el disparo”, fue lo primero que dijo el acusado al verse acorralado. El chico apuntado tenía 3 años y, al igual que su hermana, se quedó sin su mamá y sin conocer al bebé que venía en camino.

Ocurrió en Tucuman en mayo del 2021 cuando Daiana Gabriela Juárez (23), embarazada de dos meses, fue asesinada de un tiro en la cabeza y por el crimen detuvieron a la pareja de la víctima y padre de sus dos hijos. Braian Joel Ignacio (23) quien recibió prisión perpetua por  “homicidio agravado por el vínculo y femicidio”.

Cuando la policía detuvo al hombre, declaró que él no había sido quien disparó el arma, sino que “a la criatura se le escapó el disparo”, por su hijo de 3 años.

Fue entonces que se pidió la intervención a la Defensoría de Menores, una pericia para hallar restos de pólvora en las manos y una cámara Gesell con los dos hijos de la pareja.

Finalmente el juicio determinó, en junio de este año, que el culpable había sido Ignacio y fue condenado a prisión perpetua.

“Las características del arma y su complejidad para ser accionada, además de los rasgos antropométricos de Daiana y sus hijos, fueron valorados a la hora de descartar que haya sido alguno de ellos quien accionó el arma de manera accidental”, indicó la fiscal.

La investigadora hizo referencia a la pericia realizada al “arma secuestrada, una ‘tumbera’, de la que surge su poder de retroceso y la imposibilidad para que sea accionada por un niño de tres años”.

DB

Articulos relacionados