Empleo doméstico: según el gremio, más de 370.000 trabajadoras fueron cesanteadas o suspendidasEconomía 

Empleo doméstico: según el gremio, más de 370.000 trabajadoras fueron cesanteadas o suspendidas

A pesar de que por la pandemia rige la prohibición de los despidos, el 18,5% de las trabajadoras de casas particulares -unas 277.000 trabajadoras- fueron cesanteadas “principalmente a través de renuncias concertadas a cambio de una contraprestación económica, muchas veces equivalente –e incluso inferior- a la deuda salarial acumulada durante la cuarentena”, según un informe de la Unión de Trabajadores Domésticos y Afines (UTDA), sector que engloba a 1,5 millón de trabajadoras, de las cuales el 30% está registrada y el 70% se desempeña de manera informal.

Además, “unas 99.000 trabajadoras, en la actualidad no prestan tareas ni perciben sus correspondientes salarios, es decir, que sin haber sido despedidas expresamente, están tácitamente suspendidas sin goce de haberes”. Y “ en los casos en los cuales efectivamente se respetó el derecho de las trabajadoras domésticas a no prestar tareas durante la cuarentena, resultó frecuente que no se les pague el salario correspondiente a la licencia en cuestión, o que se les pague de manera tardía y/o insuficiente”.

El Informe señala que, del resto, “solamente el 53,9% de las trabajadoras del hogar percibió su salario de manera íntegra durante la cuarentena, el 22,6% por ciento no percibió remuneración alguna, el 13,8% cobró mensualmente sólo parte de sueldo y el 9,7% sólo algunos meses (5,3% uno o 2 meses y el 4,4% tres o 4 meses)”.

El Estudio reconoce que en parte eso obedece “a las reales dificultades económicas por las que los propios empleadores pueden estar atravesando producto de la reducción de la actividad económica a causa de la cuarentena”, sin que puedan recibir -porque están excluidos- el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción que el Estado abona hasta el 50% del salario de los trabajadores.

Además, es muy alto el número de las que no cobran el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) “porque ANSES no tiene registradas las separaciones o divorcios y se los niegan porque sus ex parejas tienen ingresos en blanco o porque muchas veces no se computan correctamente los años de residencia en el país porque ANSES y Migraciones no cruzan datos o están desactualizados”, según Matías Isequilla, asesor legal de la UTDA quien aclara que “el IFE no tiene que ver con el salario, es un suplemento de emergencia que al pagarse en forma bimestral son $ 5.000 por mes”.

Por otro lado, a pesar de haber vencido el acuerdo “paritario” de 2019, “no se convocó a la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares –por expresa instrucción del Poder Ejecutivo Nacional-, a pesar de los reiterados pedidos formulados por nuestra asociación sindical para fijar los nuevos salarios mínimos”, concluyó Isequilla.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment