“rapido-y-furioso”-cumple-20-anos:-el-origen-de-dominic-toretto,-romances-en-el-elenco-y-la-tragedia-que-marco-a-la-sagaEspectáculos 

“Rápido y Furioso” cumple 20 años: el origen de Dominic Toretto, romances en el elenco y la tragedia que marcó a la saga

La esencia de un film radica, muchas veces, en una línea de diálogo, un momento particular que perdura en la pantalla. “Vivo mi vida un cuarto de milla a la vez. Nada más importa: ni la hipoteca ni el negocio ni mi grupo y todas sus tonterías. Durante esos 10 segundos o menos, soy libre“. La frase se la dice Dominic Toretto a Brian O’Conner cuando le muestra el auto que le dejó su padre y representa el alma de su historia. Rápido y Furioso, cuya primera película cumple 20 años este fin de semana, es un film de acción que muestra traiciones, amores y velocidad, pero de lo que verdaderamente busca hablar es de lo que está en el centro de esa declaración: la libertad.

// Los errores más groseros del cine: del auto en “Corazón Valiente” al bebé falso en “Francotirador”

A lo largo de estas dos décadas, el film dirigido por Rob Cohen y protagonizado por Vin Diesel y Paul Walker se transformó en un fenómeno que se multiplicó en la pantalla. Las ocho películas de la franquicia, más el spin-off que hay, le reportaron al estudio Universal una ganancia de más de 5 mil millones de dólares que elevaron a la saga como la más exitosa de la historia de esa compañía.

Cuál fue el origen de Dominic Toretto en “Rápido y Furioso”

Rápido y Furioso solo pretendía ser una película de verano en junio de 2001, cuando se estrenó. Universal se encontró, de golpe, con uno de sus mayores hits: con un presupuesto de 38 millones de dólares, el film tuvo una recaudación a nivel mundial de más de 200 millones de dólares. Una cifra altísima para un proyecto de esta clase.

La aventura de acción que imaginó Cohen se basó en su amor por los autos. De acuerdo a lo que le contó al sitio East West Bank, el realizador convocó a David Ayer para hacer el guion luego de leer un artículo de la revista Vibe en el que retrataba el estilo de vida que tenían quienes competían en carreras callejeras. “Hay algo ahí’, pensé. Encontré a un periodista de autos y fui. Eso se convirtió en la primera noche de Paul Walker en la escena de Rápido y Furioso”, recordó el cineasta en el reportaje que dio en 2018.

Vin Diesel recibe una orden de parte del director Rob Cohen. (Foto: Universal Pictures)

El fanatismo de Cohen por los “fierros” lo hizo, además, homenajear a una persona importante en su vida. El director llamó Dominic Toretto a la figura central del film, encarnado por Vin Diesel, en recuerdo de su primer jefe en un taller mecánico.

“David comenzó a encontrar la forma del guion, combinando su poesía callejera con mi acción mezclada con los autos, la mecánica y los talleres, todas cosas que crecí haciendo. Trabajé en eso durante años para comprar mi primer auto. Conseguí un empleo en el taller de Al Tressello y llamé a Dominic Toretto así en su honor. No quería que fuera un nombre italiano obvio como Al Tressello, así que se me ocurrió Toretto. Eso podría ser español, italiano o cualquier cosa”, recordó.

Cómo hicieron los actores de “Rápido y Furioso” para construir su lazo de hermandad

Cuando Cohen empezó a evaluar qué actores podían interpretar a sus personajes principales, entraron varios en sus preferencias. Para el rol que finalmente obtuvo Paul Walker fueron considerados Mark Wahlberg, Christian Bale y Eminem. El rapero estaba en el auge de su carrera y estuvo cerca de ponerse en la piel del detective Brian O’Conner, pero su compromiso para rodar 8 Mile, su película más famosa, se lo impidió.

