El autor de “infectadura”: “El Gobierno avasalla derechos con argumentos infectológicos”

Franco Rinaldi. Foto: Captura

La carta que firmaron 300 intelectuales, periodistas y profesionales, que manifestó su oposición a las medidas de aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus, habla de una “infectadura” y asegura que “la democracia está en peligro”. Esto generó fuertes repercusiones por referirse al gobierno de Alberto Fernández como una “dictadura”, y críticas de científicos y políticos que sostienen que la cuarentena es la mejor herramienta para evitar mayores contagios y muertes.

Franco Rinaldi, licenciado en Ciencias Políticas, consultor aeronáutico y autor del término que generó polémica, opina en diálogo con PERFIL que el Gobierno “avasalla derechos con argumentos infectológicos”. Si bien asume que la palabra es “provocativa”, asegura que no le parece mal que se utilice si lo que se busca es poner el foco sobre la cuarentena, que, considera, “tiene más bases políticas e ideológicas que sanitarias”.

Muchos se preguntaban de dónde surgió el término “infectadura”, y usted fue quien lo creó. ¿Por qué y qué buscó decir con eso?

—Lo dije en un programa de periscope que hago, y a partir de eso se dio a conocer. Luego cobró relevancia a partir de la carta que firmaron los 300 intelectuales, periodistas y profesionales. La persona que escribió la carta es un colega mío de ciencias políticas de la UBA, y usó el término porque me escuchó mencionarlo y le pareció incluirlo. Primero dije que el gobierno y la democracia habían mutado una “infectocracia”, y que eso después mutó a una “infectadura”, por la violación sistemática de los derechos individuales, con prácticas totalitarias sobre la población con un anclaje sanitario. Suspensión de la Justicia, suspensión inicial del Congreso, violación de derecho de reuniones, de trabajo.

Para el Gobierno, decir ‘infectadura’ es faltarle el respeto a la sociedad

El término “infectadura” generó muchas críticas por hacer referencia a que hay “una dictadura” en el país…

—El link que hace el oficialismo creo que es malicioso, una vinculación en la cual se interpreta que el único modelo de dictadura posible para pensar es lo que pasó entre 1976 y 1983. De acuerdo a la Constitución Nacional, los gobiernos pueden ser más o menos democráticos, o más o menos dictatoriales o totalitarios, sin que eso signifique que uno esté evocando a la dictadura del 76. Esa dictadura además de un gobierno no democrático y que llegó al poder por un golpe, mató personas, pero las dictaduras no se componen solamente cuando matan. Dictadura es suspender la constitución, que es lo que ha hecho este gobierno. Este gobierno ha puesto la constitución en un cajón desde el 20 de marzo con decretos inconstitucionales y dice que avasalla los derechos con argumentos infectológicos.

Teniendo en cuenta la historia argentina y lo que fue la dictadura militar del 76, con 30 mil desaparecidos, era previsible que podía generar repudio. ¿Tuvo la intención de generar esa repercusión?

—Yo no escribí el documento, no puse la palabra yo ahí. Probablemente si yo hubiese escrito el documento para juntar las firmas, quizás no lo hubiese puesto. De todas formas, no me parece mal que se utilice el neologismo en tanto y en cuanto lo que intente es llamar la atención sobre la violaciones a derechos consagrados en la Constitución. No hubo una sola dictatura en la Argentina y no hay un solo modelo de dictadura. Cuando suspendes la libertad de transitar, de trabajo, de visitar a tu familia, y lo haces por vías no democráticas… Le puse ese nombre un poco provocativamente, porque uno trata un poco de sacudir la sensibilidad en la cual está todo establecido de que esta situación en la que estamos es la única alternativa.

¿Qué piensa sobre quienes los acusan de “militar la anticuarentena” contra las medidas sanitarias?

—Si hay una militancia anticuarentena es porque hay alguien a favor de la cuarentena. No sé quién puede militar a favor de la cuarentena, que es una forma de organización social que destruye la sociedad tal cual la conocemos. Creo que lo que hay es un hartazgo de gente que entiende que la vida tiene que seguir adelante después de tanto tiempo, y que el sistema de salud después de todo este tiempo debería estar preparado para asimilar la gente que necesite atención. Es una manera peyorativamente de llamar a la gente que está preocupada por la violación a las libertades, a los derechos civiles, a los derechos de propiedad. Querían iniciar hace poco un juicio a alguien por haber violado la cuarentena, un delito totalmente menor, mientras se exoneran los casos de corrupción más grandes que tuvo la historia argentina. La militancia anticuarentena, término que le escuché decir al desafortunado doctor Pedro Cahn, creo que es una continuidad ideológica de una cuarentena que creo que tiene más bases políticas e ideológicas que sanitarias.

Sandra Pitta cruzó a Adrián Paenza por la “infectadura”: “No es científico”

— En un contexto en el que aún no llegó el pico de contagios, y que crecieron los casos en los últimos días. ¿Qué alternativas propone sin que se genere una escalada de contagios?

—Creo que hay que probar con la confianza en la ciudadanía. Yo abriría todo lo más que se pueda y reforzaría la necesidad de que todos se cuiden. Creo que incluso si mañana se abriera todo, va a haber un montón de gente que va a seguir manteniéndose en su casa lo más que puede, porque hay gente que está muy atemorizada de juntarse con otros, compartir espacios. al principio de la cuarentena dije que la cuarenta la habían adelantado por lo menos 40 días. El Presidente nos mandó a todos a la casa con tres fallecimientos y 97 infectados. Y ahora, que probablemente viene la temporada más fría, donde quizás sería más necesario poder ajustar un poco la cuarentena, la gente ya no da más. Creo que la mortalidad por pobreza, la destrucción de la economía, la destrucción de pequeñas y medianas empresas que no van a poder abrir nunca más, de la gente que no tiene para comer, ¿quién va a medir las muertes por la crisis profunda que generó la cuarentena? Si yo tuviera que decirle algo al Presidente, le diría que confíe en la gente, que permita que la gente vuelva a trabajar. Si se complica se pueden tomar decisiones, nadie dice que si algo se abre hoy después no se puede volver a cerrar.

AG / PCP / DS


Articulos relacionados

Leave a Comment