a-tres-meses-de-la-desaparicion-de-un-joven-padre-de-guaymallen:-las-pistas-en-la-busqueda-y-la-hipotesis-de-la-familiaSociedad 

A tres meses de la desaparición de un joven padre de Guaymallén: las pistas en la búsqueda y la hipótesis de la familia

Tres meses se cumplieron de la desaparición de Jeremías Gelabert (30), este joven padre de Guaymallén que padece bipolaridad y que perdió todo tipo de contacto con su familia en noviembre, luego de que se habían reunido a comer un asado. La búsqueda sigue y a la fiscalía llegan datos que se trabajan, aunque por ahora sin resultados positivos. Mientras, sus parientes ya tienen una hipótesis.

El peor desenlace parece haber quedado descartado, por ese viejo dicho que recuerda “que las malas noticias siempre se conocen rápido”. Sin embargo, la incertidumbre sobre su bienestar y su vida actual, no dejan de preocupar a sus seres queridos.

“Al principio, el miedo era terrible; sinceramente, nos imaginábamos que no lo íbamos a encontrar vivo. Ahora es diferente y creemos que él ya está haciendo su vida en otra provincia”, le dijo a Los Andes Abel, hermano de Jeremías.

“Si es así, que nos llame, que nos diga que está bien y listo; nos vamos a quedar tranquilos si tiene un techo, comida y trabajo. Lo que no sé es si habrá vuelto a tomar la medicación, que la había dejado porque decía que le hacía mal”, agregó.

Lo último que se supo de este muchacho es que el domingo 22 de noviembre estuvo con sus hermanos en un almuerzo en Godoy Cruz. Precisamente en la zona de Juan. B. Justo y Necochea era la juntada, que él decidió terminar abruptamente; en un momento algo no le gustó y se fue sin dar explicaciones.

Desde entonces, su paradero es un misterio. Lo fueron a buscar a San José, donde le alquilaba una habitación a unos amigos para vivir, pero allí sólo hallaron algunas cartas escritas por él, en las que daba a entender de que era tiempo de estar sólo y que debía predicar un mensaje. Estos textos fueron un buen indicio para los investigadores, frente a una posible decisión personal de aislarse.

También por esos días Gelabert estaba con depresión por la separación con su pareja, razón por la que se había alejado de su hijo de 6 años. Además estaba con dudas sobre su paternidad, idea que su familia y su ex desecharon totalmente.

“Tenemos la esperanza de que en mayo, cuando su hijo cumpla 7 años, se acuerde y se acerque a saludarlo”, expresó Abel.

Las pistas

En la fiscalía de Homicidios se instruye esta averiguación paradero, y sus pesquisas admiten que tanto en enero como en febrero, han tenido testimonios coincidentes sobre este joven.

Hay declaraciones que lo ubican en una plaza de Godoy Cruz, cercana a Palmares, y agregan que se encontraría en situación de calle. Hay un par de personas que aseguran haber visto a alguien de sus características físicas en esa zona, aunque luego se presenta la Policía y no logran dar con él. Las cámaras de seguridad de las inmediaciones se revisan a diario.

“Nosotros también nos movemos y aportamos la información que nos va llegando. Hace un tiempo nos dijeron que podía estar en el Puente de Baigorria de Godoy Cruz, y ahí estuvimos haciendo guardia varios días, pero no apareció. Es decepcionante cuando te dan un dato, vas al lugar y hay otra persona o no encontrás a nadie”, remarcó Abel.

Desde noviembre el celular de Jeremías está apagado y apenas hubo un movimiento en sus redes sociales. El 2 de diciembre apareció en un grupo de Facebook de compra-venta una publicación suya, ofreciendo una impresora. Después de eso, nada más.

A su trabajo, una empresa de viandas ubicada al lado del hipermercado Libertad de calle Joaquín. V González, tampoco ha regresado. “Ya no sabemos qué pensar; la incertidumbre es permanente y se hace difícil seguir”, cerró su hermano.

Al momento de su desaparición Gelabert vestía musculosa negra y una bermuda del mismo color. Tiene tatuajes visibles y por aquellos días presentaba pelo ondulado y barba candado.  Quien tenga datos sobre su paradero debe comunicarse al 911 o los teléfonos 2612691826 y 2616139410.

Articulos relacionados