Christophe Krywonis: “No hago un personaje, soy jodido en la vida”


Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri
2 de junio de 2020  • 01:31

Gracias a los realitys gastrónomicos, el francés

Christophe Krywonis

saltó de la cocina a la televisión. Inteligente y conocedor del formato (aunque asegura no ver televisión), Christophe construyó un personaje de villano que terminó siendo un imán para muchos, que solo ven

Bake Off Argentina

para escuchar sus devoluciones.

Invitado a

Bendita

, el panel conducido por Edith Hermida desde el estudio, y Beto Casella acuarentenado, quiso saber cuánto de realidad y cuánto de ficción hay en ese jurado ácido y poco compasivo, y la respuesta fue una sorpresa: ”

No hago un personaje, soy jodido en la vida, mi hija te lo puede decir. No me pagan para hacer otra cosa

. Soy jodido en la vida y en el trabajo, algo que está mal visto hoy en día. Te dicen que sos un negrero o un maltratador”.

En un breve recorrido por su historia, Christophe se animó a revelar cuál fue uno de sus peores papelones gastronómicos: “La primera vez que hice un asado fue en el año 92, para Domingo Cavallo y Terence Todman, que era el embajador de Estados Unidos.

Como yo no sabía, el jardinero me sacó las papas del fuego, y lo hizo él

“.

Al mismo tiempo y en una rápida relación de pensamiento, inevitable cuando se lo ve, también le dedicó unos minutos a la película

Ratatouille

, “Todos los que la han visto se han sentido identificados con ese momento en el que recordás el plato de la abuela o de quien sea, que te haya traído una emoción de joven. A mí me pasó en un viaje que hice a Uruguay a comprar un yogur de una marca muy conocida allá. Cuando lo probé era el yogur que comía en el campo, en la casa de mi abuela. Fue una cosa increíble.

Hay sabores que busco desde hace 50 años

. Recuerdo la masa de hojaldre de mi abuela, que estaba hecha con la manteca que hacía ella y la harina del pueblo. Nunca la encontré, pero la sigo buscando”.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment