adios-a-los-conos:-en-caba-los-examenes-para-sacar-el-carnet-de-conductor-se-haran-en-las-callesSociedad 

Adiós a los conos: en CABA los exámenes para sacar el carnet de conductor se harán en las calles

Aquellas nerviosas esperas en la sede Roca del Gobierno porteño, donde el circuito cerrado de tránsito servía de “tester” para llegar al preciado carnet de conductor, cambiarán de manera drástica: las pruebas de manejo pasarán a realizarse en plena vía pública, con tránsito “en vivo”, lejos de aquellos conos de plástico a los que se podía pisar con cierta indulgencia.

No será el único cambio, las clases teóricas para las licencias particulares pasarán a ser virtuales y el 75% que había que responder con precisión de las preguntas sobre cartelería y otras condiciones de manejo se elevará al 85 por ciento.

La fecha de la entrada en vigencia de estos cambios todavía no es precisa, pero si se indicó desde el Gobierno porteño que será “en el segundo semestre”. Con la nueva modalidad, entonces, para llevarse el carnet habrá que mostrar cómo se maneja en medio del tránsito porteño, tantas veces endemoniado, una situación para que la Ciudad contará con una flota de vehículos de doble comando, como para que ese manejo inicial pueda hacerse con un margen de seguridad importante.

Para el examen psicofísico se incorporará una entrevista semidirigida más extensa, buscando indicadores que pudieran interferir en la aptitud para conducir

 

Según se explicó, esos coches con doble comando, en los que el funcionario a cargo del testeo podrá maniobrar de apuro el auto si hay problemas, se contratará en forma tercerizada a través de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas. No todos esos coches serán de transmisión manual: se repartirán entre un 70 por ciento con caja de cambios tradicional y un 30 por ciento con cajas automáticas.

Los circuitos cerrados para sacar el carnet de conductor tienen los días contados en CABA. Se vienen los exámenes en pleno tránsito.

Como se sabe, las academias de manejo ya están habilitadas a realizar prácticas y clases en las calles de la Ciudad. Eso se mantendrá, con las mismas excepciones en las avenidas y las manzanas con establecimientos educativos, centros de salud, comisarías, estaciones de bomberos, o calles del macro y microcentro.

Las instalaciones de la sede Roca, de todas maneras, se mantendrán como escenario de exámenes para los aspirantes a conductores de motovehículos y de pesados vehículos de carga. Por otro lado, el curso de otorgamiento y el de renovación de licencia de conducir se dictarán de manera virtual, lo que permitiría una mayor cantidad de aspirantes que toman una clase en simultáneo, y que sea más cómodo y fácil asistir a su totalidad. Además, se elevará el nivel de exigencia, ya que las preguntas pasarán a ser de treinta a cuarenta y el porcentaje de respuestas requerido pasaría de 75 por ciento a 85, en un examen que se reducirá en su duración de 45 a 40 minutos.

Para el examen psicofísico se incorporará una entrevista semidirigida más extensa con el objetivo de ahondar en los indicadores que pudieran interferir en la aptitud para conducir. En tanto, en el área médica, se sumarán preguntas sobre trastornos de sueño o apneas.

En el examen de conducción se evaluará “Técnica de manejo”, “Respeto por las normas” y “Convivencia de otros actores”. Asimismo, cambiarán la vigencia de las licencias para conducir: para conductores de 16 a 39 años será de hasta diez; de 40 a 49, hasta seis; de 50 a 69, hasta cuatro, y a partir de 70, de dos.

HB

También te puede interesar

Articulos relacionados