Dos tórtolos, la despareja comedia de acción que llegó a NetflixEspectáculos 

Dos tórtolos, la despareja comedia de acción que llegó a Netflix


Issa Rae y Kumail Nanjiani en Dos tórtolos


Dos tórtolos


(Estados Unidos, 2020).

Dirección:

Michael Showalter.

Elenco:

Kumail Nanjiani, Issa Rae, Anna Camp, Kyle Bornheimer.

Duración:

86 minutos.

Disponible en: Netflix. Nuestra opinión:

buena

Las primeras escenas de esta película presentan a sus personajes centrales. En pocos minutos el director Michael Showalter (

Search Party

) logra convencer al espectador de que

Jibran (Kumail Nanjiani) y Lelaini (Issa Rae),

son una pareja interesante, divertida y sexy y también todo lo contrario. Desde la secuencia inicial que los muestra en el comienzo de su romance hasta aquella que anuncia que pasaron cuatro años desde esa primera noche, está claro que las cosas entre ellos ya no son lo que eran. Ahora viven juntos y discuten por todo.

A él le parece ridículo que ella piense que podrían participar y ganar el reality show

The Amazing Grace

cuando Lelaini no se puede apartar de su teléfono ni por un segundo. Y a ella la obsesión con la puntualidad, los planes de él y la actitud pretenciosa que usa como un escudo, la tienen harta. Ese intercambio furioso que exige de los actores un despliegue de su habilidad para la comedia funciona tan bien que cuando la historia se desvía de ese ida y vuelta entre ellos dos, resulta decepcionante.


Dos tórtolos

En el momento en que la comedia romántica con aires del sugénero de rematrimonio se convierte en una frenética película de acción, el guion escrito por Aaron Abrams, Brendan Gall y Martin Gero empieza a mostrar sus puntos débiles. Cuando Jibran y Lelaini, luego de ser testigos de un asesinato, asustados y en shock deciden buscar ellos mismos al asesino, toda la naturalidad del vínculo entre ellos se enfrenta a una situación inverosímil y ridícula detrás de la otra. El contraste entre esas dos líneas narrativas es tan marcado que en la grieta entre una y otra se pierden ideas interesantes. Como la decisión de hacer una sola referencia explícita y al pasar del hecho de que Lelaini es afroamericana y Jibran también es una persona “de color”, como dice un personaje que los denuncia cuando cree que son los culpables del asesinato pero , aclara, no lo dice por su color de piel sino porque son asesinos de verdad. El chiste apuntado a la corrección política y a los excesos cometidos muchas veces por Hollywood en nombre de la diversidad cultural y racial, pierde efecto por los enredos que vendrán después.

Claro que ni siquiera los evidentes problemas del guion -la escena en el granero es tan absurda que parece un sketch fallido de

Saturday Night Live

-, consiguen atenuar la química entre los protagonistas. Nanjiani, conocido por su papel en la serie

Silicon Valley

y por la gran comedia romántica

Un amor inseparable

(también dirigida por Showalter), aquí demuestra que puede interpretar un personaje a la vez pedante, algo cobarde y tierno, mientras que Rae, protagonista y creadora de la comedia de HBO

Insecure

, logra mostrarse tan graciosa como fuerte y vulnerable. Y así, cada vez que la película se deja de dar vueltas innecesarias y se concentra en Jibran y Lelaini es posible vislumbrar el film que

Dos tórtolos

podría haber sido y pero no es.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment