Los “freelancers” están obligados a pesificar sus ingresos y además, pierden un 7% con el tipo de cambioEconomía 

Los “freelancers” están obligados a pesificar sus ingresos y además, pierden un 7% con el tipo de cambio

La circular 6770 que emitió el Banco Central el 1 de septiembre pasado, en la que fija plazos estrictos para la liquidación de las divisas provenientes del comercio exterior, va mucho más allá, por ejemplo, de las grandes empresas exportadoras de granos, petróleo, gas o automóviles. Su incumbencia también alcanza a pequeñas empresas y hasta individuos que venden sus servicios a otros países.

Mirá también

En los últimos años se hizo muy común, por ejemplo, la venta de servicios informáticos (programación, sin ir más lejos) de personas que trabajan desde la Argentina para firmas de cualquier lugar del mundo. Los conocidos “freelancers” que gracias a internet tienen clientes en cualquier lugar del mundo.

Newsletters Clarín

Bolsillo | Las últimas noticias económicas y el análisis de Daniel Fernández Canedo.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Lo concreto es que estos freelancers, si tienen su cuenta bancaria radicada en algún banco local o en el exterior (declarada), no tienen escapatoria. A más tardar en cinco días hábiles deben transformar la divisa que percibieron por sus servicios en pesos argentinos, al tipo de cambio oficial.

Mirá también

La circular en cuestión dice que “los cobros de exportaciones de servicios deberán ser ingresados y liquidados en el mercado local de cambios en un plazo no mayor a los 5 (cinco) días hábiles a partir de la fecha de su percepción en el exterior o en el país, o de su acreditación en cuentas del exterior.” Como se ve, la circular menciona específicamente las cuentas en el exterior, declaradas, desde ya, que pudieran tener estos exportadores.

Mirá también

Si el exportador es una persona considerada “humana” (es decir, no una persona jurídica) podrá tener la opción de liquidar los dólares e inmediatamente volver a convertir los pesos que resulten de esa operación en dólares. Tiene un límite de compra de 10.000 dólares por mes. Eso sí: será una víctima del “spread” o la diferencia entre el precio comprador y vendedor del dólar en el mercado minorista.

Ayer, por caso, el Banco Central relevó que en los principales bancos se operaba a $ 54,918 comprador y a $ 59,065 vendedor. Es decir que este individuo venderá al banco 1.000 dólares a 54.918 pesos, y para volver a hacerse de 1.000 dólares deberá pagar 59.065 pesos. En el camino, perdió 4.147 pesos, o un 7,5 % de lo que le ingresó por la venta de sus servicios al exterior.

Articulos relacionados