brasil-finalmente-aprueba-la-participacion-de-huawei-en-la-red-5gTecnología 

Brasil finalmente aprueba la participación de Huawei en la red 5G

El regulador brasileño de telecomunicaciones, Anatel, aprobó horas atrás las reglas para una subasta de espectro para redes 5G sin restricciones a la tecnológica china Huawei como proveedora de equipos.

El presidente Jair Bolsonaro había criticado el año pasado a la compañía china por la presión de la administración de Donald Trump para prohibir a Huawei en el mercado de tecnología de quinta generación del país, aduciendo “motivos de seguridad”.

Las empresas brasileñas de telecomunicaciones insistían en la importancia de permitir un mercado libre, quejándose de que excluir a Huawei costaría miles de millones de dólares para reemplazar los equipos de la empresa china, que actualmente suministra el 50% de las redes 3G y 4G.

Las reglas para la subasta que se espera para junio, sin embargo, tienen condiciones costosas, como requerir que las empresas de telecomunicaciones migren el próximo año a una tecnología más avanzada con redes independientes que no se basan en su tecnología actual.

También tendrán que cubrir la vasta región del norte del Amazonas con conectividad de banda ancha, en gran parte utilizando cables de fibra óptica tendidos en los ríos, y construir una red segura separada para el gobierno federal.

Bolsonaro se oponía a Huawei con el argumento de que la empresa comparte datos confidenciales con el gobierno de China. Foto: Reuters

Representantes de la industria dijeron que Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, no podía ser excluido del mercado 5G de Brasil porque, además del costo, haría retroceder al país de tres a cuatro años en tecnología.

Dos de las principales empresas de telecomunicaciones de Brasil, Telefónica Brasil SA y Claro, propiedad de la mexicana América Móvil, están presionando por una transición de 5 años a las redes independientes más avanzadas.

“La condición autónoma requiere cambiar el núcleo de las redes actuales y nos hará retroceder años”, dijo Vivien Suruagy, directora de Feninfra, un grupo que representa a 137.000 empresas que construyen y mantienen redes de telecomunicaciones.

Las reglas deben ser aprobadas por el Tribunal Federal de Cuentas de Brasil, el TCU, donde las empresas de telecomunicaciones esperan “que se puedan cambiar las onerosas condiciones del gobierno”, dijo Suruagy.

Bolsonaro, siguiendo a su aliado Donald Trump, se oponía a Huawei con el argumento no probado de que comparte datos confidenciales con el gobierno de China.

Sin embargo, dado que China es el socio comercial más grande de Brasil, se ha enfrentado a la resistencia de la industria y dentro de su propio gobierno, incluido el vicepresidente Hamilton Mourão.

De hecho, en medio de la polémica hubo ruido interno: el ministro de Comunicaciones de Brasil, Fabio Faria, se negaba a comentar sobre el tema.

Según el grupo de presión Conexis, la mayor empresa de telefonía celular Vivo, propiedad de Telefônica Brasil, utiliza equipos de Huawei en el 65% de sus redes. 

El 55% de los equipos de Claro son de Huawei, mientras que Oi tiene el 60% y TIM el 45%.

Con información de Reuters.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados