running:-como-aprovechar-las-metricas-de-un-smartwatchTecnología 

Running: cómo aprovechar las métricas de un smartwatch

Los relojes deportivos inteligentes suman características que los vuelven irremplazables para los runners. Mediante su software ayudan a mejorar el rendimiento, cuantificar el esfuerzo durante los entrenamientos y fijar objetivos.

Con las zapatillas running más aptas en los pies y toda la indumentaria reglamentaria del corredor, la ventaja que otorgan estos relojes inteligentes es que integran sensores e instrumentos que se complementan con el clásico acelerómetro y pulsómetro.

Más allá de la estética deportiva, correas flexibles y resistentes al agua, los principales atributos del smartwatch son el aporte de métricas avanzadas y la inclusión de GPS, dos características que ayudan a cuantificar los entrenamientos.

Estos rasgos, vienen incorporados en varios modelos, en diferentes rangos de precio, de Garmin, Fitbit, Casio G-SHOCK, Apple Watch, Samsung Galaxy Watch, Amazfit.

“El poder contar con la solidez y la cantidad de información que me aporta un reloj, con una precisa medición de distancia potenciada por sus sensores lo hace perfecto y un gran compañero para tomar información las 24 horas. A mi gusto lo más importante es el cálculo de VO2 máximo, es decir, saber en qué estado de forma estoy, si el entrenamiento rinde sus frutos o estoy entrenando más de la cuenta”, explica Gustavo Montes, runner y embajador de G-SQUAD, la primera línea de relojes deportivos de G-SHOCK.

Los smartwatch son el acompañamiento ideal para corredores de todos los niveles.

Empezar a correr

Lo primordial es tener ganas de sentirse bien y buscar mejorar la calidad de vida. Además, se necesitará un calzado de running con buena amortiguación, ropa cómoda y un reloj o banda inteligente.

Para quien se decide a correr, lo primero y recomendable es alternar caminatas con pequeños trotes, de dos a tres veces por semana. De entre 20 y 30 minutos con intervalos cortos: 5 minutos caminando, 5 minutos trotando.

“La sesión de entrenamiento se divide en tres partes: la primera es la entrada en calor. Es la parte más importante de todo el entrenamiento, ya que prepararemos al cuerpo para lo que vendrá. Esta puede ser con una caminata de 8 minutos y elongación activa: aquí se trabaja sobre los grandes grupos musculares: piernas, brazos”, señala Montes.

Los relojes y bandas deportivas, permiten conocer los kilómetros recorridos, fijar metas y superar marcas. G-SHOCK

Además de las métricas proporcionadas y los entrenos monitorizados, un factor clave a la hora de elegir un reloj inteligente deportivo es la duración de la batería con el GPS activado. Una carga completa, dependiendo el brillo de la pantalla, puede durar 48 horas.

El entrenamiento se debe realizar a ritmo moderado, teniendo en cuenta que el cuerpo sufre un estrés al que no está acostumbrado y debe adaptarse; a medida que pasen los días se pueden aumentar los minutos de trote y disminuir los de caminata.

“La segunda es el trabajo propiamente dicho, donde se llevará adelante el trote con caminata. Esta parte puede durar unos 20 minutos. La tercera, es la vuelta a la calma o regenerativo. Luego de la parte principal del entrenamiento, aquí se puede volver a realizar una caminata para recuperar las pulsaciones. Es un momento de relajación y nuevamente elongar para prevenir futuras lesiones”, advierte Montes.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados