La mitad de los chicos y adolescentes de la Ciudad viven en hogares pobresEconomía 

La mitad de los chicos y adolescentes de la Ciudad viven en hogares pobres

Por la recesión que ya acumula más de 30 meses y se agravó con la pandemia, en la Ciudad de Buenos Aires el 49,5% de los chicos y adolescentes de menos de 17 años vive en hogares pobres, según datos del segundo trimestre de este año.

Sobre casi 700.000 menores y adolescentes porteños, 343.000 viven en hogares con insuficiencia de ingresos para comprar una canasta básica. Son 90.500 más que 12 meses atrás cuando alcanzo el 36,6%, de acuerdo a los datos de la base usuaria de la Dirección de Estadística y Censos porteña. A junio, la canasta básica de una familia con 2 chicos era de $ 44.011.

En total la población pobre porteña suma 1.032.000 (33,6%), de los cuales un tercio son los menores de 17 años.

Estas cifras anticipan la medición que el INDEC a nivel nacional dará a conocer este fin de mes con los datos de pobreza e indigencia del primer semestre de este año.

Ya con el 38,6% en el primer trimestre, la pobreza infantil y adolescente porteña era la más elevada de toda la serie que arranca en 2015 con un 32,7%. Y pegó un salto con la pandemia como consecuencia de la caída de los ingresos de la población y la pérdida de empleos.

Según la Dirección porteña, en el segundo trimestre, “en la comparación interanual, cayeron en la pobreza 119.000 hogares y 353.000 personas. En particular, pasaron a la indigencia unos 93.000 hogares y 292.000 personas”, lo que constituye “la más alta expansión de todos los estratos y su nivel, el mayor de la serie histórica, por lejos”. Y agrega: “Cabe destacar a los hogares encabezados por mujeres, donde la incidencia de la pobreza es de 37,8% (significativamente superior a la de los que tienen jefe varón, 29,9%) y los que tienen a su jefe desocupado (prácticamente se triplica la incidencia del total)”.

Esta característica de la pobreza de los hogares -jefe de hogar y en mayor medida encabezado por mujeres- tiene más impacto en los hogares con niños y adolescentes.

Otro dato que incrementa la pobreza es el aumento de los hogares que ya eran indigentes y que en el segundo trimestre no tuvieron ingresos. “Casi un tercio de los hogares en condición de indigencia (unos 48.000 hogares, en los que residen unas 95.000 personas) tuvieron ingreso cero en el período, como resultado del aumento en la desocupación y la inactividad de sus miembros. A modo de referencia, un año atrás, los hogares en los que ningún miembro tenía ingreso estaban por debajo de los 10.000 hogares.

Por otra parte, en el segundo trimestre de este año dejaron de estar ocupadas casi 275.000 personas que, por el contexto de la emergencia sanitaria, en su mayoría -unas 252.000- pasaron a la inactividad. Por esta razón la desocupación se incrementó en 22.900 personas, sumando un total de 211.473 desocupados, el 14,7% de la población activa, frente al 11,1% del primer trimestre. En los barrios de la zona Sur el desempleo trepa al 21%. Y el subempleo – trabajo de pocas horas o changas– aumentó del 9,9 al 12,3%, equivalente a 177.003 personas, de acuerdo a las cifras oficiales.

También la medición oficial porteña observó “un incremento interanual de las personas ocupadas ausentes (personas ocupadas que no asistieron a su puesto de trabajo en la semana de referencia por distintas causas)”. En el segundo trimestre de 2020 las personas ocupadas ausentes sumaron 259.000, el 21,1% del total de las ocupadas, mientras que en el mismo trimestre del año anterior fueron 58.000, el 3,7% del total.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment