el-mail-de-nicolini-vuelve-a-opacar-la-gestion-de-las-vacunas-en-plena-campanaPolítica 

El mail de Nicolini vuelve a opacar la gestión de las vacunas en plena campaña

El plan de vacunación no podía atravesar ningún escándalo más. El vacunatorio vip y la negociación frustrada con el laboratorio Pfizer ya habían desgastado demasiado la gestión de la pandemia y el Gobierno sentía que con más de 40 millones de vacunas en la Argentina, la polémica comenzaba a dar paso a solo buenas noticias que tenían que ver con el avance en la aplicación de las dosis. Sin embargo, una vez más, fueron los movimientos del propio oficialismo los que volvieron a salpicar los acuerdos en torno a la llegada de aplicaciones para combatir el coronavirus. 

Un mail de Cecilia Nicolini volvió a abrir la polémica. La asesora presidencial fue la encargada durante estos meses de avanzar en las negociaciones para conseguir vacunas junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Su figura tuvo un rol central en cada paso, ya que se encargó de cuidar y avanzar en el vínculo político, sobre todo con Rusia. 

“Nos están dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto”, escribió la funcionaria sobre la apuesta a la vacuna rusa. El destinatario es Anatoly Braverman, hombre de confianza de Kirill Dmitriev, CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa, encargado de la gestión de la venta de vacunas a distintos países.  Ante la demora en los envíos, la asesora escribió que la Argentina podría “romper públicamente el contrato firmado” y advirtió: “Acabamos de emitir un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas estadounidenses y recibir donaciones de Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen la pediatría, que es otra ventaja”.

Otra de las frases que dejó Nicolini después de mostrarse molesta por el retraso en la llegada del componente 2 de Sputnik V fue: “Esperábamos tener todo listo para el 9, fue la única y más importante solicitud del presidente Fernández y nuevamente una decepción para él y para su país”. Demuestra así que el Gobierno planeaba hacer una utilización política del Día de la Independencia para anunciar la llegada de más vacunas.  

En la Casa Rosada prefirieron enfocarse en otras frases y demostrar que ante el incumplimiento del contrato, Argentina no privilegió el vínculo político y reclamó de manera contundente que lleguen las aplicaciones. 

En el círculo íntimo del Presidente remarcan otros párrafos del mail. “Como mencioné hoy, nuevamente nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que después de la conversación que tuvimos contigo, Carla, Kirill y yo hace un par de semanas, las cosas fueran más sencillas. Pero incluso empeoraron. Seguimos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos al menos de las personas con más de noventa días de intervalo mínimo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenían con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo”, es una de las quejas que plantea Nicolini. 

“Está claro que acá no hay geopolítica y lo que se hizo fue exigir el cumplimiento de contrato”, decían desde la intimidad presidencial. Y repetían: “Es el reclamo de una funcionaria para que se cumpla un contrato firmado. Lo que demuestra que la Argentina no acepta cambios de condiciones ni favorece a ningún laboratorio en particular”. 

Más allá de estas explicaciones, los funcionarios saben que el Gobierno acaba de perder el poco aire que había recuperado después del escándalo que generaron el vacunatorio vip y la negociación con Pfizer, que sigue sin avances a pesar del decreto de necesidad y urgencia que modificó la Ley Pandemia. En la Casa Rosada celebraban desde hace semanas el avance del plan de vacunación y el arribo de dosis que esta semana llegó a 41.033.430 aplicaciones en suelo argentino. No hay a quién culpar más que a Nicolini y el Presidente que siguió de cerca las negociaciones. 

Para minimizar el impacto de la carta, las autoridades nacionales informaron que la Argentina recibirá en los próximos días mil litros del componente activo de la vacuna Sputnik V para completar la producción de cerca de 1.600.000 dosis 2 en la planta que laboratorios Richmond posee en el partido bonaerense de Pilar.

La publicación de este mail por parte de Carlos Pagni tuvo repercusiones en Rusia. Ayer desde ese país se informó que se cumplirá con los compromisos de suministro de la  Sputnik V a todos los países. Sin embargo, la prioridad la tienen los ciudadanos rusos. “Siempre hemos dicho que nuestra prioridad es cubrir las necesidades de vacunación de los rusos. Como saben, ahora la campaña de vacunación general se ha intensificado considerablemente, va creciendo la conciencia ciudadana y el ritmo de la vacunación aumenta cada vez más”, dijo Dmitri Peskov, vocero del Kremlin. 

Para aplacar la polémica ayer se informó que hubo una reunión virtual entre el Ministerio de Salud de la Nación y el equipo del Fondo Ruso en donde se reafirmó el compromiso por acelerar el suministro de las dosis.


La oposición pedirá explicaciones en el Congreso

R.P.

El interbloque de senadores de Juntos por el Cambio solicitó la interpelación de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y de la asesora presidencial Cecilia Nicolini, a raíz de las revelaciones acerca de la correspondencia enviada por Nicolini al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) en relación con el envío del componente 2 de la vacuna Sputnik V a la Argentina.

La bancada de la coalición opositora presentó un pedido de interpelación a Vizzotti para que informe sobre esta cuestión y “responda preguntas a cada senador y senadora”.

Además, elevó una nota a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para que convoque a la ministra y a Nicolini “para que den cuenta de la situación sanitaria actual”.

El pedido de la oposición se produce horas después de que trascendiera una misiva enviada por Nicolini a las autoridades de RDIF ante la demora en el envío de segundas dosis de Sputnik V, desarrollada por el Instituto Gamaleya, uno de los inmunizantes contra el coronavirus que el gobierno nacional utilizó en la campaña de vacunación.

“Avanzaron obstinadamente priorizando esta vacuna sin marcos de previsibilidad sobre el esquema total de aplicación de la misma; sin mencionar que lo hicieron rechazando otras que hubieran ampliado el porcentaje de argentinos inmunizados”, afirmaron a través de un comunicado los legisladores de Juntos por el Cambio.

Desde la Cámara de Diputados, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, advirtió que desde su espacio impulsarán la creación de “una comisión investigadora” para que analice el acuerdo con Rusia para la compra de vacunas Sputnik V contra el covid-19. “No alcanza con la explicación de Nicolini y (la ministra de Salud Carla) Vizzotti en el Congreso. Ahora vamos por una comisión investigadora”, resaltó Negri, aunque aclaró que la propuesta podría no prosperar ya que el oficialismo tiene “más número” en la Cámara baja.

Articulos relacionados