El staff original estaba integrado por Diesel, Walker, Michelle Rodriguez (Letty), Jordana Brewster (Mia Toretto), Rick Yune (Johnny Tran), Chad Lindberg (Jesse), Johnny Strong (Leon), Matt Schulze (Vince), Ja Rule (Edwin), entre otros. Con el tiempo y sus secuelas, a esa plantilla se fueron agregando más estrellas: Tyrese Gibson, Ludacris, Don Omar, Tego Calderón, Dwayne “The Rock” Johnson, Charlize Theron, John Cena, Jason Statham, John Ortiz, Sung Kang y Gal Gadot, entre varios más.

Michelle Rodriguez y Jordana Brewster, en una escena de “Rápido y Furioso”. (Foto: Universal Pictures)

“Hacer Rápido y Furioso fue una experiencia hermosa. Nadie creía en la película más allá de los actores y yo. Nadie se presentó en el set, más allá de los actores y yo. Ahora parece que tiene muchos padres que dicen que es su película, pero en ese momento no les importaba”, dijo Cohen en una charla con el sitio LRM Online, en 2018. El realizador no volvió nunca a dirigir otra historia de la saga. Universal contrató a Justin Lin, James Wan, David Leitch, F. Gary Gray y John Singleton para las secuelas.

En otro reportaje, Cohen recordó su estrategia para fortalecer al grupo antes de empezar a filmar. “Llevé a todo el mundo a Las Vegas porque es importante crear recuerdos para que no se sientan tan extraños”, aseguró en un reportaje citado por Yahoo Entertainment en 2015. Al parecer, la química entre todos funcionó de maravillas porque una de las primeras escenas que rodaron fue la de la fiesta que Toretto hace en su casa.

Una de las secuencias en las que el grupo liderado por el personaje de Dominic Toretto se junta para almorzar. (Foto: Universal Pictures)

“Podías ver cómo iban a ir ciertas cosas cuando empezamos los ensayos de la escena en la casa. En el rodaje de la noche de la fiesta empezaron a pasar muchas cosas. Vin empezó a tener ganas de estar con Michelle y viceversa. A Paul definitivamente le gustaba Jordana. También fue entonces cuando Paul y Vin se unieron”, rememoró Cohen.

Entre los romances y la tragedia

Si bien Diesel y Rodriguez nunca confirmaron abiertamente su affaire, en 2006 una nota de ABC News citó que los dos fueron vistos besándose en Nueva York. Por el lado de Brewster y Walker, si bien hubo buena onda en el set, la relación entre ellos no fue más que una amistad. “Amo verdaderamente a Jordana. Nos conocimos cuando éramos muy chicos”, comentó Walker en un reportaje que le hizo la agencia WENN.

Paul Walker encarnó a Brian O’Conner. (Foto: Universal Pictures)

Antes de rodar, Cohen descubrió que Paul Walker no era solo un actor que iba a interpretar a un corredor así nomás. “Pude ver que Paul iba a ser un as corriendo. Era muy claro que tenía un talento natural. No tenía miedo”, enfatizó. El hombre que encarnó a Brian O’Conner fue el símbolo de la saga, en un comienzo, y su leyenda, cuando ocurrió la tragedia que marcó a todos.

Paul Walker murió el 30 de noviembre de 2013 cuando iba como acompañante en el Porsche que manejaba un amigo. El auto se estrelló en una avenida de California cuando circulaba a alta velocidad. Para ese momento, el staff estaba rodando la séptima aventura y tenía una relación casi familiar. La amistad que unía a Walker, Diesel, Tyrese Gibson, Michelle Rodriguez y Jordana Brewster era muy fuerte. Por eso, lograron reinventar la trama, ayudados por los efectos digitales y los hermanos del actor, Cody y Caleb, que pusieron la cara y el cuerpo para reemplazarlo.

“Fue muy difícil terminar de filmar la película. El estudio fue excepcional y maravilloso lo que nos dejó hacer en el tributo del final. A veces hablo de ‘Pablo’ o posteo algo en mi Facebook y mucha gente dice ‘sigue adelante’. Pero la relación que tenemos con la franquicia es tan fuerte y la hermandad tan real que trasciende la realización de una película. Son tantos años de haber sido un don nadie a ser alguien importante con un hermano. Y de golpe, se fue”, dijo un emocionado Vin Diesel, cuando recordaba a su amigo en el programa The Jonathan Ross Show.

