el-banco-central-perdio-mas-de-us$-4.000-millones-de-reservas-en-los-ultimos-tres-mesesEconomía 

El Banco Central perdió más de US$ 4.000 millones de reservas en los últimos tres meses

Las últimas medidas adoptadas para frenar la salida de dólares del turismo exterior dejaron en evidencia la preocupación del Banco Central por cuidar sus cada vez más acotadas reservas internacionales. Desde septiembre la entidad enfrenta no solo tiene dificultad para acumular divisas si no para dejar de perderlas.

Después de registrar saldos positivos hasta agosto, las reservas brutas cayeron en US$ 4.000 millones en los últimos tres meses. En septiembre, se perdieron US$ 3.269 millones; en octubre, U$S 94 millones; y en noviembre, US$ 672 millones, según los datos del BCRA. Así, los US$ 4.334 millones que recibió la Argentina de DEG del FMI ya se esfumaron prácticamente.

Una de las puertas de salida son los pagos de deuda, que en los últimos tres meses insumieron US$ 2.800 millones. Y el 22 de diciembre, habrá que pagar un vencimiento por US$ 1.880 millones al Fondo, un compromiso que pondría las reservas bajo mayor presión y que el Gobierno busca evitar con un acuerdo.

Las divisas del BCRA también se vieron afectadas por la intervención en el mercado oficial de cambios y el mercado financiero. El primero demandó más de US$ 1.500 millones desde septiembre y el segundo unos US$ 1.200 millones para contener la brecha cambiaria.

La caída de reservas obedece, por otra parte, a la variación de la cotización del oro y los DEG y se compensa a su vez con operaciones del sector público (por ejemplo, el giro de dólares al Tesoro) y el efectivo mínimo, que son los dólares que los bancos tienen encajados en el Banco Central.

“Parte de las reservas se utilizó para intervenir en la brecha y después en vender divisas al sector privado. Si te quedan pocas reservas netas y se te siguen cayendo, necesitás acudir a medidas antipáticas“, dijo Guido Lorenzo, director de LCG.

La incógnita en adelante es si se podrá evitar una devaluación, como en el 2020 cuando las reservas netas llegaron al límite. Según Ecolatina, en 2022 ya no se contará con los precios de la soja, los DEG, el alivio con el Club de París, restricciones por pandemia al turismo y un mayor endurecimiento del cepo. 

“La cuestión pasa por llegar a marzo/abril donde entra el grueso de la cosecha. Hasta febrero puede casi sin problemas enfrentar vencimientos de deuda gracias a los DEGs. El vencimiento de marzo con el FMI podría prolongarse un tiempo sin entrar en default y no llegar con reservas netas líquidas negativas, hay margen para no devaluar“, dijo Juan Pablo Albornoz, de Ecolatina.

Para pasar el verano, el Gobierno contará con la cosecha de trigo que empieza en diciembre (US$4.000 millones), un mayor endurecimiento del cepo y un posible acuerdo con el Fondo antes de marzo. No obstante, los economistas creen que no hay margen para mantener anclado el dólar.

Nuestro escenario sigue siendo que BCRA endurecerá el CEPO y “gradualmente” acelerará la devaluación del dólar oficial, hasta que acuerde con el FMI. Pero hay una chance (no menor) de una devaluación, advirtió FyMA, la consultora de Fernando Marull

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados