quien-es-lino-mirabelli,-el-juez-que-acepto-la-oferta-de-alberto-fernandez-y-fabiola-yanez-por-la-fiesta-en-olivosPolítica 

Quién es Lino Mirabelli, el juez que aceptó la oferta de Alberto Fernández y Fabiola Yañez por la fiesta en Olivos

Lino Mirabelli es el juez al frente del juzgado 2 de San Isidro que aceptó la oferta para sobreseer a Alberto Fernández y a Fabiola Yáñez por la fiesta en Olivos, en plena cuarentena por el coronavirus. Lo hizo al homologar el acuerdo que el Presidente y la primera dama habían firmado con el fiscal Fernando Domínguez.

De carrera judicial y bajo perfil, Mirabelli siempre tuvo anclaje en San Isidro. Estuvo a cargo de la Unidad Funcional 1 de San Isidro cuando ejerció como fiscal en la justicia de la Provincia de Buenos Aires. También integró el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro y hace unos años dejó la justicia provincial para pasar a la federal. Se presentó a varios concursos para ser fiscal general de juicio ante los Tribunales Orales Federales, también para ser juez de un Tribunal Oral Federal y además para ocupar un juzgado de primera instancia.

En 2018, cuando gobernaba Mauricio Macri, fue designado a cargo del juzgado federal número 2 de San Isidro. El concurso había arrancado en el Consejo de la Magistratura durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Muchos lo definen como “garantista”.

Mirabelli ya había intervenido en varios expedientes vinculados a violaciones a la cuarentena y las restricciones que dispuso el presidente Alberto Fernández por el coronavirus.

El juez Lino Mirabelli quedó a cargo de la causa de las visitas a Olivos.

El caso más resonante en el que le tocó definir es el que involucró a Federico Lamas, el surfer que volvía de Brasil con una tabla en el techo de su camioneta y fue detenido en un retén de la Gendarmería sobre la Autopista Panamericana cuando intentaba ingresar a la Ciudad.

Fue el 24 de marzo de 2020, cuatro días después de que Alberto Fernández decretara las restricciones más duras. Mirabelli procesó al surfer y le trabó un embargo de $500.000 por violar el artículo 205 del Código Penal que estipula que “​será reprimido con prisión de ​seis meses a dos años​, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Federico Lamas, el surfer que fue procesado por violar la cuarentena. Foto Germán García Adrasti.

Por esa causa el surfer irá a juicio oral luego de que el fiscal de San Isidro Federico Iuspa lo solicitara.

El juzgado de Mirabelli también tuvo el caso del personal trainer que además de violar la cuarentena golpeó a un empleado de seguridad de su edificio. Miguel Ángel Paz había reaccionado violentamente el 14 de marzo de 2020 cuando se enteró que el guardia de su edificio, ubicado en la calle Rosales al 2700, en la localidad bonaerense de Olivos, lo había denunciado por no respetar la cuarentena.

A la causa por violar la cuarentena se le sumó una imputación por “lesiones y amenazas”. En ese caso Mirabelli procesó y elevó a juicio al personal trainer.

Ahora Mirabelli homologó las ofertas económicas realizadas por Alberto Fernández y Fabiola Yañez al fiscal Fernando Domínguez, para cerrar definitivamente la causa por el cumpleaños de la primera dama en Olivos. Aceptó la propuesta de 3 millones de pesos, cuya efectivización -en el término de diez días- implicará el sobreseimiento de ambos. La plata sería destinada al Instituto Malbrán.

Qué pasó en la fiesta de Olivos

La denuncia inicial fue presentada por dos militantes opositores en julio de 2021, cuando se difundió el registro de visitas a la residencia presidencial durante la estricta cuarentena, y fue ampliada luego de que se filtraran las fotos del cumpleaños de la primera dama.

También se difundieron videos del festejo, en los que aparecían el mandatario y su pareja celebrando el cumpleaños, en una sala interior, sin barbijos ni distanciamiento social.

Tras la difusión de las fotografías, el presidente Fernández pidió disculpas y reconoció que la reunión social “no debió haberse hecho”, y también se presentó ante la Justicia, donde argumentó que se trataba de un “delito de peligro abstracto” y que “no hubo afectación al bien jurídico Salud Pública”.

La polémica impactó en la imagen pública del mandatario, de cara a las elecciones primarias de septiembre, en las que quedaron definidos los candidatos de los comicios legislativos de noviembre, que acabó ganando en la mayor parte del país la oposición.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados