Roberto Lavagna cree que la polarización se rompió y apunta a un mayor caudal de votos en octubrePolítica 

Roberto Lavagna cree que la polarización se rompió y apunta a un mayor caudal de votos en octubre

En plena crisis cambiaria, la imagen positiva de Roberto Lavagna creció. Para el equipo de Consenso Federal es una ratificación de que la postura “moderada y propositiva” que el economista mantuvo en medio de la turbulencia cambiaria es la correcta y ahondarán en esa línea en la nueva etapa de la campaña.

Con la tesis de que “la polarización se rompió” en las PASO -por la amplia diferencia que Alberto Fernández le sacó a Mauricio Macri- Lavagna buscará traducir esa imagen positiva en un mayor caudal de votos.

Camino a las elecciones

Lo que tenés que saber hoy del oficialismo y la oposición.

De lunes a viernes

Recibir newsletter

El ex ministro reaparecerá este sábado en el programa de Mirtha Legrand -donde iba a estar hace 15 días pero la producción lo bajó por el ministro Hernán Lacunza- y a modo de relanzamiento encabezará la semana que viene una jornada de trabajo con los candidatos de todo el país. “Va a ser un encuentro nacional con mesas temáticas, la situación no está para actos”, recalcan en el lavagnismo.

Mirá también

Puertas adentro ya se prepara para el debate presidencial, un evento al que el lavagnismo le pone fichas. Creen que es una instancia que le permitirá destacarse “con ideas y propuestas”, en medio de la pelea que, se espera, protagonizarán Macri y Fernández.

Somos la única fórmula que hizo propuestas y muchas ya fueron tomadas tanto por el oficialismo como por la oposición”, dicen en relación a la baja del IVA en alimentos que instrumento el Gobierno o la emergencia alimentaria, un tema que los movimientos sociales y el kirchnerismo levantaron como bandera estos días.

“La crisis potencia a Lavagna”, reconocen en Consenso Federal. En este contexto, explotarán su perfil de “piloto de tormenta”. “Experiencia”, “confianza”, “responsabilidad”, son los conceptos que quieren reflejar en los spots, que grabarán en las próximas semanas.

Esas cualidades se las reconocen, aunque con intenciones dobles, algunos de sus principales competidores. Entre ellos, Alberto Fernández, que ya dijo públicamente: “¿A quién no le gustaría tener a Lavagna de ministro de Economía?”.

Por eso, parte de la estrategia lavagnista será reforzar un concepto casi gramatical: “Lavagna presidente”. “Hay una operación para instalar Lavagna ministro”, se quejan.

El economista ya empezó a recalcarlo en sus redes: “Nuestra meta con Juan Manuel Urtubey es llegar a la Presidencia y conducir la Argentina para superar tantos años de fracaso. No otra”, escribió en Twitter este viernes.

Las esperanzas lavagnistas se basan en la tesis lavagnista que indica que la noche del 11 de agosto “se rompió la polarización” y que la diferencia de 15 puntos entre los principales contendientes dicen, echa por tierra la teoría del “voto útil” que tanto los perjudicó en las primaras.

Mirá también

Con esa premisa, la fórmula de Lavagna y el salteño Juan Manuel Urtubey pretende captar más votos: sostienen que Cambiemos va a caer y que ellos pueden crecer con parte de sus votantes. Incluso buscan se entusiasman con el apoyo de personas que en agosto votaron al Frente de Todos pero no por convicción sino en rechazo a Macri y “frente a la situación irreversible”, optarán por Consenso Federal. 

Articulos relacionados