siguen-aumentando-las-que-estan-vacias-y-su-futuro-es-inciertoTecnología 

Siguen aumentando las que están vacías y su futuro es incierto

La vacancia en el segmento de oficinas clase B, al igual que en el rubro premium, sigue trepando. En el segundo trimestre del 2021, según datos de Cushman & Wakefield, el número llegó a 8,9%, en comparación con el 7,7% del año pasado. Si bien las cifras probablemente aumenten de cara al fin del año, los expertos afirman que la situación no es, todavía, excesivamente preocupante. La vacancia más alta de los últimos años, en el segmento clase B y según los números de la empresa global de servicios inmobiliarios corporativos, fue del 9,4% en el 2014.

El precio promedio de alquiler pedido es actualmente de US$17,5 mensuales por metro cuadrado, representando una -14%interanual. Sin dudas, un mercado a la baja, pero resta ver en qué medida. “Hasta que no pase la pandemia y no se vuelva un poco al ritmo normal, va a ser difícil que los efectos reales de estos meses se puedan ver efectivamente”, explica Lucas Desalvo, gerente de investigación de mercado de Cushman & Wakefield. “El trimestre que viene va a ser fundamental para ver como evoluciona el panorama. Con la vacunación más avanzada, menos frío y menos miedo, las condiciones para una vuelta paulatina serán más estables”, agregó.

Los números actuales, sin embargo, deben tratarse con cuidado, ya que podrían no ser del todo representativos. “En los contratos de alquiler del segmento de oficinas clase B, que en su mayor parte son ocupadas por pymes o profesionales, suelen existir acuerdos entre privados que podrían modificar los niveles de vacancia actuales”, indicó. Con propietarios más flexibles e interesados en mantener a sus inquilinos, además de complejos en los que hay muchos dueños e inquilinos distintos, las tendencias son difíciles de divisar. Se trata de un mercado volátil y sumamente atomizado. “Hay situaciones particulares que son difíciles de relevar. Se analiza caso por caso”, resume Desalvo.

Según la firma JLL, el segmento clase B es en el que más se siente la vacancia. Cuando se mira la absorción acumulada desde el inicio de la pandemia, se constata un resultado negativo de -122.400 m², siendo los edificios clase B los que mayor cantidad de metros liberaron (-100.200 m²). De esta manera, casi cuatro de cada cinco metros cuadrados liberados durante la pandemia correspondieron a edificios de dicha categoría.

Las zonas más golpeadas en el segmento, según Cushman & Wakefield y en línea con los cambios de tendencia que marcó la pandemia, son las céntricas: Microcentro, con 12,6%; Puerto Madero, con 13,6%; y Plaza Roma-Catalinas, con 8,2%.

“El corredor Libertador CABA es el mejor posicionado por lejos”, afirma Desalvo. Con el Distrito Tecnológico que se proyecta en los terrenos que pertenecían al Tiro Federal, “es la zona que tiende a ser el nuevo hub para la mirada de los inversores”, según el experto.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados