La cúpula de la UIA elevó sus reclamos a Pesce por el cepo recargado

En una reunión virtual, la cúpula de la UIA (Unión Industrial Argentina) reclamó al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, una solución a las trabas para importar debido al reforzamiento del cepo cambiario. Finalizado el encuentro, el organismo dijo en un comunicado que se “acordó una agenda de trabajo con la UIA para superar los inconvenientes que puedan surgir para la actividad productiva el cumplimiento de la circular A 7030, que dispone las condiciones de acceso al mercado único y libre de cambio”, es decir a la compra de divisas al precio oficial. Por otro lado, Pesce se comprometió a “establecer un procedimiento estandarizado para dar curso a los pedidos de autorización a las empresas que deban importar insumos y se encuentren alcanzados por algunas de las condiciones establecidas en la norma”.

La “circular A 7030” era un tema prioritario para las industrias. Esa regulación exige que para importar insumos, bienes y maquinarias al dólar oficial una empresa debe usar primero sus dólares depositados en el exterior. Y también contar con una autorización previa del Central, entre otras cosas. Todas medidas que apuntan a proteger las reservas y evitar que el tipo de cambio se dispare. “Son objetivos lógicos, siempre y cuando no se demoren los pedidos de acceso a las divisas para producir“, explicó a Clarín una fuente de la UIA, que participó de la reunión.

Mirá también

La reunión, precisamente, fue convocada para atender los planteos. Por el lado de la UIA hablaron su  titular, Miguel Acevedo, y del lado del Gobierno escucharon y respondieron el secretario de Industria, Ariel Schale, el vicepresidente del BCRA, Sergio Woyecheszen, y el director Arnaldo Bocco. Las empresas protestaron porque el nuevo cepo equipara a un importador de componentes e insumos para producir con un especulador. “El 82% de las importaciones en 2019 fueron de bienes de capital, bienes intermedios, piezas, accesorios y combustible”, graficaron.

El Central argumentan que las últimas restricciones al uso de las reservas no tiene como finalidad perjudicar ningún proceso productivo. Y destacan que “en el bimestre abril mayo se importaron bienes por 5.800 millones de dólares y los importadores accedieron a divisas por 7.500 millones”. Es decir, “se pagaron un 30% más en importaciones que el volumen importado”.

Mirá también

El Gobierno no habla de prácticas desleales ni mucho menos ilegales. Pero sostienen que en el actual contexto, en medio del canje de la deuda, había que frenar el drenaje de reservas. Uno de los puntos que se trató fue las empresas que compraron dólares alternativos a través de acciones y bonos. Sobre este punto, “el BCRA considerará los pedidos de las empresas que desarmen sus posiciones en operaciones de CCL o MEP o mantengan posiciones en divisas en el exterior como parte de su operación comercial habitual”, señalaron desde la autoridad monetaria.

Una fuente de la UIA hizo un balance del encuentro de hoy. “El Central se comprometió a resolver los inconvenientes. Habrá que ver si en los hechos se concreta”, dijo, con tono medido.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment