psx-party:-un-sitio-para-jugar-a-la-playstation-1-online-y-con-amigosTecnología 

PSX Party: un sitio para jugar a la PlayStation 1 online y con amigos

A: – Vamos a jugar al Twisted Metal 2 online, y nos reímos un rato.

G: – Pero no, tendría que bajarme el emulador de la Play, el ROM y después configurar Netplay, que es un lío.

A: No, Guillote, hay una página que permite emular juegos de Playstation 1 y además de eso jugar online, es espectacular.

El Twisted Metal 2 (el clásico de 1996) es uno de los videojuegos que más he jugado en mi vida, pero a la vez es uno de los que más he odiado, o quizás es de los que más me han frustrado, no lo sé, pero ahora y a la distancia lo recuerdo con muchísimo cariño; entrar en esa mazmorra donde teníamos autos que tiraban misiles era de lo más divertido, y con mi amigo Ale –que tenía una casa de videojuegos– nos pasábamos muchas horas jugando, pantalla partida mediante, a esta joya de Playstation 1.

Y si bien ya no es noticia que existan emuladores de la vieja y querida Play 1 online (es decir, que corren en un navegador) nunca había visto uno tan potente y tan amigable como PSX Party, por lo que sin dudas vale la mención, sobre todo porque apela a un par de trucos novedosos.

Un juego de PlayStation One en el navegador

PSX Party es una creación de Kosmi, un servicio de salas de chat, que apela a los juegos almacenados en el Internet Archive para montar un emulador online. El usuario no tiene que aportar nada, aunque los más aventureros pueden cargar un ROM propio si lo tienen.

Si lo que se quiere es jugar con un amigo a alguna joya multiplayer de finales del siglo pasado entonces bastará con ingresar al sitio, crear un “room” y luego compartirlo con esa persona, para ahí directamente elegir el juego y deberemos esperar unos minutos – todo depende de nuestra conexión – para que se descargue y que el emulador haga su trabajo. Lo que hace Kosmi es permitir que las órdenes que le damos al mando (saltar, doblar, pegar, etcétera) se transmitan como mensajes de texto invisibles en la sala de chat, sean recibidos por el emulador, y se vean en pantalla.

Kosmi permite incluso hasta compartir audio y video (a traves de la webcam) con el otro jugador, como para festejarle los goles que hacemos con Roberto Carlos de 9. Incluso se puede configurar los controles y poner en pantalla completa, aunque esconderíamos el chat con nuestro amigo.

Así que si han arrancado este año sin energías para ser productivos, bastará con enviar un enlace por WhatsApp a nuestro compañero de tardes de la infancia y volver al Winning Eleven 3, Street Fighter Alpha 2, algún Mortal Kombat o incluso, para los de la escuela de la Playstation 2, recorrer algún clásico cómo Metal Gear Solid, Crash Bandicoot o Final Fantasy VII, y de paso entender un poco mejor por qué la primer consola de Sony pegó tan fuerte en el mercado de los videojuegos.

Más información

Articulos relacionados