Las retenciones son “un pedido de ayuda al campo”, afirmó Alberto FernándezEconomía 

Las retenciones son “un pedido de ayuda al campo”, afirmó Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández dijo este lunes que el aumento de los impuestos a las exportaciones agropecuarias constituyen “un pedido de ayuda al campo” y no “una medida contra el campo”. El aumento de las retenciones, tomado en el tercer día de la presidencia de Fernández, suscitó hace once años un fuerte enfrentamiento del sector cuando gobernaba Cristina Kirchner.

“Tenemos que entender dónde estamos, estamos en un país donde 4 de cada 10 argentinos es pobre, 12 de cada 100 argentinos no tiene trabajo, en donde creció el trabajo informal. “Tenemos que ver como ayudamos a la gente en ese marco”, dijo el presidente en una entrevista con Telefé Noticias.

“La primera regla es recuperar la solidaridad social y después ver de dónde sacamos los recursos para ayudar a esa gente”, afirmó y sostuvo: “No estamos aumentando las retenciones, estamos proponiendo la posibilidad de aumentar 3 puntos más las retenciones de soja, maíz y trigo. Pero con condiciones: discutirlo en la mesa del acuerdo social y que el 70% que se recaude de ese excedente vaya a la ANSES para reforzar la caja de los jubilados”.

“Las decisiones las vamos a tomar en conjunto”, dijo Fernández. “El sentido es tratar de poner en orden el desorden que hay en la economía argentina”. “Todos tienen que entender lo que estamos viviendo, es un pedido de ayuda al campo. No es una medida contra el campo, pero de todas formas los voy a escuchar, vamos a negociar, pero les pido solidaridad, tenemos que recuperarla”.

El decreto aplica parcialmente para el trigo, el maíz y carnes, que volverán al gravamen de 12%. Para la soja, el mayor producto de exportación, regirá un 30%. En ambos casos se llevaron las tasas al nivel que fijaba Macri en setiembre de 2018. Debido a “la grave situación por la que atraviesan las finanzas públicas, resulta necesaria la adopción de urgentes medidas de carácter fiscal”, justificó el gobierno.”Lo que hay que entender es que todos tenemos que hacer un esfuerzo, el campo también”, advirtió Alberto Fernández el domingo.

En un país donde el agreopecuario es el único sector que creció un 46% interanual en el segundo trimestre del año, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la medida provocó alarma en el sector agrícola, que ya había mantenido una fuerte disputa contra el gobierno de Kirchner cuando intentó fijar una tasa de 35% móvil, con protestas y bloqueos de ruta que tuvieron en vilo al país en 2008. “Esto no suma, no lo predispone bien al productor que se siente atropellado por un ánimo de revanchismo, que uno creía que estaba empezando a cicatrizar”, opinó Daniel Berdini, un productor de soja, trigo y maíz, que fue dirigente de la entidad Coninagro.

D.S.

Articulos relacionados