masterchef-celebrity:-por-muy-poco,-sol-perez-se-quedo-afuera-de-la-finalTecnología 

MasterChef Celebrity: por muy poco, Sol Pérez se quedó afuera de la final

Llegó la noche en la que se confirmó quiénes son los dos finalistas de la segunda temporada de MasterChef Celebrity. Aunque las especulaciones estuvieron a la orden del día durante varias semanas, recién en la edición del martes se vio a Gastón Dalmau y Georgina Barbarossa celebrando con los brazos en alto. Un poco más atrás y con cara de circunstancia, Sol Pérez veía cómo su ilusión se quedaba en la puerta de la final, resignándose a ser una más en la tribuna del último programa.

La decisión del jurado que desembocó en la salida de la influencer fue, cuanto menos, polémica. Como cábala, Pérez había apostado a un plato de pastas -especialidad que le había valido su regreso en el repechaje-, pero esta vez el destino le jugó en contra.

A pesar de las caras de placer del jurado al probar su doble preparación (así era la consigna), a la hora de la devolución la crítica fue a la vajilla elegida, porque no la ayudó “a lucir el plato”. Donato de Santis agregó que el plato era “un poco poco”. ¿En cantidad? ¿En complejidad? Nunca quedó claro.

Con Dalmau primer finalista cómodo, la compulsa se dirimió entre Sol y Georgina. Y aunque la modelo no alcanzó el objetivo, de todos modos se llevó todos los aplausos. “Casi llegás, pero estoy convencido de que te sentís ganadora. No solo conquistaste a todo el país sino también a este trío de jueces. Te vamos a recordar para siempre”, exageró la emoción Donato.

Damián Betular fue aún más lejos: “Para mí sos una campeona. Y en la gastronomía el éxito se hace con estudio y esfuerzo, y vos sos el ejemplo de todo eso. En lo personal te adoro y te agradezco este paso por MasterChef”.

Y la frutilla del postre estuvo en el análisis de Germán Martitegui: “La autoexigencia y la competencia sana es una virtud. En un momento muy difícil del mundo fuiste un ejemplo, mucha gente necesitaba eso que vos le diste. Nunca me voy a olvidar los tres minutos en los que cocinamos juntos. Fue una alegría tenerte”.

No hubo llanto como con Candela Vetrano, ni tampoco indiferencia como con Alex Caniggia. Fue un adiós sentido pero tibio, que de todos modos trajo consigo una revelación por parte de la participante: “No me quedan más que palabras de agradecimiento. Estoy feliz de verdad. Siento que ahora voy a poder cocinar con mis hijos” ¿Sol Pérez está embarazada? “No, falta un montón”, se apuró a aclarar mientras cruzaba la puerta que la dejó fuera de competencia a 24 horas de la final.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados