garcia-salazar:-“si-el-presidente-no-responde,-puede-interpretarse-como-un-no-a-portezuelo”Política 

García Salazar: “Si el Presidente no responde, puede interpretarse como un no a Portezuelo”

Como en un reloj de arena, cada segundo que pasa va inclinando la situación hacia una nueva etapa. Dentro de una semana, el 21 de enero, el presidente Alberto Fernández debería responder a la solicitud de pronto despacho que presentó Mendoza acerca de la represa Portezuelo del Viento ¿Habrá laudo? El radicalismo local está expectante, y el titular del partido en la provincia, Tadeo García Salazar -que es también intendente de Godoy Cruz- no lo oculta.

“Es importante terminar el capítulo Portezuelo por sí o por no. Técnicamente todavía hay una licitación en proceso y ya se metió por mesa de entradas ese pronto despacho para que el laudo defina. Habrá que ver qué panorama surge”, anticipa el entrevistado.

Habla con cautela porque conoce el tablero por el que se mueve; una cuadrícula que a estas alturas tiene varias piezas a considerar. Por un lado, está Portezuelo. Pero por otro hay una serie de 12 proyectos que está evaluando la Comisión de Agua y Saneamiento del Consejo Económico, Ambiental y Social de Mendoza (CEAS), que él mismo preside. El runrún es que si la megapresa no sale, se hará foco en el plan alternativo del CEAS.

-¿Qué ocurre si Fernández no contesta y no hay laudo?

-Se podría insistir con el pronto despacho. Si el presidente sigue sin responder, habrá que ver cuál es la opinión jurídica. Yo creo que al no haber un sí expreso, ese silencio se tomaría como un no. Y si presidencia no contesta, la licitación de Portezuelo se va a caer, porque no se puede adjudicar algo que abra la puerta a cuestionamientos legales. Igual, con o sin Portezuelo, vamos a necesitar un master plan que prevea las obras de los próximos 20 años en la provincia.

-Uno imagina que después de la experiencia con La Pampa, ese master plan deberá tener en cuenta lo que opinan otras provincias sobre las obras que se plantean…

-Lo que hay que ver primero es la necesidad que tiene Mendoza y luego analizar cómo adaptamos eso. Algunos proyectos requieren acuerdos con otras provincias, fundamentalmente las que involucran a ríos interprovinciales. Otros no. A priori yo te diría que hay que hacer un plan, independientemente de la opinión de otras provincias, porque la mayoría de los proyectos que están en evaluación no las involucran.

Tadeo García Salazar y Alfredo Cornejo.jpg

Tadeo García Salazar junto a Cornejo, quien firmó con Macri un acuerdo que -en la letra chica- permitiría a Mendoza destinar los dólares de Portezuelo a otras obras.

Portezuelo del viento y de los dólares

Días atrás, una nota de Natalia Sosa Abagianos destacaba la viveza que tuvo Alfredo Cornejo cuando al firmar con Mauricio Macri el convenio que otorgaba los fondos a Mendoza en resarcimiento por las pérdidas que le significó la promoción industrial -dinero que se fue destinado a Portezuelo-, el entonces gobernador logró meter un inciso que permite disponer del dinero “para otras obras hídricas”.

Eso significa que si la idea de construir la megapresa hidroeléctrica se cae, se podrá usar esos dólares en otras cosas. Ahí es cuando García Salazar vuelve a ser cauto.

-Si Portezuelo se cae, ¿está confirmado que esos 1023 millones de dólares irían para ese master plan que usted menciona?

No, eso no está definido. Por un lado, porque todavía no se cerró lo de Portezuelo; y por otro porque el master plan no está listo aún. Lo que tiene el CEAS son 12 proyectos vinculados al agua y al saneamiento. Algunos son presas hidroeléctricas y otros no. La comisión de Agua y Saneamiento (nota del r.: que él preside) escuchó a los autores de esas propuestas y comprobó que tienen diferentes grados de desarrollo: algunas son sólo ideas y otras están listas para licitarse.

-¿Cuál sería el camino para que ese master plan se concrete?

-Desde la comisión llevaremos al plenario del CEAS nuestra moción. Esa moción dirá que necesitamos planificar las obras de los próximos 20 años escuchando las necesidades de los oasis e involucrando mejoras en cultivos, consumo humano y el saneamiento, es decir las cloacas. Para eso hay que calcular nuestro crecimiento poblacional y económico, más la influencia del cambio climático. No olvidemos que hace una década venimos con emergencia hídrica.

Tadeo García Salazar y Rodolfo Suarez.jpg

García Salazar, que es presidente de la UCR mendocina, dice que la moción vinculada al masterplan será remitida al gobernador Suarez este año.

Tadeo dice que una vez que el CEAS le presente el plan a Suarez, este seleccionará entre las instituciones que hayan acercado proyectos para ver cuáles se ejecutan. “Algunos son de concreción inmediata y otros no”, aclara. “Y los que tienen que ver con ‘energías limpias’ -en Godoy Cruz lo estamos viendo con los paneles solares en el piedemonte- son de aplicación muy veloz. Se instalan rápido y se ponen a funcionar”.

-¿Qué porcentaje de las obras del master plan estarían en condiciones de comenzar rápidamente?

-Yo te diría que la mitad. Pero además Aysam e Irrigación podrían sumar sus propios proyectos. Irrigación, por ejemplo, tiene uno por 230 millones de dólares. Aysam tiene otro que anda por los 1000 millones. La idea es que el plan sintetice todo eso. Otro aspecto es el del consumo: entre las ideas está sumar la micromedición, es decir que el agua se cobre por litro y no como es hoy, en relación a la superficie del terreno.

-Usted suena como posible candidato a gobernador ¿Lo entusiasmaría empezar una gestión con todos esos dólares disponibles?

-Mi abuela decía que no hay que gastar a cuenta, así que mientras siga teniendo mi cargo como intendente siento que no me corresponde opinar sobre eso. Yo ni me veo ni me dejo de ver como gobernador. Falta mucho para hablar de eso. Son demasiadas hipótesis que dependen de probabilidades.

“A Potrerillos le quedan 10 años de vida útil”

A pesar de que el master plan que podría tomar la posta de Portezuelo contemplará obras para los próximos 20 años, García Salazar repite que hay soluciones que reclaman una acción urgente. “Te tiro un dato: Mendoza consume el 50% más de agua per cápita que lo que recomienda Naciones Unidas. Eso hay que abordarlo”, ilustra.

Los procesos ambientales que vienen ya empiezan a sentirse en el clima, en las lluvias, en los desafíos que enfrenta el sistema energético. Y en ese punto también hay polémica, porque para algunos -como el ex gobernador justicialista Rodolfo Gabrielli- el paradigma de las grandes represas ya es parte del pasado.

“Yo no me atrevería a decir algo así. Hay que consultar a los especialistas. La idea de hacer una presa en Uspallata, por ejemplo, tiene el doble fin de generar energía y guardar agua. No nos olvidemos que a Potrerillos, para muchas de sus funciones, le quedan sólo 10 años de vida útil. Entonces ese tipo de definiciones tienen que ver con la ingeniería y con la planificación”, responde el entrevistado.

Resta sólo una semana para saber si el presidente Fernández laudará a favor o en contra de la “obra del siglo”. La tercera opción sería que, siguiendo algún arcano taoísta, decida simplemente no emitir veredicto, no actuar. Lo innegable es que el tiempo sigue pasando, lento y firme, inclinando el peso hacia alguno de esos mundos posibles. Como en un reloj de arena.

Articulos relacionados