EE.UU. le envió otro mensaje a Alberto Fernández: su preocupación por la presencia de China en el paísPolítica 

EE.UU. le envió otro mensaje a Alberto Fernández: su preocupación por la presencia de China en el país

El gobierno de Donald Trump ya envió de manera contundente su mensaje a Alberto Fernández por la desconfianza que le generan las nuevas relaciones de Argentina con la Venezuela de Nicolás Maduro. Habrá que elegir entre democracias o dictaduras, dijo el principal asesor de la Casa Blanca Mauricio Claver-Carone, quién como él mismo expresó a este diario se fue sin asistir a la jura del presidente en disgusto por la presencia de un jerarca venezolano, sin previo aviso. Desde la Casa Rosada insisten igual con que Argentina quiere relaciones “maduras” con EE.UU. y que la necesidad de ayuda que enfrenta la economía no modificará su soberanía a la hora de elegir amigos. 

El canciller Felipe Solá con el embajador de China ante Argentina Zou Xiaoli.

Pero esta no fue la única señal desde Washington. Hay otro enemigo mayor de los Estados Unidos hoy, y es económico. Funcionarios estadounidenses ya le han hecho saber al nuevo gobierno argentino, como lo hizo en su momento con Mauricio Macri, que le preocupa la presencia China en sectores estratégicos de la región y por lo tanto en la Argentina. 

Tres son los sectores donde los chinos buscan pisar fuerte. Uno es petróleo y gas y de ello tuvieron su fuerte background en la misión que hicieron a Washington el nuevo titular de YPF, Guillermo Nielsen; y el nuevo secretario de Energía Sergio Lanziani.

Mirá también

Ambos participaron de la iniciativa “America Crece”, un seminario que se hizo en la capital estadounidense con presencia de distintos países. Pero además fueron atendidos por las primeras líneas de la Casa Blanca, donde los mensajes fueron claros sobre la rivalidad con China. Los argentinos insistieron a los inversionistas y funcionarios que Argentina es un país abierto a los capitales de los Estados Unidos y que de hecho, se los necesita. La joya, es claramente Vaca Muerta, que atraviesa una parálisis de actividades por la crisis. Y ya desde la administración de Barack Obama, Estados Unidos no quería compartir inversiones junto a rusos y chinos, que siguen dando vueltas al prometedor yacimiento neuquino.

Por otra parte, una petrolera china está fuertemente interesada en una de las concesiones de YPF. Si los estadounidenses no se apuran, la presencia será de otros.

En la Casa Blanca, Nielsen y Lanziani estuvieron con las autoridades de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos (AmCham) y con los mayores ejecutivos del sector energético. Pero ademas, participaron en forma directa el yerno de Trump, Jared Kushner, quien es uno de sus más cercanos asesores del presidente. Y estuvieron también los secretarios (ministros en Argentina) del Tesoro, Steven Mnuchin, y de Comercio, Wilbur Ross. Además, Claver-Carone,que siempre expresa el mismo mensaje, contra Venezuela pero también contra el refugio que le dio Argentina a Evo Morales. 

Mirá también

Los otros puntos de rechazo a la presencia china, es a la tecnología, al avance del 5G y de sus gigantes de la telefonía. Y por supuesto a los financiamientos en infraestructura. 

Se espera con el nuevo gobierno que, como ocurrió bajo la administración de Cristina Kirchner se produzcan nuevas avanzadas chinas en la economía argentina: ocurrió con las dos represas en Santa Cruz, una de las cuales no se llegó a firmar pero ahora se reactivaría, o la controvertida base lunar de Neuquén. Pero además, se especula con que el gobierno de Alberto Fernández finalmente firme su adhesión al llamado Belt & Road (o la nueva Ruta de la Seda) que la compromete en un gigantesco plan de inversiones en infraestructura, que empezó por Asia y busca expandirse por el mundo entero. Macri ya lo había oído, y si bien estrechó fuertemente sus lazos económicos con Beijing, nunca firmó el documento de la Belt & Road.

Mirá también

Aún falta definir quiénes serán los embajadores argentinos de esta administración en China y Rusia, donde tendrá alta injerencia la vicepresidente Cristina Kirchner. Para la primera misión está candidateado Sabino Vaca Narvaja, pero aún no tiene confirmación. Podría finalmente haber otro nombre para ese puesto. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados