la-relacion-con-el-fmi:-“si-batakis-viene-con-un-programa-totalmente-kirchnerista-habra-problemas”Economía 

La relación con el FMI: “Si Batakis viene con un programa totalmente kirchnerista habrá problemas”

Uno de los desafíos más importantes para la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, es la continuación de las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional sobre la implementación del programa de Facilidades Extendidas aprobado en abril y que ya asoma con severas dificultades de ser cumplido tal cual estaba pautado.

La salida de Martín Guzmán, que había negociado al detalle el acuerdo desde el inicio, sumó gran incertidumbre en Washington sobre el rumbo del programa, sobre todo porque Batakis está ligada al sector del Frente de Todos que ha criticado con dureza el acuerdo con el organismo y algunas metas que establece.

Claudio Loser, ex director para el Hemisferio Occidental del FMI, y que ha liderado varias negociaciones con distintos países de la región, señaló a Clarín que, para el Fondo, Batakis es una incógnita y que busca “desesperadamente” saber cuál será su perfil. Cree que al comienzo habrá gran tensión, aunque afirma que el organismo puede ser flexible.

“Pero si viene con un programa totalmente kirchnerista la cosa no va a avanzar” y puede enfrentarse con “problemas muy serios”. “Se va a encontrar con un muro importante”, advirtió.

-¿Cómo ve la llegada de Batakis a Economía? ¿Cómo cree que la evalúa el Fondo?

-Batakis es una incógnita a nivel internacional. No ha tenido que yo sepa ningún tipo de presencia internacional, si bien ha estudiado afuera. Ha tenido una trayectoria muy de interior, en relación con las provincias, y en la provincia de Buenos Aires. No tengo ninguna impresión de ella, no sé cómo es su macroeconomía. Ha dicho pocas cosas. Controlar el déficit fiscal está muy bien, pero decir que el tipo del cambio está bien cuando está atrasado, no ayuda. En el Fondo estarán buscando desesperadamente ver el perfil de ella. Sin embargo, el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, se queda y es un canal importante que se mantiene y que va a ayudar a que continúe o se restablezca el diálogo.

-Ella es afín al kirchnerismo, que ha criticado el acuerdo con el Fondo. ¿Cree que las negociaciones con el organismo se complicarán?

-Puede complicar la relación si viene con la visión kirchnerista de que hay que aumentar la emisión o la visión del Presidente de que estamos creciendo tanto y que por eso precisamos tener más importaciones y que hay que dejar crecer la demanda. Yo creo que va a haber problemas muy serios si eso sucede. Pienso que el Fondo va a estar dispuesto a dar espacio por los últimos meses que hubo desvíos y para la próxima revisión quizás puedan dar un waiver (perdón), pero si vienen con un programa totalmente kirchnerista la cosa no va a avanzar, no sé si explotar, pero no va a avanzar. El Fondo no va a permitir un programa expansivo como quiere el kirchnerismo en este momento. Expansivo desde el punto de vista fiscal y de mayor emisión monetaria sin aumentar la tasa, porque ese es el problema que tiene la Argentina, de alta inflación y un tipo de cambio atrasado y con un montón de restricciones y nuevos cepos.

-¿Se caería entonces el programa en ese caso?

-Es posible. Hay una negociación, hay que ver cuánto puede aflojar el Fondo. Espero que no mucho porque entre los accionistas del Fondo hay bastante frustración con Argentina. Ilan Goldfajn (jefe del Hemisferio Occidental del organismo), que tiene el puesto que yo tenía, posee una visión bastante ortodoxa, aunque flexible. Así que van a negociar muy duro y yo veo dos posibilidades: una es que haya un poco de flexibilización, pero pidiendo que se trabaje la parte de los subsidios y la parte fiscal; otra es que el Gobierno diga que no quiere eso y se corte la relación con el Fondo. Pero esto último sí llevaría a una explosión o implosión importante de la economía.

-¿Cree que se van a cumplir las metas anuales que establece el programa?

-Algo de espacio le van a dar en los números, con el tema del petróleo y el gas, con que la inflación fue más alta. Algo se pueden cambiar los números, pero no cambiar el programa. Sobre la base de mi experiencia, puede pasar, pienso en Argentina, Brasil o México en el pasado, pero dentro de ciertos límites.

-¿Cree que habrá un waiver para la próxima etapa?

-La próxima revisión, en septiembre, mira los números hasta junio. Allí podría haber un waiver en la parte numérica, siempre que se llegue a un acuerdo. Van a tener que negociar en forma intensísima para restablecer la relación con el Fondo, eso no me cabe la menor duda.

-Dada su experiencia, ¿cuánto sufre la negociación con un cambio de interlocutor?

-El Fondo está acostumbrado a cambiar de interlocutor. Lo he vivido con Argentina, México, Panamá, Brasil. El tema es que siempre hay un choque inicial. Al principio lo que uno hace es pelear porque no hay un entendimiento sobre el idioma que se va a usar, y no me refiero al español o el inglés, sino al tipo de cosas donde hay siempre malentendidos. Siempre el primer contacto es muy intenso, incluso con autoridades con las que uno podía conversar razonablemente. Hay mucha tensión, pero después de una semana eso termina de arreglarse y se ponen a negociar en serio. Aunque el equipo técnico del Fondo está acostumbrado a Guzmán, se va a adaptar a las nuevas circunstancias de este proceso de ajuste psicológico. Pero si ella es muy kirchnerista, muy del Instituto Patria, va a haber problemas. Se va a enfrentar con un muro muy importante.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados