en-chile,-la-oposicion-presiona-para-abrir-una-investigacion-por-otro-avion-venezolano-iraniPolítica 

En Chile, la oposición presiona para abrir una investigación por otro avión venezolano-iraní

Mientras la investigación abierta en Argentina y Paraguay sobre los vínculos y verdaderos fines del avión Boeing 747 y su tripulación venezolana iraní se encuentra sin nuevos avances en nuestro país, la oposición en Chile logró movilizar al gobierno de Gabriel Boric. Fue con una denuncia ante el Ministerio Público para se de explicaciones sobre otro avión que voló varias veces entre Caracas y Santiago.

Con la firma de varios senadores, entre ellos, Paulina Núñez Urrutia; Manuel José Ossandón Irarrazábal, Carmen Gloria Aravena Acuña, y otros, los opositores reclamaron al gobierno de Boric por un Airbus 340-600 de Conviasa transferido por otra empresa persa a los venezolanos, que realizó -como ya publicó Clarín -al menos cinco vuelos entre las capitales de Venezuela y Chile-.

Recién de esa denuncia es que se movilizó el gobierno chileno. Y este martes a ultima hora el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve fue interpelado por la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados.

Allí el dirigente reconoció que el avión Airbus 340-642 matrícula YV3533 operado por Conviasa, pertenece a la aerolínea iraní Mahan Air.

Esta última está sancionada por Estados Unidos, acusada de transportar armas, personal, recursos y equipos de organizaciones terroristas como Hezbollah y las Fuerzas Quds.

Y es la misma aeronave que usó Nicolás Maduro para hacer su reciente viaje a Teherán. La aeronave aterrizó el pasado 21 de junio en Santiago de Chile con un vuelo de pasajeros y vino a la Argentina ya al menos cuatro veces

“El vuelo se realizó como servicio chárter, es decir, no estaba sujeto a itinerario y tiene como operación esporádica o temporal para efectos puntuales. O sea, en la práctica estos son vuelos que están autorizados pero que se producen cuando se acumula la cantidad de pasajeros necesaria o que la línea aérea considera necesaria para hacer rentable el viaje”, dijo Monsalve. El funcionario dijo que el vuelo “contaba con todos los requisitos para su arribo al país” y que “no hay ningún delito que haya podido identificarse en los vuelos que ha realizado Conviasa a Chile”.

Pero aseguró que la tripulación del avión es venezolana, a diferencia del Being 747 de Emtrasur YV3531, que está retenido en Ezeiza: son 15 venezolanos y cinco iraníes. 

“Lo que sí ocurre, y es donde se produce el vínculo, tiene que ver con el origen del avión. Se han recabado antecedentes que perteneció a otras compañías previas, antes de Conviasa, una de ellas Virgin Atlantic, y otras Al-Naser Airlines y Mahan Air, estas últimas sí eran aerolíneas de origen iraní”, reconoció.

El diputado Cristhian Moreira Barros resaltó que “la aerolínea Mahan Air era conocida en círculos de inteligencia por ser una fachada civil de las fuerzas de la Guardia Revolucionaria de Irán”, y que por esto está incluida en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro estadounidense.

La denuncia de los legisladores chilenos menciona la investigación en Argentina y en Paraguay -allí estuvo en mayo tres días en Ciudad del Este-, donde la oficina Anticorrupción consideró abiertamente que la aeronave y los tripulantes que están aquí operaban como una fachada para realizar “actividades terroristas”.

El diputado Francisco Undurraga habló de otro aspecto curioso. Expresó que “llama poderosamente la atención que el promedio de maletas del viaje de venida a Chile son cinco maletas por persona” entre los pasajeros que integraban el vuelo de Conviasa.

La diputada Gloria Naveillan Arriagada coincidió en este punto. “De verdad que esto de cinco maletas por persona me dejó francamente asombrada. Tiendo a pensar que es gente que se venía a vivir al país. Nadie viaja con cinco maletas para hacer turismo“, resaltó.

Ante esto, el subsecretario Monsalve admitió que “es natural” la sospecha, pero resaltó que “toda la carga que ingresó a Chile pasó por nuestro servicio de aduanas y por tanto fue fiscalizado”.

En Chile también repercutieron las versiones de informes presentados por los diputados argentinos Gerardo Milman y Cristian Ritondo en los que se habla de una supuenta tarea de ciberinteligencia, que aún debe convalidar la Justicia.

El diario El Libero asegura qu en el informe se habla de supuestas tareas de ciber inteligencia en favor de Gabriel Boric a cargo sobre todo de los tripulantes venezolanos que, según ya escribió el periodista Nicolás Wiñazki serían miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados