Juan Cyterszpiler: el hijo del primer representante de Maradona triunfa como manager en los esportsTecnología 

Juan Cyterszpiler: el hijo del primer representante de Maradona triunfa como manager en los esports

La última Liga Latinoamérica del videojuego League of Legends (LoL), uno de los juegos de esports (deportes electrónicos) más jugados en forma activa en el mundo, culminó con el bicampeonato del equipo argentino Isurus Gaming, quien se ganó el derecho de representar a la región en la etapa previa del próximo mundial Worlds 2019 que se realizará en París, Francia. Junto al CEO de la organización, Facundo Calabró, otro de los actores claves detrás de ambos logros proviene de los deportes “reales” y cuenta con un apellido que habla por sí mismo: Juan Cyterszpiler, de 28 años. Hijo del mítico Jorge, el primer representante de Diego Armando Maradona.

Este abogado especializado en derecho deportivo comenzó a vincularse con su actual tarea de COO (director de operaciones) y director deportivo desde 2011. Con el auge del gaming en las plataformas de streaming -YouTube y Twitch, a la cabeza- que se materializó en los esports, los videojuegos más populares registran niveles de audiencias incluso superiores a grandes eventos deportivos tradicionales, como el caso de la final de la NBA. En total son más de 300 millones de personas que siguen de forma habitual estas competiciones.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Si bien no terminaba de dimensionar lo grande que era el mundo de los esports, sabía que causaba furor en Corea del Sur y Europa, y le propuse a mi viejo comenzar a explorar este mundo. Mi papá estaba en un momento bastante complicado de su vida y pensé que con un proyecto como este podía sacarlo adelante“, le contó a Clarín.

Cyterszpiler padre murió en mayo de 2017. “Después de su fallecimiento, los organizadores de la final regional de ese año entre Isurus Gaming y KLG me invitaron a ver el espectáculo que habían montado en el DirecTV Arena y dije: ‘Este es el futuro’. Lo había vivido en carne propia. A la par empecé una maestría en esports y a comprender que esto era mucho más que una competencia de videojuegos“, acotó.

Juan Cyterszpiler alzando la copa de la última Liga Latinoamérica del videojuego League of Legends (Isurus Gaming)

Por aquel entonces, Calabró, a quien considera “un hermano”, lo incluyó en el equipo y confió en su proyecto. “Le propuse un plan de acción para implementar en Isurus y me dijo que arranque. Para mí era difícil posicionarse en un sector complejo de entrar, donde todos se conocen y que también depende de tus conocimientos para que el resto te acepte. Sabía que dependía exclusivamente de los resultados y por suerte se dieron, pero tenía cierto miedo de no poder lograr lo que me había propuesto”, reflejó.

Mirá también

“Estaré siempre agradecido a Isurus y a Cala (NdR: Facundo Calabró). Ellos me han dado todas las herramientas para poder desempeñarme en paralelo con mi profesión. Entiendo también que en un sector donde falta inversión económica apostar por uno es muy fuerte”, aseguró.

Juan Cyterszpiler (izq.) y Facundo Calabró, los “cerebros” detrás del equipo argentino Isurus Gaming.

Como muchos jóvenes, Juan pasó horas jugando Counter Strike, Diablo 2 y FIFA en la consola Nintendo 64 o su primera computadora. Una época en que para muchos chicos los videojuegos representaban un mero entretenimiento, en su caso fueron su gran compañía.

“Me tocó vivir una vida muy complicada en la que tuve que criarme solo en varios aspectos, y el cine y los videojuegos eran mi forma de escapar de la realidad. A la par estaba el fútbol, claro, con todo lo que mi padre creó en torno a Maradona y su historia. Por así decirlo, mis compañeros fueron de un lado la pelota y del otro un joystick“. Y agregó: “Funciono de una manera rara. Soy fantasioso, como mi viejo, pero cuando me comprometo voy hasta el final. Mi vida siempre fue así: siempre viví superando adversidades“.

Juan con su padre, el recordado representante de Diego Maradona, en Río de Janeiro, durante el Mundial 2014.

Al igual que un manager deportivo de fútbol, Juan Cyterszpiler supo trasladar parte del talento y la experiencia heredada de su padre para desarrollar un plan integral en Isurus Gaming. Parte de este trabajo se vio cristalizado en el subcampeonato que obtuvieron las Inferiores en la Liga Máster Flow de League of Legends, el torneo argentino del videojuego que organiza la Liga de Videojuegos Profesional (LvP).

Mirá también

“Me focalicé en la experiencia de mi papá cuando hizo la convocatoria de jugadores y me contaba lo que significaba ser jugador profesional, principalmente de Inglaterra y Alemania, donde la estructura de buscar jugadores tiene un enfoque global que se concentra en las distintas áreas de jugador, no solo en lo deportivo. Hay que tener una percepción, eso que te dice ‘Es él’ y que era increíble en mi papá. Eso que lo hace distinto al resto y se lo puede explotar al máximo”, dijo.

En paralelo a la parte técnica, su proyecto en Isurus Gaming insta a que sus jugadores desarrollen juegos creativos más allá de la práctica habitual de un videojuego. También trabajan el pensamiento lateral del cerebro y fomentan la parte académica, incluso los incitan a que realicen otras actividades que terminan de beneficiarlos su rendimiento.

Juan Cyterszpiler y Martín Demichelis, en la época que era representado por su padre Jorge.

“Los padres generalmente tienen una mirada negativa de todo esto, pero nosotros no sólo apuntamos al juego sino que trabajamos también en la parte educativa, psicológica, en todo el sentido. El jugador acá puede estudiar y llevar adelante esta tarea hasta que le toque decidir su futuro, como sucede en el fútbol”, remarca Juan Cyterszpiler.

“En algunos puntos entendí que los esports son muy diferentes al deporte tradicional, hay un sentimiento diferente de comunidad. Si bien comparten aspectos como los estadios o la hinchada, acá hay una unidad diferente que hay que saber entender y conformarla. Los jugadores tienen otro contacto con su público, interactúan constantemente, y eso hay que saber llevarlo”, dijo.

Maradona y Jorge Cyterszpiler, a principios de los 80. (Archivo)

Tras el bicampeonato que obtuvieron a fines de agosto en Chile, Isurus Gaming viajó a Corea del Sur -la cuna de los esports- para realizar lo que se conoce como bootcamp, que el momento de entrenamiento de los equipos para llegar de la mejor forma a una competición importante. En este caso, la preparación estará enfocada en la fase play-in que se disputará en Berlín (del 2 al 5 de octubre) y que sirve de filtro antes de la fase de grupos del próximo Mundial de LoL. “Esperamos poder pasar la clasificatoria y demostrar al resto de las regiones del mundo que nosotros pudimos superar esta barrera y que vamos a dejar todo para lograrlo”, destacó.

Mirá también

“Tenemos contactos afuera que hemos armado y que junto con el cuerpo técnico vamos diagramando los rivales. En esta industria depende cuánto tiempo estás y los contactos que tenés.También te da un plus el renombre de los jugadores con los que contás. Lo bueno y lo lindo de este sector es que uno se gana el respeto, no es que vengo y digo ‘Soy tal’. En este sentido, los esports son como el potrero: salí a la cancha y demostrá quién sos”.

Articulos relacionados