presupuesto:-se-redujo-el-deficit-por-mayor-recaudacion-y-menores-gastos-socialesEconomía 

Presupuesto: se redujo el déficit por mayor recaudación y menores gastos sociales

¿Hay ajuste en el Presupuesto del Estado?

La respuesta a ese interrogante divide las filas del oficialismo -en especial entre el Presidente, la Vicepresidenta y el ministro de Economía- del resto de las fuerzas políticas y a economistas y especialistas sociales.

​Martín Guzmán dice que se redujo el déficit y no es ajuste porque el gasto se mantuvo y la mejora fiscal vino por el lado del  aumento de la recaudación. Tras la derrota en las PASO, Cristina Kirchner habló de ajuste mirando las partidas sociales.

A septiembre, con relación al año pasado, es cierto que aumentó la recaudación por la mejora de la actividad pero también por la suba de los precios internacionales y el valor nominal del dólar y el debut del impuesto a la riqueza.

Pero esos mayores ingresos no fueron a jubilaciones y prestaciones sociales porque esas partidas se redujeron, y una parte fueron a las empresas como pago a cuenta de los salarios (Repro) mientras aumentaron los subsidios a la energía, como gas, y electricidad y los vinculados a las inversiones en vivienda y transporte.

Como marcan los datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso ( OPC) entre enero y septiembre, ayudado por los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI – un ingreso extraordinario y por única vez- que ingresaron al Presupuesto, “la Administración Nacional redujo en términos reales el déficit primario (68,8%), financiero (57,3%) y económico (74,7%) en comparación al mismo período del año previo”. 

Sin los fondos del FMI, el déficit primario hubiera bajado menos: un 47,9% el primario, el financiero 41,9% y el económico 58%.

Durante los primeros nueve meses del año los ingresos de la Administración Nacional crecieron 25,4% en términos reales, Básicamente por una mejor recaudación del IVA, el llamado “impuesto a la riqueza” ($ 197.027 millones) y los $ 427.401 millones provenientes de la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) que recibió Argentina de acuerdo a su cuota de participación en el FMI. En tanto, “se registró una caída de 24,9% interanual en las rentas a la propiedad, por los menores intereses provenientes del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS)”.

En qué se gastó

El gasto primario cayó 3,2% pero con un comportamiento dispar: más afectados las jubilaciones, prestaciones sociales, mientras crecieron los subsidios energéticos y los gastos de capital. Un resumen de lo que ocurrió entre enero y septiembre de este año:

• Las jubilaciones y pensiones tuvieron una disminución en términos reales de 7,4%. El Informe dice que eso pasó porque el índice de movilidad de ANSeS no logró compensar la inflación. Eso afectó en particular al sector de jubilados que no recibió ningun bono compensatorio.  “En cambio, por el lado de las pensiones y retiros de las FF.AA. y de seguridad se observó un aumento real del 10,1% interanual justificado por los reajustes en los haberes remunerativos dispuesto durante el período analizado”.

• Las pensiones no contributivas que perciben 1,4 millón de personas tuvieron una reducción real del 6,6% y las Asignaciones Familiares una merma del 3,1%. “En este último caso, se atenuó la caída por el refuerzo por única vez en abril de 2021 de $ 15.000 a los titulares de la AUH y AUE (Embarazo) y a los monotributistas de las categorías A y B que perciben Asignaciones Familiares residente en AMBA”.

• Los programas sociales presentaron una disminución en términos reales del 45%, por la eliminación de IFE y ATP, que se compensó parcialmente por el refuerzo presupuestario en otras iniciativas tales como el Potenciar Trabajo, Políticas Alimentarias, las becas Progresar y el Repro que “representaron más de la mitad de los fondos ejecutados en programas sociales”.

• Las transferencias a las Universidades cayeron un 3,1% interanual porque  “la actualización de los salarios de los docentes universitarios no llegó a compensar la suba en el nivel general de precios”.

• Los gastos de funcionamiento del Estado se expandieron el 12,2% principalmente por la compra y traslado de las vacunas por Covid.

• Las transferencias a las Provincias cayeron un 33,3% como consecuencia de la alta base de comparación que incluyó en 2020 gastos extraordinarios por la pandemia.

• Los subsidios energéticos y las inversiones lideraron la expansión de los gastos, con aumentos de 56,9% y 71,9%, respectivamente.

• En los subsidios energéticos sobresalen los destinados a CAMMESA ( + 31,8%), reflejando “el incremento de la brecha entre la tasa de crecimiento de los costos mayoristas de generación ( +66%) y el precio estacional de las tarifas que abonan los usuarios ( +10%).

• En gas el incremento es del 141,2%,”destacándose las erogaciones vinculadas a las importaciones de gas natural y GNL

• La inversión pública en Vivienda y Urbanismo se incrementó 280% en promedio, por aliento al Pro.Cre.Ar y al Fondo Fiduciario de Vivienda Social.

• En Transporte el aumento fue del 88,5% para la Dirección Nacional de Vialidad con destino a la construcción de autopistas y autovías.

• Cayó 25% el pago de intereses de la deuda, por la reestructuración de obligaciones en moneda extranjera, parcialmente compensada por el aumento de pagos a organismos multilaterales.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados