La economía china se prepara para la era del 5GEconomía 

La economía china se prepara para la era del 5G

Huawei prevé que así como a la Internet móvil 3G le tomó 9 años alcanzar los 500 millones de usuarios — y 6 años a la 4G—, la 5G, cuya tecnología y desarrollo lidera en el mundo, lo haría en 3 años, para trepar a 700 millones de navegantes en 2025, que serían más de 1.000 millones en 2030, con el agregado de que más de 40% de ese total correspondería a China.

La República Popular tiene ya en funcionamiento 350.000 estaciones 5G; y Huawei afirma que construirá más de 200.000 usinas 5G en el mundo en los próximos 3 años. En la economía digital china (40% del PBI en 2020/US$6,9 billones) la 5G la incrementaría en US$2.1 billones en 5 años (2020/2025); y la industria high tech tendría un alza en valor de US$900.000 millones en este periodo, que alcanzaría a US$1.5 billones en valor agregado al sumar la industria automotriz, la manufactura y la salud.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La economía digital crece 12,2% anual en la República Popular, el doble que el PBI nominal (+6,4% en 2018), y con la proliferación de la 5G la tendencia se acelera. En la economía primaria (agro/minería), el valor agregado ascendió a US$90.000 millones en 2018; y en la terciaria (servicios) alcanzó a US$1.8 billones (8.5% del PBI), mientras que en la secundaria (industria) trepó a US$1.3 billones (6,9% del PBI), pero con un aumento de 15,1% anual, que es un indicio claro de lo que sucede con la mejora cualitativa que está experimentando la manufactura china.

La industria robótica alcanzó una producción en valor de US$110.000 millones en 2018, con un alza de 13,82% anual. China es ya el primer mercado robótico del mundo, pero sólo tiene 7 robots por cada trabajador mientras que son más de 110 por operario los de Corea del Sur. En este cuadro hay que colocar lo que significa la generalización del uso de la 5G en la economía de la República Popular.

La 5G tiene una banda ancha de 200 megabytes, que le otorga una potencia 100 veces superior a la 4G, con una latencia (pausa entre señales) que es 1/10 de las actuales: virtual instantaneidad.

Mirá también

La absorción de la 5G por la economía digital acelera (intensifica) en más de 40% sus niveles actuales; y el ritmo con que se produce este extraordinario salto de productividad depende sólo de la velocidad de su generalización.

En términos globales, esto equivale a una intensificación de más de 40% en la revolución tecnológica del procesamiento de la información, que es la estructura básica creada por la revolución de la técnica que ha permitido el despliegue de la globalización en las últimas 3 décadas. También es sinónimo de que la integración mundial del capitalismo, que es el fenómeno central de la época, se profundiza y acentúa con un ritmo vertiginoso.

La 5G se convierte en el instrumento privilegiado de canalización de la Inteligencia Artificial; y desata por lo tanto una nueva oleada de innovaciones, probablemente la mayor de la historia del capitalismo.

La interconexión Big Data/5G se constituye en el núcleo de la nueva revolución industrial en la década del 20, que es el proceso de digitalización e integración forzada de la manufactura y los servicios: la conversión de todo lo binario en digital.

Más de 50% de la Big Data global residiría en “la nube” o “cloud computing” en 2025, y sería 80% en 2030. En ese periodo, la Big Data china crecería 30% por año a ritmo actual; y tendría una magnitud superior a la de EE.UU./Unión Europea, y el “Resto del Mundo” sumados.

Mirá también

EE.UU. es el primer país en la historia del capitalismo cuyo PBI supera US$20 billones (US$21.6 billones en 2019), mientras que el producto chino asciende a US$13.6 billones, y se expandió US$1.4 billones en 2018 (como la economía de Australia).

El PBI de la República Popular es 66,5% del norteamericano (medido en dólares constantes), en tanto que era menos del 10% en 1978: ha crecido 35 veces en los últimos 40 años; y el PBI per cápita (US$10.000 anuales en 2018) es 1/6 del estadounidense (US$67.517 anuales). Esto implica que el ingreso por habitante de China puede aumentar 6 veces más con relación a los niveles actuales en los próximos 15 años.

Mirá también

La comparación entre los dos países hay que colocarla dentro del siguiente contexto histórico: el PBI chino era 1,8% del PBI global en 1978, cuando Deng Xiaoping abrió la economía del país y la volcó al capitalismo; y ahora es 15% (EE.UU. es 25% del PBI global en 2019).

La diferencia a favor de EE.UU. está en la fuerza de sus instituciones, en el “capital humano” acumulado en los últimos 200 años, y en el vigor sin límite de su impulso capitalista (“EE.UU. es el primer país capitalista del mundo sin pasado feudal”, Marx/Engels/1857/Grundrisse).

Pero China, con sus 5.000 años de historia estatal ininterrumpida, se acerca y converge aceleradamente con el primer país capitalista del sistema mundial, expresión del “Nuevo Mundo” con solo 300 años de historia.

Esta es la forma en que se escribe la historia del mundo en la primera parte del siglo XXI. Sus trazos son nítidos; y los participantes privilegiados de esta nueva fase de la historia mundial — EE.UU. y China— son las superpotencias de la época. Hay un acto de justicia histórica en esta constatación.

Articulos relacionados