Coronavirus en Argentina: Alberto Fernández extenderá la cuarentena con más apertura en la Ciudad y continuidad en el GBA

Alberto Fernández rastreará, contra reloj, un punto de equilibrio para que la cuarentena​ que arrancará el lunes y seguirá hasta el 21 de junio no refleje diferencias extremas entre la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Hasta el anuncio, pautado para la  noche del jueves, el Presidente pivoteará entre la flexibilización que empuja Horacio Rodríguez Larreta y el statu quo que plantea Axel Kicillof.

Instantáneas de los matices: a la misma hora que en Olivos Larreta detallaba su plan de apertura para niños y jóvenes, y running de trasnoche, Kicillof charlaba con expertos y alcaldes del conurbano sobre la necesidad de seguir sin cambios.

Fernández avala la tesis de “oxigenar” la cuarentena por el agotamiento social ante una medida que cumplirá 80 días. Serán, ya, dos cuarentenas.

Mirá también

Pero teme, en paralelo, un brote inmanejable: el miércoles hubo otro récord, 949 casos positivos, y volvió a puntear CABA como ocurrió, salvo el martes, durante todo mayo. El fin de semana, desde Olivos, un funcionario le dijo a Clarín una frase pavorosa: “Argentina no está exenta de las fosas comunes”.

A pesar de las maniobras de Fernández y las charlas entre Larreta y Kicillof, el claroscuro parece inevitable: el tramo de aislamiento que se extenderá hasta el 21 de junio tendrá distinta intensidad en la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

El Conurbano seguirá igual pero en CABA se sumarán comercios barriales y salidas recreativas y deportivas.

Durante el jueves, Fernández escuchará vía teleconferencia a los gobernadores que avanzan hacia la fase 4, la nueva normalidad.

Mirá también

“Estamos en postcuarentena”, suele decir el presidente y detalla que en gran parte del país se está muy cerca de la nueva normalidad. 

Con ese libreto, Santiago Cafiero reunió el miércoles a la noche en el CCK a ministros y asesores VIP del Presidente para hablar de la post pandemia. Algo de diván político, menú criollo de empanadas y cuadro de situación Covid-19 con un plus: empezó a explorar un imaginario presupuesto 2021.

Salvo la crisis en Chaco, y algunos sacudones en Río Negro, la pandemia está concentrada en el AMBA. Para salir del modo sanitarista, Fernández empezó una gira por las provincias. Este viernes irá a La Pampa y Neuquén, viaje porque el que anticipó para el jueves el anuncio de la extensión de la cuarentena.

El gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunieron el martes para hablar de la cuarentena en la Ciudad y el Conurbano.

Será una foto tripartita Fernández-Lareta-Kicillof y el anuncio se pautó para las 20 horas, en el huso horario albertista que se caracteriza por el delay.

En la charla con los gobernadores por teleconferencia, el Presidente pedirá que las provincias que no registran casos ni circulación comunitaria empiecen a elaborar protocolos para el regreso a clases.

Larreta, con un panorama epidemiológico más complejo, impulsa una idea similar: apurar un diseño del retorno de la escuela, aunque no esté en la agenda inminente.

“Ahora es imposible el regreso a clases: no está en análisis”, dijo a Clarín un funcionario porteño.

En el interior, Kicillof autorizará excepciones que incluirán las actividades deportivas. No lo permitirá para el Conurbano y, a priori, tampoco objetará que Larreta lo haga en la Ciudad.

En La Plata creen que esa medida, a diferencia de la apertura comercial que CABA pretende ampliar, no produce un aumento de la circulación.

Mirá también

Fernández -acompañado por Gustavo Béliz y Julio Vitobello- escuchó la posición de Larreta, que estuvo escoltado por su vice Diego Santilli, y sumó a la mesa a expertos en niñez para sumar argumentos a favor de su propuesta de aperturas.

Una de ellas es ampliar las salidas de los fines de semana y que se puedan hacer sin contemplar DNI ni límites. En Casa Rosada sostienen que esa apertura no generó inconveniente. 

En la ciudad, según un informe del Gobierno porteño, “hay alrededor de 760.000 niños, niñas y adolescentes” y para ellos proponen medidas de “oxigenación” por cómo los afecta la cuarentena.

Mirá también

El problema, para Kicillof, son aperturas comerciales en CABA que repercuten en el conurbano. Por eso, no está previsto abrir locales en vías comerciales, sino solo los barriales.

Por lo pronto, con los controles callejeros, la circulación se redujo casi 15 % en los últimos días. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment