Facturas “truchas”: llega la sentencia para los 29 acusados por las estafas

Con la lectura de la sentencia que se dará a conocer hoy por videoconferencia, el Tribunal Oral Federal N°2 de Mendoza, integrado por María Paula Marisi, Waldo Piña y Gretel Diamante, le pondrá punto final al juicio por las “facturas truchas”, después de casi un año. Los 29 imputados están acusados de haber defraudado al fisco por 200 millones de pesos.

El debate, que fue suspendido en marzo por la cuarentena, tiene al contador Pablo Prete y a su socio Sergio Arturo Delfino como “jefes” de la organización. Para ellos la fiscal Gloria André pidió 7 años y 6 meses y 7 años de cárcel, respectivamente, sumándole para ambos una multa de 90.000 pesos y la inhabilitación absoluta por el tiempo que dure la condena.

Además de ellos, que están en prisión, se encuentran en libertad otros 27 imputados en calidad de partícipes, entre los que se encuentran odontólogos, comerciantes, jubilados, amas de casa, abogados e incluso otros contadores. El pedido de la fiscalía fue de los 3 a los 5 años de prisión para el resto de los acusados.

Fraude millonario

De acuerdo a la investigación, la organización -también conocida como “usina”- era liderada por Prete y Delfino en una asociación que se formó en 2010 y se mantuvo estable en el tiempo hasta el momento de ser descubierta 5 años después. Tenía el objetivo de cometer, en forma habitual y sistemática, delitos tipificados en la ley tributaria a partir de la confección, ofrecimiento, venta y distribución de facturas apócrifas a contribuyentes de distintas jurisdicciones a lo largo y ancho de casi todo el país. Pero el epicentro era la Ciudad de Mendoza. Así, provocaron un perjuicio a las arcas de la AFIP de más de 200 millones de pesos.

Esas facturas “truchas” eran  utilizadas para la generación de crédito fiscal espurio o para la simulación de costos, de forma de permitir a los contribuyentes adquirentes de este crédito fiscal falso, reducir indebidamente la base de cálculo de los tributos a cuyo pago estaban obligados, tanto en materia de IVA como de Ganancias.

Este juicio no sólo se convertirá en el más extenso de la Justicia Federal (a excepción de los debates por delitos de Lesa Humanidad) sino que además tiene la mayor cantidad de imputados: 29 en total.

Con la realización de las pruebas necesarias para que los imputados y los estudios de los abogados que los asisten estén conectados por videoconferencia puedan estar en condiciones de escuchar la sentencia, se decidió que esa última audiencia se realice hoy. Mientras que, según se conoció ahora, Sergio Delfino, quien fuera detenido en Córdoba casi 2 años después, pidió hablar ante el Tribunal.

Los abogados defensores han argumentado que “los hechos denunciados en la acusación nunca fueron probados” por lo que “no está acreditada” la asociación ilícita, debido que “no hay vínculo entre todos los acusados”.

Las defensas

También los abogados rechazan el monto de más de 226 millones de pesos de “perjuicio fiscal”, con el argumento de que “no hubo ni una sola determinación de oficio”, sino que ese monto “fue estimativo por la AFIP”. Los letrados han sostenido que no hay ni un informe de ese organismo “que llegue a tal conclusión”. También recordaron que la denuncia inicial habla de $ 50 millones, para luego y “en forma arbitraria”, ir sumando hasta llegar a ese monto.

Finalmente, han reclamado que a los contribuyentes usuarios de las facturas “no sólo no se los citó nunca a juicio, sino que además no se verificó si recibieron  y/o utilizaron las facturas que dicen apócrifas, que no fueron investigadas por la AFIP”.

Articulos relacionados

Leave a Comment