El Gobierno y las “low cost” refuerzan la presión para revertir las restricciones al aeropuerto de PalomarEconomía 

El Gobierno y las “low cost” refuerzan la presión para revertir las restricciones al aeropuerto de Palomar

Mientras se espera que la próxima semana empiece a regir la restricción horaria en los vuelos nocturnos operados en el aeropuerto de El Palomar, el Gobierno y las empresas que operan en esa terminal aérea, Flybondi y JetSmart, salieron a redoblar la presión para que la justicia revierta la medida.

“Es un fallo que alienta el retroceso, no el progreso, no tiene ningún tipo de argumento ya que hemos presentado todo lo que la Justicia solicitó”, dijo ayer el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich desde esa terminal aérea.

Newsletters Clarín

Bolsillo | Las últimas noticias económicas y el análisis de Daniel Fernández Canedo.

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Escoltado por los CEOS Sebastian Pereyra, de Flybondi y Gonzalo Perez Corral, de JetSmart, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferrro,  y representantes de los empleados del aeropuerto, el funcionario se hizo presente en El Palomar para darle fuerza al pedido: “esperamos que se revierta la medida, porque tenemos un serio riesgo con la conectividad de las provincias”, dijo. 

“Esta restricción horaria es inédita y no existe en ningún aeropuerto del país”, según el funcionario, convencido de que “cada vez más los aeropuertos están metidos en las ciudades”. De este modo, si la medida judicial que prohíbe los vuelos nocturnos permanece como hasta ahora, tanto Flybondi como JetSmart deberían reprogramar sus vuelos dejando afuera rutas y poniendo en peligro frecuencias aéreas a doce destinos.

Según los empresarios, la restricción a los vuelos (entre las 22 y las 7 de la mañana) que dictaminó la jueza federal de San Martín, Martina Isabel Forns, afecta la ecuación económica de las líneas aéreas, las que deberán restringir sus operaciones y ceder frecuencias. También generará la pérdida de miles de puestos de trabajo directos e indirectos, argumentan.

Según Dietrich, “el 80% de los vecinos está contento con el aeropuerto”. Pero “la realidad de todos (las empresas, los empleados y los funcionarios) está desconectada de un militante, un denunciador serial” que logró la medida judicial favorable. Se refirió así al abogado Lucas Marisi, titular de un “colectivo” que bautizó “Stop Flybondi” ante la jueza Forns.

Según el ministerio de Transporte, “la decisión infundada de suspender los vuelos nocturnos afecta: el funcionamiento de un aeropuerto con ​619 empleados​”.

También, “afecta a un millón y medio de pasajeros, quienes tienen proyectado, hasta marzo volar en esos horarios”. Complica la conectividad federal del pais, ya que “mata rutas y frecuencias a ​12​ ​destinos: Asunción, Bariloche, Córdoba, Iguazú́, Mendoza, Neuquén, Salta, Brasil, Tucumán, Jujuy, Posadas y Trelew”, señaló la cartera en un comunicado.

El revés judicial, según Transporte, también altera “los planes de inversión y expansión de dos compañías de bajo costo y  la generación de nuevos empleos por la llegada de nuevas aeronaves, y la operación de nuevas rutas”. Por caso, en el Palomar, está en marcha un proyecto de una nueva terminal, que prevé una inversión de más de $580 millones para 2019 y más de $556 millones para 2020.

Ayer, en el concurrido aeropuerto, donde históricamente se operaron vuelos militares, el tema del inminente cese de las operaciones nocturnas era excluyente. Más de 350 trabajadores del aeropuerto junto a vecinos de la zona se manifestaron “para impedir el cierre de la fuente de trabajo y el despido de 1.000 empleados”, comunicaron. Adrian Ceballos, mecánico inspector de mantenimiento de Flybondi, dijo que “esta decisión judicial carece de fundamentos técnicos porque existen varios informes de impacto ambiental que lo habilita”.

Si bien tanto la ANAC como el Ministerio de Transporte apelaron la medida judicial que impone la restricción horaria a partir del 26 de septiembre, ahora la decisión está en manos de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martin. Esta deberá decidir no sólo la cuestión de fondo sino también si la medida comenzaría a aplicarse hasta que eso suceda.

Articulos relacionados