ordenan-rematar-una-de-las-estancias-emblematicas-de-lazaro-baezPolítica 

Ordenan rematar una de las estancias emblemáticas de Lázaro Báez

Lázaro Báez compró muchos campos en Santa Cruz. Cuando la justicia lo condenó a doce años de prisión por lavado en La Ruta del Dinero K, sostuvo que los 1.420 bienes muebles e inmuebles que fue adquiriendo se pagaron con dinero de origen ilícito. Varias estancias se encuentran inscriptas a nombre de la firma Austral Construcciones, en pleno proceso de quiebra. Ahora, la jueza María José Gigy Traynor ordenó que la estancia Río Bote -un campo que será expropiado por el Estado para hacer dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz- sea rematada por casi 39 millones de pesos. El proceso público se realizará el 16 de junio.

Jugando la última carta, el ex socio comercial de Cristina Kirchner pidió ingresar con Austral  a la moratoria que implementó el Gobierno. La empresa tuvo como único cliente al Estado, y adeuda más de 2.200 millones de pesos al fisco.

Al igual que Cristóbal López con Oil Combustibles, Báez buscó salvar a su firma insignia de la liquidación final en el marco de la quiebra. Con el planteo ante la AFIP -su principal acreedora-, Austral Construcciones buscó detener los remates que venía ordenando, desde junio de 2018, la jueza Gigy Traynor. Fue en ese período que dictaminó la quiebra de la compañía.

Aunque por varios meses Báez logró suspender el proceso de remates, al no obtener un acuerdo con todos sus acreedores para rescatar a la constructora, la justicia volvió a reactivar el remate de los bienes inscriptos a nombre de la empresa constructora.

El dinero que se obtiene de estos procesos se deposita en una cuenta judicial para, una vez finalizado el remate de todos los bienes de la constructora, distribuirlo entre los acreedores. Cuando ello ocurra, se dará por concluida la quiebra de la firma que entre 2003 y 2015 fue adjudicataria de 51 licitaciones por 46.000 millones de pesos.

Estancia Río Bote en Santa Cruz. Foto Maxi Failla.

El imperio de propiedades de Báez incluye más de 600.000 hectáreas distribuidas por el suelo santacruceño. Entre las 1.412 propiedades que adquirió entre 2010 y 2013, el empresario K cuenta con una importante cantidad de estancias: la justicia contabilizó más de 50.

Sólo a once campos de Báez el Tribunal de Tasaciones le otorgó un valor de 466,6 millones de pesos. Entre los más valiosos se encuentran: Cruz Aike (46 millones), La Julia (27,6 millones), Río Bote (16 millones), El Campamento (19 millones), La Santafesina (20 millones), Ana (15,8 millones), El Rincón (21,8 millones), La Porteña (17,9 millones), Lagunas Asador (10 millones) y Alquinta (101,1 millones de pesos).

Ahora la jueza ordenó el remate de la estancia Río Bote. Según la documentación judicial a la que accedió Clarín, el valor por el que se rematará asciende a 38.965.870 pesos. Un precio superior al de la tasación realizada en 2016.

El proceso se realizará el 16 de junio al mediodía en el Salón de Remates del Poder Judicial.

La superficie del campo es de 8.192 hectáreas y es lindante “al oeste con la “Estancia Franka”, al este con la “Estancia Cruz Aike”, al sur con la “Estancia La Martina” y hacia el norte con el Río Santa Cruz. Allí radica su particularidad. Es un campo que, como señaló la jueza Gigy Traynor, “se encuentra afectado al proceso de expropiación, medida dispuesta por razones de utilidad pública declarada por la normativa citada con motivo de la construcción de las represas hidroeléctricas Gobernador Jorge Cepernic y Presidente Dr. Néstor Carlos Kirchner.

Lázaro Báez sigue perdiendo propiedades. Foto Maxi Failla.

No todo el campo será expropiado. Hay una porción de la superficie que es “apto solo para invernada y con muy poco pastizal, el cual cuenta con la presencia de vertientes naturales, agua potable, mallines y el Rio Bote en sector Oeste de la Estancia. Hasta el predio llega el tendido eléctrico de media tensión y sobre postes, elevado, se encuentra el transformador”, aclara el texto que ofrece la estancia.

Este campo, además, se encuentra dividido por la ruta nacional 40. Según la información judicial, se rematará “al contado y mejor postor”. Quien busque quedarse con el campo de Lázaro Báez deberá abonar una seña inicial del 30%, una comisión del 3%, más IVA y un arancel a la Corte de Justicia del 0,25%.

Avión de Lázaro Báez – Aeropuerto de San Fernando. Foto: Luciano Thieberger.

Otros remates

El remate de la estancia Río Bote es una de las tantas medidas judiciales que afectan el cuantioso patrimonio de Báez. En la quiebra ya se remataron departamentos, cocheras y edificios. En el fuero federal, el Tribunal que juzgó al contratista por lavado de dinero le concedió maquinaria pesada a Vialidad Nacional, también ordenó que la Agencia de Administración de Bienes del Estado remate dos aviones.

Recientemente, luego de varios intentos fallidos, se volvió a publicar el remate de un edificio de cuatro pisos en Pilar que no se terminó de construir. Se encuentra entre las calles Valentín Gómez y Los Almendros, sobre la colectora del kilómetro 49,500 de Panamericana, frente al Hotel Sheraton.

Para la subasta se estableció una base de 392.175.000 pesos, para el cual se aplicó un mecanismo de remate mixto para la quiebra de Austral Construcciones.

El año pasado, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) logró rematar dos aviones del empresario K. El Tribunal de Tasaciones había determinado que ambas aeronaves tenían un valor original de 720.000 dólares. Pero los precios se fueron reacomodando en cada llamado público: en cada subasta, los aviones se ofrecían por menos dinero. Pese a ello, llevó varios meses hasta que parte de estos bienes de la corrupción, como los denominó la justicia, interesen a alguien.

En 2016, el Rockwell Commander había sido tasado en 211.300 dólares, pero en sucesivas subastas su valor fue disminuyendo: el gobierno de Alberto Fernández lo subastó por 2.684.700 pesos, que a tipo de cambio oficial equivale a unos 14.915 dólares. Muy por debajo del valor adjudicado cinco años atrás.

La segunda nave cuyo remate online convocado por la AABE no prosperó en tres ocasiones por la falta de interesados es el Learjet LV BPL, al que se le otorgó un valor oficial de 517.000 dólares. Su operatividad requiere de una importante inversión. Esta segunda aeronave se remató por 1.772.535 pesos, que al tipo de cambio actual representa unos 9.847 dólares. Muy lejos de su valor original.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados