“la-amenaza-del-ministro-sergio-massa-me-preocupa-como-trabajador-y-secretario-de-un-gremio”,-lanzo-el-titular-del-sindicato-del-neumaticoEconomía 

“La amenaza del ministro Sergio Massa me preocupa como trabajador y secretario de un gremio”, lanzó el titular del sindicato del Neumático

Para Alejandro Crespo, el ministro de Economía “no puede decir que se llegue a un acuerdo en 24 horas o abrir la importación”. “No nos pueden extorsionar para firmar una rebaja salarial, porque no la vamos a hacer”, advirtió.

“El ministro [Sergio] Massa nos preocupa como trabajador y secretario del gremio, como parte de un país con una situación muy compleja”, dijo Alejandro Crespo en una conferencia de prensa del SUTNA, el gremio del Neumático que paralizó el sector y que consideró que los dichos del titular de la cartera de Economía resultaron una “amenaza”.

“Que un ministro anuncie una clara posición del Estado, colocándose sobre una paritaria netamente para extorsionar a los trabajadores y evidentemente favorecer en esa discusión, donde se dice que el eslabón débil son los trabajadores, se pone del lado totalmente de las empresas…”, arremetió el sindicalista.

Y contraatacó: “No nos pueden extorsionar para firmar una rebaja salarial, porque no la vamos a firmar“. En ese sentido, dijo que Massa “no puede decir que se llegue a un acuerdo en 24 horas o abrir la importación”.

Abordó el encuentro del ministro con empresarios del sector y lo criticó con dureza. “Hoy hubo reunión en el Ministerio de Economia para discutir el conflicto entre fábricas y el SUTNA. Pero no se pidió que asista el gremio de los Neumáticos, la voz de los trabajadores. Solo se escuchó a las patronales“.

Y también se permitió una crítica a las contradicciones de las políticas económicas que impulsa Massa. “Dan derecho a importar a las empresas, que son las mismas que tienen el conflicto. Y esa importación se va a hacer con los dólares que le da el Estado“, remarcó.

Alejandro Crespo, secretario general del Sindicato del Neumatico SUTNA. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

“Estamos obligados a tener un conflicto. No hay otra forma de reaccionar, con las empresas en su mejor momento económico”, se excusó ante las reiteradas medidas de fuerza y las medidas extremas como la toma de un piso del Ministerio de Trabajo en medio de las negociaciones.

Crespo buscó sumar voces a su postura, ya en las preguntas de los periodistas. “Tiene que intervenir la opinión de muchos sindicatos, periodistas, opinión pública. La CGT tiene que actuar como corresponde, porque es un ataque a las paritarias“, apuntó y recordó que quiso sumar al gremio en conflicto a la central obrera.

Dijo al respecto que desde “el sindicato del neumático” pidieron “la introducción en la CGT. Cuando se ataca de forma tan clara a una negociación colectiva, no hay otra forma de pronunciarse, por más que haya diferencias pequeñas o grandes a nivel ideológico. Hay que cuidar lo más sagrado, que es que los trabajadores tengan derecho a pelear para cubrir las necesidades de sus familias”, sostuvo Crespo.

“Un Gobierno ‘nacional y popular’, del lado de las multinacionales”

El secretario general del SUTNA no escatimó críticas a la gestión del Gobierno en el conflicto que mantiene el gremio con las empresas productoras de neumáticos. Además de hablar de “extorsión”, cuestionó la actitud de una administración “que se dice a sí misma nacional y popular“.

Alejandro Crespo y la cúpula del SUTNA, en conferencia de prensa contra Sergio Massa. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

“Costaría menos esfuerzo económico ese acuerdo salarial [que abrir las importaciones]. No tardaríamos nada en tener 1,2 millones de cubiertas para el mercado interno y para exportar”, señaló Crespo.

Entonces sí apuntó directamente al rol estatal.

“Lo que tenemos aquí es una intromisión en una paritaria por parte del Estado, en forma directa, para torcer la mesa. Un Gobierno que se llama nacional y popular, pero se pone del lado neto de los holdings nacionales y multinacionales”, expresó el sindicalista.

“Están boicoteadas las herramientas [paritarias y de negociación] por el mismo Estado y es el Estado el que se mete para mover la balanza a favor de las patronales”, enfatizó.

Reiteró que, si no cambia la propuesta, este miércoles habrá un nuevo fracaso en la negociación. “Si eso es lo que hay mañana, se estará concretando un ataque a las paritarias de todo el país y se producirá una situación en que todo el movimiento obrero tendrá que pronunciarse”, dijo Crespo.

Y siguió objetando al Gobierno, con una comparación con otras épocas históricas.

“Básicamente se dice que se puede reemplazar todo por importaciones. Si los trabajadores de todo el país tenemos problemas y tomamos acciones, ¿van a reemplazar todo por importaciones? Tal vez sí: ya lo vivimos, con la destrucción de empleo e instauración de un régimen en el que las patronales ponían los salarios que querían”, dijo.

Alejandro Crespo y la cúpula del SUTNA, en conferencia de prensa contra Sergio Massa. Foto Rolando Andrade Stracuzzi

Una industria en jaque y una conferencia contra Massa

El sindicato que controla Alejandro Crespo, un dirigente de izquierda que jaqueó al sector, había anunciado de forma intempestiva la conferencia de prensa a través de las redes sociales. Allí anticiparon que la aparición mediática sería para contestar los dichos de Sergio Massa, que este martes amenazó con la apertura de la importación de neumáticos en las próximas horas.

“Si mañana eventualmente no se resolviese el conflicto vamos a habilitar a las empresas fabricantes como importadores habilitados de emergencia”, dijo el ministro de Economía, en un encuentro que incluyó la presencia de empresarios y sindicatos automotrices.

“Les vamos a habilitar”, agregó Massa sobre las empresas, “la posibilidad de importar todos los neumáticos que necesiten para abastecer a las automotrices con un mecanismo de emergencia de pago, a los efectos de que no se detenga todo el sector automotriz y autopartista, y que no extorsionen al sector sobre la base del conflicto”.

Así, el funcionario nacional apunta a apurar un arreglo en la reunión que tendrán representantes gremiales y empresarios en el Ministerio de Trabajo, después del fracaso en que culminó la audiencia del lunes, en la que las partes ni siquiera coincidieron en una misma sala.

El conflicto gremial paralizó las tres plantas que producen cubiertas en la Argentina, lo que trajo como consecuencia serias complicaciones a las terminales automotrices asentadas en el país.

DS​

Articulos relacionados