¿vas-a-comprar-un-celular-usado?:-estos-son-los-tips-clave-para-evitar-enganosTecnología 

¿Vas a comprar un celular usado?: estos son los tips clave para evitar engaños

El celular se ha transformado en una herramienta esencial para el trabajo y para el día a día de la mayoría de las personas, por lo que muchas tienen uno

De acuerdo a los datos oficiales del del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), se estima que en el país hay alrededor de 35 millones de usuarios de teléfonos celulares. Actualmente, este tipo de dispositivos se han transformado en herramientas clave para el día a día de las personas, tanto para su vida personal como para su desarrollo laboral. 

No obstante, cada vez son más frágiles y más sensibles, al tiempo que tienen una obsolescencia programada que no permite tenerlos en uso durante mucho tiempo. Si a esta realidad se le suman los robos de teléfonos celulares -se estima que ocurren unos 6.500 por día-, el resultado es una búsqueda constante de reemplazos para este tipo de dispositivos. 

En este contexto, y dada la crisis que atraviesa la Argentina, los celulares usados se posicionan como una buena alternativa para reemplazar el teléfono robado, roto y obsoleto. Si bien se pueden comprar muy fácilmente, es necesario tener cuidado al momento de adquirir un dispositivo que no es nuevo, ya que puede ser robado o puede tener características diferentes a las que se indica en una publicación de una plataforma de compras y ventas online. 

Comprar un celular usado implica tener diversos recaudos

El vendedor tiene que ser confiable

La primera alternativa siempre debería ser comprarle el celular a una persona conocida que sea la propietaria del celular que vende. Este tipo de compra de primera mano es la manera más sencilla de evitar cualquier tipo de sorpresas. Aunque es difícil, de ser posible es recomendable que el celular sea entregado con estuche y accesorios originales. Idealmente, se debería pedir al vendedor que pruebe que adquirió el objeto de manera legal.

Otra forma es comprarlo es en comercios o portales de internet de empresas del rubro. Las empresas de telefonía, como Movistar, Personal, The iCase o Zelucash, ofrecen entre sus menúes, la posibilidad de canje de celulares viejos por otros nuevos. Los aparatos que reciben son reacondicionados y vendidos a través de sus tiendas online a precios mucho menores que los del mercado. Y con la certeza de que la compra no sólo es legal, sino que viene con garantía. Además, es posible adquirirlos en 12 cuotas sin intereses con tarjetas de crédito.

Dentro del abanico de posibilidad también hay otras, pero son de mucho mayor riesgo, como las redes sociales, los sitios de venta callejeros o comercios donde reparan equipos. Son los lugares donde los celulares robados, extraviados, falsos o defectuosos están a la orden del día. Comprar a través de Mercado Libre siempre es más seguro porque es posible detectar al vendedor, aunque los riesgos siguen siendo altos, a menos que se realicen a través de comercios reconocidos o vendedores con reputación probada.

Es necesario chequear el IMEI

Siempre que se compra un usado es importante verificar el IMEI del equipo. ¿Qué es el IMEI? Es el número de identificación del dispositivo, que debería estar registrado en el ENACOM.

Para constatar que esté todo en regla, se debe llamar al *#06# del mismo móvil y reportar el número de IMEI para controlar que no haya alguna denuncia por robos o extravío del aparato.

Seguí estos tips para no cometer errores

Para comprar un teléfono usado es muy importante conocer de antemano qué se está buscando, de modo que sea posible evaluar el estado del aparato y sus prestaciones. Lo primero es consultar las características técnicas del celular que se ofrece.

A continuación, más allá de cuestiones que surgen a simple vista, como rayaduras o roturas, hay que verificar el estado de la cámara de fotos, probar la carga de la batería y memoria y la velocidad de carga de datos, de manera que concuerden con lo que se pretende comprar.

También es importante probar las conexiones de USB y de auriculares, dado que estas terminales suelen ser sensibles a los golpes y al desgaste y es frecuente que no funcionen adecuadamente.

Por último, siempre lo ideal es adquirir aparatos con menos de dos años de antigüedad; no sólo porque si son más viejos suelen estar más desgastados, sino que con el paso del tiempo hay modelos que van quedando obsoletos, lo cual impide que se puedan usar todas las aplicaciones y actualizaciones de manera correcta.

Articulos relacionados