Las luchas de ego

Hubo un momento en el que las primeras secuelas casi hunden a la marca “Rápido y Furioso”. Fue con la segunda y tercera parte: +Rápido +Furioso, de 2003, y Rápido y Furioso: Reto Tokyo. A Vin Diesel le ofrecieron 25 millones para que vuelva a encarnar a Toretto en la 2, pero se opuso. “Les dije a todos en la mesa que no podían hacer eso. Que no había que tocarla. Quería que fuera un clásico, como Rebelde sin causa. Pensaba que si había secuelas, iban a arruinar esa posibilidad”, sostuvo el protagonista en una charla a fondo que dio al sitio #legend.

“The Rock” y Vin Diesel, cara a cara. (Foto: Universal Pictures)

Diesel agregó que en ese entonces era un idealista y que veía que solo “aprovechaban la marca y el éxito tanto como podían”. Eso, según su visión, cambió cuando, luego de la debacle comercial de la tercera parte de la que ni él ni Walker formaron parte (más allá de su cameo en el final), empezó a coordinar la producción. “La diversidad fue el combustible de la narrativa. Quería transformar esa diversidad en un multiculturalismo genial. Quería proponer tomar las mismas escenas y ubicar personas de todas las nacionalidades posibles para demostrar que su hermandad puede ser igual a la hermandad de cualquiera”, explicó.

La historia original, en la que un detective se infiltra en un grupo que compite en carreras callejeras clandestinas para descubrir a una banda de piratas del asfalto, derivó en un universo cada vez más amplio en el que todos los personajes se transformaron en mercenarios que trabajan con agencias gubernamentales paralelas para completar misiones y vencer a villanos. La saga arrolló en la taquilla, sobre todo, después de la cuarta película: del espíritu de Point Break se pasó a la mezcla de Misión Imposible con Ocean’s Eleven.

Tras el quiebre que significó la muerte de Walker, y el éxito comercial de la séptima, explotaron los problemas internos. La octava fue la primera que rodaron sin él. También fue la última en la que aparecieron juntos en pantalla Diesel y “The Rock”. Las dos moles de Hollywood venían sacándose chispas desde la quinta entrega, pero esa lucha de sus egos terminó casi a las piñas. En una entrevista con Rolling Stone, Johnson confirmó que tuvieron un violento encontronazo.

Vin Diesel se transformó en una estrella internacional gracias a esta saga. (Foto: Universal Pictures)

“Vin y yo tuvimos algunas discusiones, incluido un importante cara a cara en mi tráiler. Me di cuenta de que tenemos una diferencia fundamental en la filosofía sobre cómo enfocamos la realización de películas y la colaboración. Me tomó algo de tiempo, pero estoy agradecido por esa claridad. Ya sea que trabajemos juntos de nuevo o no”, comentó. Lo más insólito fue lo que tuvieron que hacer los productores debido a esta rencilla absurda. Las escenas en las que sus personajes interactúan fueron rodadas de tal manera que, cuando el plano se posa sobre “The Rock”, la referencia de Diesel, en realidad, es la de otro actor y viceversa.

// Así está Mr. T, el forzudo de “Brigada A” que peleó con Stallone, fue guardaespaldas de famosos y trabajó en una publicidad argentina

Rápido y Furioso está a punto de estrenar su novena aventura tras 20 años de su inicio como saga. “Sé que la gente va a sentir que no tiene que terminar, pero creo que todas las cosas buenas deberían. Hay motivos para eso. Creo que esta franquicia se lo merece”, dijo Diesel a la agencia AP en una de las entrevistas que dio para promocionar el último film y anticipando el cierre de todo, que vendrá dentro de poco.

Un final, que cuando llegue, le dará al actor la misma libertad que buscaba Toretto cuando se subía a un auto para lanzarse a la velocidad del camino.

Articulos relacionados