la-nasa-acusa-a-china-de-irresponsable-por-la-entrada-sin-control-del-cohete-a-la-tierraTecnología 

La NASA acusa a China de irresponsable por la entrada sin control del cohete a la Tierra

Tras varios días de tensión, los escombros del cohete chino Long March 5B -cuya entrada no controlada a la Tierra mantuvo en vilo a la población mundial- finalmente se quemaron durante su reingreso al planeta y cayeron en algún lugar del océano Índico, al oeste del archipiélago de las Maldivas.

Y aunque no hubo víctimas ni damnificados, se abrió un debate sobre el manejo de los desechos espaciales y el silencio cómplice del gobierno de Xi Jinping, cuando todos temían lo peor.

El administrador de la NASA, el senador Bill Nelson, exigió transparencia en las operaciones espaciales y recordó que las naciones tienen el deber de minimizar los riesgos.

“Está claro que China no está cumpliendo con los estándares responsables con respecto a sus desechos espaciales“, apuntó Nelson.


La estela que dejó el cohete larga Marcha cuando todavía estaba bajo control. Foto EFE

Esto lo dijo horas antes de la caída en la Tierra de restos del cohete, y tras días de acusaciones de que el proceso estaba fuera de control y sin transparencia informativa.

“Las naciones con viajes espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y los bienes en la Tierra de la reentrada de objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones”, declaró Nelson.

Y si bien el 70% de nuestro planeta está formado por agua, lo que ampliaba las posibilidades de que el cohete cayera al mar, también existía el peligro, aunque mínimo, de que impactara algún lugar habitado.

“Es fundamental que China y todas las naciones y entidades comerciales con viajes espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior”.

Respuesta rápida

En respuesta, el periódico Global Times -propiedad del órgano oficial del Partido Comunista Chino, Diario del Pueblo- publicó un editorial este 10 de mayo, para responder a las críticas.

“Es una forma común global de lidiar con los restos de los cohetes, practicada por todas las potencias espaciales, incluido el propio Estados Unidos.

A su entender, el episodio de su último cohete Larga Marcha 5 ha sido objeto de una “exageración descarada” y que todo procede de “personas celosas del rápido progreso de China en la tecnología espacial”.

El editorial resalta que “no hay evidencia que demuestre que los puntos de aterrizaje de los restos de cohetes estadounidenses sean más controlables en comparación con los de China“.

A menos que un cohete se recicle por completo después de su lanzamiento, siempre habrá algunos factores incontrolables, agrega Global Times.

También recuerda que durante los casi 60 años de actividades espaciales, la caída calculada de restos de cohetes no ha causado víctimas hasta ahora.

“Además, los riesgos de caída de escombros de cohetes son los mismos, sin importar de quién sea el cohete. Es seriamente antiintelectual afirmar que los restos de cohetes de China son especialmente peligrosos”, sostiene.

Los escombros del cohete portador Larga Marcha-5B Y2 de China volvieron a entrar en la atmósfera de la Tierra el 9 de mayo y la mayoría de las partes se quemaron durante el proceso, dijo la Agencia Espacial Tripulada de China (CMSA).

La ubicación de la reentrada fue 72,47 grados de longitud este y 2,65 grados de latitud norte, lo que indica algún lugar en el Mar Arábigo al oeste de las Maldivas.

SL

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados